Varados o en migración, más de 27 mil centroamericanos retornan a su país de origen

Miles no pudieron regresar a sus países ante restricciones fronterizas y en aeropuertos.

Publicado el
La suspensión de vuelos en los países del Istmo afectó a miles de personas que no pudieron regresar a sus países. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
La suspensión de vuelos en los países del Istmo afectó a miles de personas que no pudieron regresar a sus países. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Hasta el 8 de julio, a Centroamérica habían retornado 27 mil 203 personas, informó ayer el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Los connacionales permanecían fuera de su país de origen debido a las medidas migratorias impulsadas por cada gobierno en puertos, aeropuertos y fronteras, para evitar la propagación del coronavirus.

Es decir, muchos estaban varados fuera de sus países, y han recibido ayuda de vuelos humanitarios.

“Los estados miembros del SICA han puesto en marcha los planes de retorno, ejecutados y coordinados por las Cancillerías para repatriar a los connacionales a sus hogares, tomando en consideración todas las medidas de bioseguridad, distanciamiento social, cuarentenas adoptadas por cada país, entre otras, a su llegada al país para evitar la propagación del virus”, informó el SICA.

De acuerdo con un informe de la Dirección de Seguridad Democrática del SICA, Belice contabiliza 155 retornados; Costa Rica, 4 mil 602; El Salvador, 2 mil 537; Guatemala, 380; Honduras, 2 mil 970; Nicaragua, 169, y Panamá, 886.

Según el monitoreo, República Dominicana -también estado miembro del SICA- alcanza los 15 mil 504 retornados.

Todos los centroamericanos provienen de países de la misma región, así como de México, Estados Unidos, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico, Cuba, Jamaica, Francia, Portugal, Alemania, Reino Unido, y Grecia, entre otros.

“Desde la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de considerar al virus como una pandemia, los jefes de Estado han realizado un trabajo coordinado para abordar la crisis de una forma integral, desde el tema sanitario, el económico y el de seguridad, justicia y migración; a la cual se han sumado la institucionalidad del SICA en cada tema de injerencia para complementar los planes nacionales”, informó el SICA este sábado.

Agregó que uno de los primeros resultados de esa coordinación entre gobiernos fue el diseño y puesta en marcha del Plan de Contingencia Regional del SICA, por más de US$1 mil 900 millones.

Esos recursos son para fondos de emergencia fiscal, apoyo a bancos centrales y el Programa de Liquidez a la Banca Comercial de los países miembros del Sistema.