Seis de cada 10 guatemaltecos están expuestos a los estragos de las lluvias

Seis de cada 10 guatemaltecos vive en áreas expuestas a peligros por lluvia. Solo en la capital, alrededor de medio millón de personas viven en áreas que no deberían ser habitables por los altos riesgo de derrumbes o inundaciones, entre ellas áreas de la zona 7 donde el pasado jueves cuatro menores fueron arrastrados por un río de aguas negras.

Durante  la época de lluvias los deslizamientos son frecuentes en los asentamientos humanos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante la época de lluvias los deslizamientos son frecuentes en los asentamientos humanos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Guatemala es el cuarto Estado con mayor vulnerabilidad al cambio climático en América; los tres anteriores son islas, por lo que por territorio de Guatemala es el primero en área continental, lo que obliga a las autoridades, principalmente municipales, a atender de manera específica a la población que vive en terrenos vulnerables.

Petén e Izabal son, principalmente, los departamentos con más alto índice de vulnerabilidad, aunque David de León, vocero de la Conred, no descarta que riesgos similares se corran en otras regiones urbanas debido al colapso de los sistemas de drenajes.

De León explicó que, si bien las zonas más propensas a inundaciones son las que se encuentran a orillas de ríos y lagos, el problema puede afectar también a ciudades y cascos urbanos, debido a la deficiente red de alcantarillado en algunos lugares y a que las personas botan desechos sólidos en las calles.

El Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) anunció que este jueves 15 comenzó la segunda parte de la época de huracanes y lluvias, por lo que se avisó a los cuerpos de socorro para que estén alerta, ante las emergencias propias de la época, indicó De León.

Solo en el departamento de Guatemala viven unas 500 mil personas en zonas que son consideradas no habitables y que de este grupo, 200 mil viven en 320 asentamientos que se ubican dentro del municipio de Guatemala, y que en la mayoría han ocurrido deslizamientos de mayor y menor grado.

El vocero de la Conred informó que hasta el momento se han detectado 10 mil 51 puntos de riesgo en el país, entre los cuales se han identificado algunos ya muy conocidos como La Catarata, en el kilómetro 144.5 en la carretera que conduce a Panajachel, Sololá; en el Cerro Lec en el kilómetro 113.5 de la ruta entre San Andrés Semetabaj y Panajachel.

El portavoz dice que las áreas donde ocurren más inundaciones son las regiones de la Costa Sur, Panzós, Alta Verapaz;  Izabal y Petén. “En la actualidadd, en donde hemos tenido emergencias son áreas específicas de  Suchitepéquez, Retalhuleu y costa de San Marcos, porque en los suelo hay abundante agua”, explicó De León.

Eluden obligación

Edy Cifuentes, experto en temas municipales, afirma que pocos alcaldes le ponen atención al tema de la Gestión de Riesgo y que, incluso,  el tema ni siquiera aparece en sus Planes operativos anuales, porque  para la mayoría de los funcionarios electos, la inversión en el tejido social, simplemente, es secundario,  cuando debería ser lo primordial. Se ha deshumanizado el servicio público”, afirma.

Cifuentes considera que los jefes ediles únicamente convierten las corporaciones ediles en instituciones reactivas cuando sucede una tragedia, porque “la  prevención la ven como algo no redituable, ni económica ni políticamente2 o sea que no les trae ningún beneficio a sus intereses.

Cifuentes expone que a pesar de la obligación que tienen las municipalidades de organizar y mantener sistemas de prevención ante el riesgo que representan los desastres naturales, especialmente las lluvias son ciclos periódicos, deberían de programar mayores recursos en sus planes municipales para el abordaje de este tema en esta época.

Falta ordenamiento territorial

Edwin Garzona, representante regional para Centroamérica y México del servicio mundial de Iglesias, que se dedica al apoyo de personas en situación de vulnerabilidad, opina que los grupos humanos construyen en lugares peligrosos porque en el “país no existe una política de ordenamiento territorial ni de vivienda, las cuales deberían de existir para evitar los asentamientos de pobreza.

Garzona considera que en la mayoría de los casos las personas están conscientes de que el lugar que habitan es riesgoso, pero “creen que no es tan latente y que pasará un tiempo” para que suceda una emergencia.

Considera que en otros casos tienen responsabilidad las constructoras, pues no hacen estudios de impacto ambiental o no avisan a los compradores de los riesgos que significa asentarse en el lugar.

Los riesgos del país

Guatemala enfrenta siete riesgos naturales por su ubicación geográfica, de los cuales cinco son catalogados con probabilidad alta.

Los principales son las inundaciones por ríos, seguido de sismos o terremotos, huracanes, erupciones volcánicas y deslizamientos de tierra, según la clasificación de Piensa en Peligro, una herramienta desarrollada por el Fondo Mundial para la Reducción de Desastres y la Recuperación (GFDRR, en inglés), utilizada para monitorear la vulnerabilidad de los países y brindar asistencia.

También menciona la escasez de agua e inundaciones en zonas costeras, como riesgo con probabilidad mediana.

Notas relacionadas:

>Cómo es vivir junto al Santiaguito, el volcán de Guatemala que hace erupción casi cada hora desde hace más de 90 años

>Deslizamientos ponen en riesgo a vecinos de un sector de la zona 5 de Villa Nueva

>Deslizamientos ponen en riesgo a vecinos de un sector de la zona 5 de Villa Nueva

0