Sequía afecta a más de 500 mil personas y no hay fondos para atenderlas

Las autoridades indican que la canícula prolongada afecta a más de medio millón de personas en el país y que no hay fondos para atender la emergencia, por lo que el Ejecutivo analiza decretar un estado de Calamidad.

La sequía ya afecta a más de medio millón de personas en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La sequía ya afecta a más de medio millón de personas en el país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Juan Carlos Carías, titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán), informó que la canícula prolongada ha afectado hasta el momento a más de 100 mil familias que se encuentran en riesgo de inseguridad alimentaria.
 


El funcionario explicó que las familias afectadas han tenido la pérdida de sus siembras de maíz, frijol y algunas hortalizas. Señaló esto provoca que los agricultores no puedan tener cultivos para vender ni para consumir.
 
Las poblaciones más afectadas están ubicadas en Jutiapa, Jalapa, Chiquimula, Zacapa y Santa Rosa, pero también están siendo afectadas algunas comunidades ubicadas en San Marcos, Quiché, Baja Verapaz e incluso Guatemala.
 
Carías indicó que por las 100 mil familias se estima que hay más de 500 mil personas, ya que se toma como base que cada familia tiene como promedio cinco integrantes según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
“Tenemos en gran parte del país agricultura de subsistencia lo cual nos da vulnerabilidad a que los cultivos tengan dificultades”, señaló el secretario.

Sin fondos

Carías fue consultado sobre el seguimiento que se le dará a la emergencia y cuántos fondos hay disponibles para la atención.

Lea también: Centroamérica pide ayuda internacional por efectos de sequía

“Tenemos que considerar planes alternativos a la programación normal, estamos supeditados a la aprobación del presupuesto del Congreso y debemos considerar otras alternativas para atender esta emergencia”, respondió el funcionario.
 
Resaltó que no hay recursos contemplados para una emergencia dentro del presupuesto vigente de atención a la seguridad alimentaria
 
“Recursos para la emergencia no están contemplados dentro del presupuesto. Para una emergencia como tal dependeríamos de alguna aprobación luego de un planteamiento del Congreso, por lo que es probable sea necesaria una ampliación”, aseguró Carías.
 
Carlos Vidal, viceministro del Ministerio de Desarrollo Social, aseveró que se realiza un diagnóstico a nivel nacional pues se tienen más de 25 días seguidos de canícula y posiblemente siga.
 
“En este plano el Ministerio de Desarrollo Social entra ya sea para transferencias monetarias condicionadas o bien analizar apoyar en temas de alimentación con raciones o bolsas d comida, pero esto dependerá de la coordinación que ya dirige el Maga y Sesán”, afirmó  el viceministro.

Lea también: Disponibilidad del agua será cada vez menor, revela estudio

Vidal señaló que el Mides tiene un presupuesto insuficiente para atender a las 100 mil familias que están afectadas en este momento.
 
“Si hoy declaran estado de Emergencia y hay un listado de beneficiarios no tenemos presupuesto para darle atención pues los fondos ya están comprometidos. Será un gran reto encontrar el financiamiento, pero esto se tiene que analizar de forma técnica y financiera”, afirmó el funcionario.

Pronóstico

Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, (Insivumeh), señaló que la canícula se inició en los primeros días de julio y han pasado hasta 24 días sin lluvia en algunos lugares.
 
“La deficiencia de lluvia se ha acentuado en Chiquimula, El Progreso, Jutiapa, Jalapa y Santa Rosa, pero también áreas en el altiplano y Chimaltenango. Esperamos un cambio en la próxima semana a una fase de transición en el inicio del invierno”, aseveró Sánchez.

Analizan acciones

Cuando se le consultó al secretario de Sesán si se podría solicitar un estado de calamidad respondió que sí existe esa posibilidad.

“El vicepresidente —Jafeth Cabrera— como presidente del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria (Conasan) tiene conocimiento de esta situación, hemos hecho visitas a algunas partes y coincidimos que es probable un estado de Calamidad para las personas afectadas”, señaló Carías.

Enfatizó que esta decisión debe ser respaldada por informes técnicos y científicos para “que la atención sea enfocada y oportuna”.

También se le preguntó en cuánto tiempo se podría elevar la solicitud y respondió que depende de los pasos a tomar.

“Tanto en el plan que la Conred toma para la canícula extendida y una vez sustentado esperamos que en una semana se pueda elevar al Conasan para que lo conozca, esos son los pasos que indica el protocolo, solo que los hacemos de forma acelerada” aseveró el funcionario.

Declarar un estado de Calamidad por la canícula prolongada ya tiene precedente en el país pues en septiembre de 2014, bajo la administración de Otto Pérez Molina, el Ejecutivo declaró el estado de excepción.

En esa ocasión se declaró calamidad en 16 departamentos del país y según un monitoreo del Ministerio de Agricultura, 208 municipios sufrieron el impacto de la canícula prolongada.

La sequía afectó a 280 mil familias en todo el territorio nacional, causó daños en 68 mil 298 hectáreas de cultivos, lo que significó la pérdida de 1.8 millones de quintales de maíz y 661.6 mil quintales de frijol, las pérdidas económicas se estimaron en Q450.3 millones.

Debido a esta situación el Ejecutivo prorrogó en cuatro ocasiones el estado de Calamidad, este fue utilizado para comprar alimentos y atender  a las familias que estaban en riesgo de inseguridad alimentaria.

Contenido relacionado

> Familias guatemaltecas están en riesgo por la sequía

> Agricultores guatemaltecos miran a Brasil para combatir sequía

> Época seca agudiza problema de escasez de agua en la capital