Salud reacciona ante el desorden en puestos de vacunación y dice que inmunizará solo a quienes tengan cita

Desinformación, falta de vacunas y cierre de centros imperan en el proceso de vacunación en Guatemala.

Muchos guatemaltecos buscan ser vacunados contra el coronavirus, aunque para eso tengan que hacer largas filas. (Foto Prensa Libre: Élmer Vargas)
Muchos guatemaltecos buscan ser vacunados contra el coronavirus, aunque para eso tengan que hacer largas filas. (Foto Prensa Libre: Élmer Vargas)

“No es culpa del presidente que las personas no se registren, porque tienen miedo de vacunarse. Hay gente que critica que no tenemos vacunas, pero ¿qué porcentaje de la gente se ha ido a vacunar? El porcentaje de personas mayores de 70 años es demasiado bajo, no porque no haya vacunas, sino porque han tomado la opción de no querer (vacunarse)”, dijo el 27 de mayo último el presidente Alejandro Giammattei.

Los días han pasado desde esas declaraciones y el proceso de vacunación en Guatemala continúa siendo un calvario para miles de personas, pues la desinformación ha hecho que muchas se aglomeren en busca del medicamento.

Desde que se arrancó con el proceso de vacunación, el Gobierno ha cambiado de discurso en varias oportunidades. En algún momento, las autoridades de Salud abrieron la puerta para que el único requisito para vacunarse fuera haberse registrado en el sistema y no contar con una cita previa.

También lea: “Esto es un relajo”: varias personas narran la desesperante situación que enfrentan para vacunarse contra el covid-19 en Guatemala
 

Sin embargo, eso no se aplicaba en todos los centros de vacunación y empezó a generar confición entre los guatemaltecos, muchos de los cuales optaron por ya no inocularse.

Una muestra de ese descontrol quedó en evidencia el jueves recién pasado luego de que se anunciara el inicio de la vacunación de personas mayores de 50 años, por lo que se vivió un verdadero caos en varios centros de vacunación de la capital.

Por lo anterior, las personas abarrotaron los centros de vacunación en busca de la inmunización, lo que ocasionó largas filas, desorden, desinformación y hasta el cierre de algunos de esos lugares por falta de vacunas.

Sin embargo, este viernes 11 de junio, el Ministerio de Salud anunció por medio de un comunicado que solo se vacunará a las personas que tengan cita, la cual se programa por medio de un mensaje de texto enviado al número de teléfono que se anotan durante el registro.

También lea: Comienza proceso de vacunación para mayores de 50 años en medio de colas, desinformación, falta de vacunas y cierre de centros
 

“El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social recuerda a la población guatemalteca que el registro previo es un requisito fundamental para acceder al servicio de vacunación contra el COVID-19. A partir de la presente fecha, no se atenderá a personas que no hayan cumplido con este requisito hasta que completen su proceso de inscripción en el sistema”, refiere el documento.

Agrega que: “Las personas de 50 años o más que deseen ser vacunadas, pueden registrarse por medio de la plataforma digital www.vacuna.gob.gt o en los centros comerciales donde encuentran quioscos de registro habilitados. Esta medida permitirá devolver el orden al proceso de vacunación y poder brindar a todos una atención de calidad”.

“Registrate, espera el mensajito de texto y vacúnate”, refiere el comunicado; sin embargo, una de las quejas recurrentes en los puestos de vacunación por parte de los pobladores es que dice mensaje nunca les llegó.

También lea: Miguel Ovalle, presidente del Anam, vuelve a dar positivo a covid-19
 

Eliú Mazariegos, director General de Servicios de Salud, reconoció durante una citación en el Congreso, que tuvieron inconvenientes con el registro de información desde que se puso en marcha la campaña para vacunar al personal de primera línea, pues hubo personas que sin ser del área de Salud fueron inmunizadas, ya que la debilidad en el sistema permitió que se inscribieran.

El caos fue más evidente cuando personas de la tercera edad hicieron, durante horas, largas filas en los puestos de vacunación, pocos lo lograron, otros se fueron a casa sin la anhelada protección contra el coronavirus.