Elecciones se realizarían en medio de desconfianza

Politólogos durante el programa Decisión Libre, coinciden en que en medio de la coyuntura política y actual crisis gubernamental, las elecciones podrían estar marcadas además de un abstencionismo.

Manfredo Marroquín y Andrea Morales (centro) conversan en Decisión Libre.
Manfredo Marroquín y Andrea Morales (centro) conversan en Decisión Libre.

A falta de 10 días para las elecciones generales —el próximo 6 de septiembre—, los politólogos Andrea Morales y el director de Acción Ciudadana (AC), Manfredo Marroquín, ayer durante el programa Decisión Libre, transmitido por Prensa Libre TV, coincidieron en que los comicios se desarrollarán bajo la desconfianza y el desinterés del electorado, por la crisis política que se vive en el país.

Señalaron que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tendrá gran incidencia, por las resoluciones de candidaturas cuestionadas por corrupción y partidos que violentaron la legislación electoral. Además, resaltaron que los partidos políticos en la actualidad incrementaron los gastos de campaña.

¿Cómo altera las elecciones la crisis política actual?

Marroquín. La crisis política puede incidir negativamente en las elecciones.

La exigencia de la renuncia del presidente Otto Pérez Molina y la cancelación de candidatos señalados de corrupción dejan un ambiente de intranquilidad a la población.

A menos de 10 días de las votaciones, ¿puede crecer el desinterés del electorado?

Marroquín. Si se mantiene la próxima semana esta situación, las elecciones van a sufrir abstencionismo fuerte porque la gente no se va a sentir en confianza y menos con un presidente con poca aceptación al frente del Gobierno.

¿Las decisiones de los magistrados por candidaturas cuestionadas influirán en el comportamiento de los votantes?

Marroquín. El TSE tiene una tarea difícil porque la misma ley tiene la trampa, la misma ley dice que a los partidos que incumplan las leyes de financiamiento se les sanciona, pero en otro apartado dice que no se pueden cancelar. Tienen que decidir sabiendo de las peticiones y mantener la estabilidad e institucionalidad en el país”.

¿La casos que conoce el TSE son de fácil resolución?

Morales. El TSE tiene que ver la coyuntura y saber qué decisión es la que más le conviene al país en términos de estabilidad y de legitimar el proceso. No la tiene fácil, pero esas son las decisiones que tienen que tomar las altas autoridades cuando se la deben jugar por el destino del país.

¿Genera confianza el TSE antes de los comicios?

Morales. Yo creo que el TSE aún tiene cierta legitimidad, la mantienen al analizar candidaturas señaladas y con procesos de antejuicio. Han actuado dando mensajes de fortaleza en las resoluciones, pero deben continuar así para que la población perciba que hay control de la situación y se sienta tranquilidad en los días previos a las elecciones generales”.

¿Cree que los partidos respetarán las decisiones del TSE?

Morales. Deberían, pero algunos harán críticas y se ha visto a lo largo del proceso. La legislación menciona a un Tribunal Supremo Electoral, pero no lo es porque los partidos pueden ir a la Corte Suprema de Justicia y le quitan ese valor a la labor de los magistrados; los irrespetan.

¿En la últimas semanas del proceso el comportamiento de los partidos políticos cambió?

Marroquín. Hemos visto caravanas en el interior del país impresionantes, de camiones, buses y vehículos, que han sido documentadas por los observadores por su impacto visual y porque se incrementaron gastos. Por ejemplo, en 20 municipios los partidos gastaron Q3.5 millones. Solo ahí pudimos auditar, imaginemos el resto de inversión que no se pudo documentar.

¿Qué es lo diferente en esta ocasión a otros procesos eleccionarios?

Marroquín. Lo atípico es que no hay un partido oficial que esté haciendo gran gasto de campaña, aparte que solo un partido, que es Líder, sea el que haga la mayor parte de la inversión en publicidad electoral. Los demás solo tienen poca presencia en los medios de comunicación masivos.