Una abogada, una pareja de novios, un fiscal: 10 perfiles de las víctimas del choque en Gualán

La tragedia dejó además 19 personas heridas, de las cuales cuatro siguen hospitalizadas.

Publicado el
El choque enluta decenas de hogares a días de la Navidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El choque enluta decenas de hogares a días de la Navidad. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El accidente el 21 de diciembre entre un autobús de Rápidos del Sur y un tráiler en Gualán, Zacapa, con saldo de 21 muertos, ha dejado dolor y desolación a las familias, entre quienes ya inhumaron algunos cuerpos y otros lo harán mañana 23 de diciembre.

Con el pasar de las horas se van conociendo las historias de quienes viajaban en la unidad colectiva que de Santa Elena, Petén, se conducía a la ciudad de Guatemala.

Estos son los perfiles de 10 de las 21 víctimas:

Deudos lloran la muerte de los hermanos López Rivera. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Héctor y Dina López Rivera

Héctor Artemio López Rivera, de 25 años, tenía dos años de haber dejado las filas del Ejército, según Rolando López, el padre. En la actualidad, trabajaba como jornalero en Petén. Su hermana Dina Mageslí López Rivera, quien también falleció, trabajaban en una parroquia en aquel departamento. Aparte, otra hermana, Lisbeth Magdalena López Rivera, está hospitalizada en Zacapa. Los tres iban rumbo al sector el Corcho, El Asintal, Retalhuleu, para pasar juntos en familia la Nochebuena y Navidad. El entierro de Héctor y Dina será el 23 de diciembre a las 8 horas.

Mario Augusto Reyes Valdéz

Era fiscal jefe de la Unidad de Investigación de la Fiscalía de Petén.

Jesús Aníbal Gutiérrez Ordóñez y Norma Ruano. (Foto Prensa Libre: Sistema Penitenciario)

Jesús Anibal Gutiérrez y Norma Ruano

Ambos eran trabajadores del Sistema Penitenciario, según informó la institución, que envió muestras de solidaridad y fortaleza a los deudos.

Joselin Anahi Aquino Lemus y Gelder Pérez Méndez. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Joselin Anahi Aquino Lemus y Gelder Pérez Méndez

Ambos eran de Sayaxché, Petén, y eran novios. Residían en Rancho Alegre, a 10 kilómetros de la cabecera del referido municipio, donde familiares comentaron que los fallecidos viajaba a la capital con la intención de participar en una boda. Según el informe de las entidades de socorro, los cuerpos de los novios quedaron juntos.
De acuerdo con familiares, la pareja planeaba casarse. Vecinos relataron que siempre se les veía pasear juntos por las calles de donde residían, ambos eran miembros de evangélica Iglesia de Dios de la Profecía Universal. El joven se desempeñaba en una empresa extractora de aceite en tanto que la joven culminaba sus estudios de diversificado.

Minelca González. (Foto tomada de Facebook)

Minelca González

Era abogada y notaria graduada en la Universidad Mariano Gálvez. Trabajaba en el colectivo de derechos humanos conformado por jóvenes profesionales llamado Tejiendo Vidas, Aparte, llevaba diez años trabajando como docente en el área de administración pública y formación social para jóvenes de diversificado en el Instituto Básico y Diversificado por Cooperativa de Enseñanza de la aldea Sacpuy, San Andrés, Petén.

Regina Raxon. (Foto tomada de Facebook)

María Regina Raxón Patzán

Amiga de González, era administradora pública y llevaba tres años trabajando como docente en el Instituto Básico y Diversificado por Cooperativa de Enseñanza de la aldea Sacpuy, San Andrés, Petén. También era activista en el colectivo Justice for my sister. Fue velada en un callejón de la zona 1 de Boca del Monte, Villa Canales.

Regina volvía de San Andrés, Petén, pero había decidido viajar para pasar las fiestas navideñas en compañía de su padre y tres hermanos.

“Habíamos planeado que ella iba a venir a descansar unos días aquí a la casa y estábamos alegres, porque ella estaba en Petén trabajando entonces no venía muy seguido para acá. Y ella dijo voy a disponer para tal fecha y descansar unos días allá, ya el 26 me regreso que tengo que trabajar aquí y en eso fue que quedamos sin saber lo que iba a suceder”, expresó Cleto Raxón Cotzajay, padre de María Regina.

Según sus familiares y conocidos, era una mujer muy alegre que siempre les daba palabras de aliento durante los problemas, y es así tan como la quiere recordar uno de sus hermanos, Carlos Alberto, quien esperaba con ansias verla. “Teníamos el deseo de volverla a ver, porque nos mandaba fotos y se miraba muy bien, entonces verla así personalmente era lo que deseábamos nosotros pero ya no se pudo lamentablemente porque solo trajeron la caja y no la podemos destapar porque me decía mi hermano que viene muy golpeadita y es mejor recordarla como ella era”.

Velorio de Héctor Mauricio Quiñónes Torres. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Héctor Mauricio Quiñónes Torres

La familia de Héctor Mauricio Quiñónes Torres se despidió de él en cuerpo presente durante el velorio que se llevó a cabo en Funerales Reforma, en la zona 9 capitalina, lugar en el que su esposa recordó los últimos momentos a su lado, e incluso el hecho de tener dos años y medio de casados, los cuales vivieron en Santa Elena, Petén, de donde ella es originaria.

Hace poco tiempo le habían confirmado una plaza como técnico en criminalística en el Ministerio Público, pero debía hacer tres meses de turnos de prueba y esos eran en la capital, solo le faltaban dos y esa era la razón de su viaje, posteriormente sería trasladado a la sede de la Dirección de Investigaciones Criminalísticas (Dicri) de Petén.

“Estábamos felices, porque el estaba haciendo sus turnos de práctica y solamente le quedaban dos turnos y regresaba a Petén donde iba a ser su sede, estábamos felices que el iba a estar con nosotros allá, que iba a disfrutar con su familia y con el bebé que era su adoración” dijo su esposa, Ingrid Villafuerte, quien de un momento a otro se convirtió en padre y madre para el pequeño Mateo, de 14 meses de edad, quien asegura que es “la viva copia de su padre”.

Ahora lo que espera es que este accidente sirva como una lección para implementar medidas más estrictas que regulen la velocidad a la que conducen el transporte colectivo y el transporte pesado pues como ella, muchas familias se quedaron desintegradas. “Los pilotos tienen que ser responsables si van al mando de un volante y las autoridades también tienen que hacer algo para frenar todo esto. Y también que se hagan cargo de todo esto, hay gente que nos quedamos solas con nuestros bebés”.

La Universidad de San Carlos expresó sus condolencias e informó que Quiñónes Torres era estudiante de esa casa de estudios.

Contenido relacionado

“No vi lo que hice”, así reconoció el piloto el homicidio culposo por el que murió una niña de 12 años

La solidaridad motivó a los pobladores a reunirse donde ocurrió la tragedia de Nahualá

Qué debo hacer si atropello a una persona