Ataque al Fat habría sido por venganza

Dos días después del atentado en el que murieron cuatro personas, entre ellas el pandillero Herber Alejandro Calderón Mesa, de 26 años, alias el Fat, las investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC) sugieren que el ataque fue ordenado por el Barrio 18 para callar a su compañero, que se habría convertido en informante.

Publicado el
Lugar donde ocurrió la balacera que dejó cuatro muertos. Inserto, Herber Alejandro Calderón Mesa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Lugar donde ocurrió la balacera que dejó cuatro muertos. Inserto, Herber Alejandro Calderón Mesa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La nueva hipótesis sugiere que Calderón Mesa había facilitado información al MP sobre hechos ilícitos que ocurrían en la Granja de Rehabilitación Pavón, a donde fue trasladado el pasado 7 de agosto.

Aldo Dupié Ochoa Mejía, alias el Lobo, máximo jefe del Barrio 18; Rudy Alfaro Orozco, el Smurf; Áxel Danilo Ramírez Espinoza, el Smiley; y Andy Santana García Vásquez, el Andy, habrían sido los que, desde prisión, ordenaron el mortal ataque, de acuerdo con la versión policial.

Los hechos, registrados el pasado viernes frente a la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (Unaerc), 9a. avenida y 3a. calle A, zona 1, adonde habían trasladado al reo para recibir atención médica, también dejaron heridas de bala a cuatro personas, entre ellas uno de los presuntos atacantes, que sobrevive con una herida de bala en el cráneo.

Lo que dice la PNC

El informe de la PNC señala que el Fat recibió 40 balazos en diferentes partes del cuerpo. En el lugar del ataque se recogieron 126 casquillos de bala de distinto calibre.

En el documento policial se establece que en el lugar del atentado se localizó un fusil AK-47, con dos tolvas y 30 cartuchos, entre otras armas de corto alcance.

El vehículo utilizado por los criminales, y en cuyo interior se encontró un reloj, Q75 en efectivo, un guante y un teléfono celular, tenía reporte de haber sido robado.

Informante

De acuerdo con investigadores de la institución policial, se presume que Calderón Mesa se había convertido en informante del MP, lo cual fue detectado por los líderes de la Rueda del Barrio 18, quienes habrían planificado y ordenado el ataque.

Según la fuente, el Fat —que fue trasladado el 7 de agosto último del Centro Preventivo para Hombres de la zona 18 a la Granja de Rehabilitación Pavón, en Fraijanes— llegó a un acuerdo con el órgano investigador para trasladar información sobre los hechos ilícitos que se cometen allí, como las extorsiones.

La hipótesis también sugiere que el Fat habría aceptado colaborar con el MP porque sufría deficiencia renal en etapa terminal, aunque se ignora a cambio de qué habría facilitado la información.

El Barrio 18 ya reivindicó el asesinato de Armando Lorenzana Gómez y/o Juan Carlos López López, alias el Arjona, ocurrida el 17 de marzo último, por ordenar el ataque con bomba contra un bus de la empresa Estrella del Paraíso, en San José Pinula, sin la autorización de los cabecillas.

De acuerdo con la vocera del MP, Julia Barrera, investigan el hecho a través de la Fiscalía de Delitos contra la Vida y los avances están en reserva.

Sobre la hipótesis policial, Barrera negó que el MP haya tenido algún acercamiento o solicitado colaboración a la víctima.

Se recuperan

José Rigoberto Vásquez, 25, de origen salvadoreño, permanece bajo custodia policial en el Hospital General con un balazo en el cráneo, y las autoridades suponen que participó en el ataque.

Según información obtenida por investigadores de la Policía, Vásquez fue quien se bajó del vehículo y remató a Calderón Mesa, quien ya estaba herido.

Vásquez fue herido por un guardia de Presidios que intentó repeler el ataque.

En el Hospital General fue atendido y dado de alta ayer Robinson Estuardo Jerez de León, con una lesión de bala en la espalda.

Ilsy Adaly Paz Gómez permanece en el centro asistencial con una herida de bala en el pie derecho, en condición estable, según los médicos.

El guardia de presidios Sebastián Lajuj Xitumul también se encuentra en el hospital, estable, pero con heridas de bala en ambas piernas.

Archivado en:

MasacreMPPNC