Autobuseros desisten de protesta y anuncian diálogo

Autobuses urbanos aun no operan en la capital, donde el servicio fue suspendido para prevenir contagios de coronavirus.

Publicado el
Los buses urbanos podrán circular, pero deberán cumplir normas de sanidad por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los buses urbanos podrán circular, pero deberán cumplir normas de sanidad por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Pilotos del servicio urbano capitalino desistieron de una protesta pacífica programada para este jueves, después de que delegados del Gobierno se contactaron con ellos para entablar un diálogo y escuchar sus demandas, informó Édgar Guerra, defensor del usuario de transporte público, de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

Hasta este miércoles 19 de agosto, 32 empresas de transporte urbano aglutinadas en dos asociaciones habían confirmado su participación en la protesta, en la que amenazaron con movilizar cantidades considerables de autobuses con destino a la Plaza de la Constitución, donde empresarios y pilotos esperaban ser atendidos por el presidente Alejandro Giammattei, por lo que autoridades de Tránsito de la Municipalidad capitalina temen que haya complicaciones viales.

Edwin Amaya, presidente de la Asociación de Propietarios de Autobuses Urbanos de Guatemala (Asopagua), había dicho que el objetivo de la manifestación era lograr un acercamiento con el Gobierno, para exponer las necesidades que afrontan luego de haber estado fuera de circulación por casi seis meses a causa de la pandemia.

Agregó que todos los asociados están en disponibilidad de aplicar las medidas de seguridad en las unidades -uso de gel, trajes especiales para pilotos, mascarillas y limpieza de las unidades-; sin embargo, al operar al 50 por ciento de capacidad por unidad, no podría prestar el servicio, pues el costo de operación diario por cada autobús supera los Q1 mil.

Además dijo que la diferencia debe ser costeada por los usuarios -aumento- o bien por el Gobierno mediante un subsidio, ya que la capacidad económica de las empresas no daría para más.

Amaya añadió que desde hace ocho años el servicio de transporte extraurbano no recibe ningún tipo de subsidio de parte de las autoridades, pese a que está establecido la asignación de Q240 millones al año.

“Nosotros movemos al 80% de los dos millones de personas que usan el servicio público de transporte”, dijo Amaya, al tiempo de recordar que entre las unidades del Transurbano y los buses rojos suman el 75 u 80 por ciento del parque de buses urbanos.

Según Amaya, con la tarifa de Q1.10 que está establecida no podrían operar, por lo que los pilotos cobran Q2 por persona; sin embargo, antes las restricciones, esa suma sería insuficiente, por lo que esperan que el presidente Giammattei los escuche mañana.

Amílcar Montejo, director de Comunicación de Emetra, comentó que no habían sido notificados de la protesta, pero debido a que serían autobuses los que se movilizarían y se concentrarían en el centro de la Ciudad, el tráfico sería complicado.

Pide más apertura

Édgar Guerra, de la PDH, expresó que, aunque es un alivio que no es concrete la protesta, estas reuniones debería ser más abiertas, ya que hasta el momento, no habían invitado a la PDH o a otros sectores a participar en el encuentro entre transportistas y el Gobierno.

“Falta apertura de parte del Gobierno para que los diferentes sectores participen en estas reuniones”, expresó, pues son temas que “nos afectan a todos”.

El representante de la PDH indicó que no les habían comunicado ni la hora ni el lugar del comienzo de las reuniones.

Detalles

  • 2 mil 929 buses urbanos están registrados
  • 350 buses de Transurbano están registrados en la capital
  • De 3,000 pilotos registrados, solo el 5% recibió apoyo de programas sociales del Gobierno
  • El servicio urbano de transporte tiene un subsidio de Q240 millones, pero desde hace 8 años no se asignan los fondos, según Asopagua.