Semáforo covid-19: Guatemala tiene 300 municipios en rojo y expertos explican por qué el escenario podría ser peor

Expertos señalan que Salud hace una mala interpretación de los datos del Semáforo de alertas covid-19 y que también carece de otra información importante.

Publicado el
Mejorar el sistema de alertas ayudará a mejorar la respuesta sanitaria, según expertos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mejorar el sistema de alertas ayudará a mejorar la respuesta sanitaria, según expertos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En julio pasado el semáforo covid-19 cumplió un año, fue una herramienta diseñada entre el ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) con la desaparecida Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid).

Se trata de un mapa que muestra,  bajo los colores rojo, naranja, amarillo y verde, qué tanta incidencia tiene la pandemia sobre cada uno de los 340 municipios de Guatemala.

La reciente actualización presentada a penas el viernes 17 de septiembre y que regirá por las próximas dos semanas identifica a  300 municipios bajo alerta roja, 31 en naranja, nueve en amarillo y ninguno en color verde.

Apenas hubo una disminución de cinco municipios que dejaron la alerta roja en comparación a la actualización sanitaria anterior. Actualmente, el 88.23% de todo el territorio nacional ha cedido espacio a la pandemia.

El monitoreo y recomendaciones que hace esta herramienta, a criterio de expertos, no está incidiendo en una forma oportuna para el combate de la enfermedad, por lo que han pedido desde hace meses hacer cambios en el semáforo covid-19.

Esas sugerencias no fueron escuchadas por la antigua ministra Amelia Flores, pero la Ley de Emergencia Sanitaria que aprobó el Congreso el pasado lunes abre las puertas para que este sistema de alertas sea modificado.

La normativa explica en su artículo 32, inciso siete, que el ministerio de Salud tendrá que hacer las actualizaciones correspondientes al semáforo, para que así los datos sean más confiables.

Instituciones que han monitoreado el paso de la pandemia por Guatemala opinan que es urgente que el semáforo cambie. Sin embargo, saber qué tantas modificaciones habrá será algo que estará bajo la decisión del nuevo ministro de Salud, Francisco Coma.

Los cambios

Como primera idea, tanto Laboratorio de Datos como el Observatorio Nacional de Salud opinan que la leve disminución de casos que muestra el semáforo covid-19, no se tiene que traducir a relajamiento de las medidas.

“Hubo una disminución relativa pero eso para nada quiere decir que ya vamos saliendo de esta ola. Falta todavía bastante, porque seguimos teniendo el doble de casos del pico que tuvimos el año pasado. Creo que con estos que pasaron de rojo a naranja, hay que tener cuidado, no podemos tener una falsa percepción de seguridad que ya podemos relajarnos y que vamos saliendo”, señaló óscar Chávez, analista del laboratorio.

Quien considera que el principal problema es la mala interpretación que Salud le da a las cifras, ya que pueden incidir a conveniencia en el color de un municipio porque la taza de contagios se va a medir por el número de pruebas que se hagan.

“Hay que eliminar esa parte de que las pruebas sirvan para bajar el nivel de riesgo, quizás habría que actualizar los rangos y reevaluar los límites para que un municipio pase de un color a otro. Luego habría que ver qué otro tipo de información colocar a tiempo. En otros países se incluye la ocupación hospitalaria, eso podría ser interesante”, argumentó.

Por su parte el epidemiólogo José Ortiz, titular del Observatorio Nacional de Salud, destaca que otro elemento a considerar es clasificar qué tantas pruebas son de pacientes nuevos y cuántos son de personas que aún no han superado la enfermedad.

“El sistema de alertas tiene que ser más ágil, hacer una distribución homogénea de todas las pruebas que se hagan a nivel nacional. Lo que tiene que hacer el MSPAS es colocar los casos como nuevos y no a la gente que se enferma, se repite la prueba y vuelve a salir positiva y lo toman como nuevo. Otra cosa: ¿cuántos tamiza el Ministerio y cuántos la iniciativa privada? Se vería quién hace más esfuerzos por tamizar gente”, señaló.

Esperan apertura

La forma en que el semáforo covid-19 traduce la pandemia no es la mejor, a decir de las fuentes, ya que se necesita mostrar otros detalles como la ocupación hospitalaria para demostrar que tan complejo es en un municipio o departamento la enfermedad.

Tanto Chávez como Ortiz están abiertos a conversar con las autoridades del MSPAS ahora que el Congreso autorizó una reforma al sistema de alertas, esperarían que el nuevo ministro acepte sugerencias e intercambios de ideas, que afirman no fue posible con la anterior ministra de Salud.