“Una vida de entrega”: celebran los 50 años de sacerdocio del cardenal Álvaro Ramazzini

Monseñor Ramazzini ha tenido un papel protagónico en momentos históricos del país y especialmente en el acompañamiento a los migrantes.

Publicado el
Cardenal Álvaro Ramazzini saluda a los feligreses en Catedral. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Cardenal Álvaro Ramazzini saluda a los feligreses en Catedral. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Con una misa en Catedral Metropolitana, en la zona 1 capitalina, feligreses y sacerdotes celebraron este domingo 26 de junio los 50 años de sacerdocio del cardenal Álvaro Ramazzini.

En su homilía, Ramazzini criticó la actitud de muchos guatemaltecos de desestimar el riesgo y el peligro de la pandemia, a tal punto de no quererse vacuna.

Contó haberse encontrado con personas que no usan mascarilla, no creen en el coronavirus ni quieren vacunarse contra la enfermedad.

“¿Será, entonces, esto lo que Dios quiere?”, cuestionó el prelado. “Hoy se habla hasta de más cepas”, advirtió.

Citó el libro de la Sabiduría sobre el tema de la muerte, y en ese sentido, al no cuidarnos, “la muerte la hacemos nosotros”, resaltó.

“Y para los que se pregunten si Dios hizo la muerte, el plan de Dios no era ese; la muerte es el resultado del pecado”, agregó.

Durante la celebración de la misa, los prelados enfatizaron en los carismas de Ramazzini durante su vida entregada al sacerdocio.

Víctor Hugo Palma, obispo de Escuintla, le agradeció por haber sido siempre en estos 50 años “padre de los pobres, consuelo de los migrantes”, y en estos tiempos de pandemia, “promotor de Salud, para que nos dejemos vacunar”.

Ramazzini instó a vacunarse contra el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Una vida al lado de la feligresía

Monseñor Ramazzini ha tenido un papel protagónico en momentos históricos del país desde la década de 1990, cuando su trabajo se centró en la defensa de migrantes.

En octubre de 2019 se convirtió en el tercer guatemalteco en ser nombrado cardenal, máximo representante de la Iglesia Católica en el país.

Álvaro Leonel Ramazzini Imeri nació el 16 de julio de 1947, en la ciudad de Guatemala. Estudió la secundaria en el Seminario Menor Conciliar de Santiago. Fue ordenado sacerdote el 27 de junio de 1971 a los 23 años. Obtuvo un doctorado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia.

El 15 de diciembre de 1988 fue ordenado obispo de la diócesis de San Marcos.

Monseñor Ramazzini no solo ha sido un pastor para sus feligreses, sino más bien, un compañero, uno más. Por ejemplo, en febrero de 2009 participó en una caminata hacia el Congreso para evitar más conflictividad en el tema de la minería.

Lea también: Varios guatemaltecos deciden madrugar para lograr vacunarse contra el covid-19

También durante su trabajo en occidente, apoyó el proceso de Paz y el proyecto de Recuperación de la Memoria Histórica, Remhi.

Recibió amenazas de muerte en varias ocasiones, atribuidas a su defensa por los derechos humanos.

En 2011 monseñor Ramazzini recibió el premio Pacem In Terris por su lucha en favor de la paz y justicia, el reconocimiento fue otorgado por el Consejo Interracial de la Iglesia Católica de Davenport, Estados Unidos.

(Foto Prensa Libre: Esbin García)