Autoridades siguen sin control de las cárceles

Uno de los retos de Camilo Gilberto Morales Castro, el nuevo titular de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), es el control por los violentos motines.

Publicado el
El hacinamiento de las cárceles sigue siendo un problema para el Sistema Penitenciario, que no logra tener el control total de los centros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El hacinamiento de las cárceles sigue siendo un problema para el Sistema Penitenciario, que no logra tener el control total de los centros. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este año han muerto 69 reos en las prisiones del país. Los últimos cuatro sucedieron durante un violento motín en la Granja de Rehabilitación Cantel, en Quetzaltenango el domingo recién pasado.


La Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) documentó el caso como “muertes violentas”, y se abrió un expediente en el Ministerio Público (MP). La Fiscalía local comenzó las pesquisas para determinar quiénes son los responsables y la forma en que obtuvieron una pistola.

El nuevo titular de Presidios, Camilo Gilberto Morales Castro, aún realiza “las gestiones” para recibir por completo la entidad que dejó el exfiscal Juvell De León el pasado 30 de julio.

“Es una institución grande y lleva un tiempo tener todo en orden”, informó Rudy Esquivel, portavoz de la entidad al ser consultado vía telefónica.

El consolidado de privados de libertad fallecidos que realiza la DGSP se divide en muertes violentas, que este año ya suman 31 casos y por enfermedad común, con 38.

Lea también: El robo al banco en la zona 18 fue “minucioso”

El violento motín del fin de semana dejó a cuatro reos asesinados a balazos y tres heridos de bala que aún permanecen internados en el hospital de la localidad.

Uno de los fallecidos fue Brandon Daniel Hernández Hidalgo, de 17 años. Sus familiares criticaron a las autoridades debido a que estaba en una prisión de condena siendo adolescente. Presidios informó que el expediente judicial que recibieron detalló que se trataba de Marlon Daniel Hernández Hidalgo, de 19, ingresado por extorsión el 25 de julio recién pasado.

Van cuatro directores

Morales Castro es el cuarto director de Presidios durante la administración del presidente Jimmy Morales. Cuando fue juramentado por el viceministro de Seguridad, Kamilo Rivera, se informó en un comunicado que su fin es “fortalecer la reinserción social y la lucha frontal contra hechos delincuenciales dentro de las cárceles”. Desde esa fecha ha estado ausente y sin brindar alguna conferencia o conversar con los periodistas acerca de sus planes inmediatos y a largo plazo.

Uno de los predecesores de Morales Castro fue Nicolás García Fuentes, quien fue destituido debido a la fuga la secuestradora Marixa Ethelinda Lemus Pérez, alias la Patrona, de la cárcel militar Mariscal Zavala el 10 de mayo de 2017.

Luis Carlos de León Zea también dirigió los penales y fue procesado por su presunta vinculación en la matanza del capitán retirado Byron Lima Oliva, una modelo argentina y doce reos el 18 de julio de 2016 en el interior de la Granja Penal Pavón.

Lea también: Más de 100 estudiantes intoxicados con alimentos en escuela de Villa Nueva

Investigaciones

Cuando Presidios reporta la muerta de algún privado de libertad primero se verifica si se trató de un caso por enfermedad común, que no amerita investigación. Este año 34 hombres y 4 mujeres han muerto fallecieron por esa causa. El último de los casos fue el exdiputado Manuel Barquín Duran, quien murió en el Hospital Roosevelt por un problema pulmonar el pasado 6 de agosto.

Cuando se reporta un suicidio o el reo sufrió golpes es la fiscalía de cada localidad quien inicia la indagatoria. Este año se reportan 31 reos por muertes violentas. Las investigaciones aún están en curso.

Los retos

El nuevo director deberá enfrentar desafíos como el hacinamiento, infraestructura deteriorada, corrupción y la implementación del nuevo modelo de gestión penitenciaria.

Al respecto Lorena Escobar, analista del área jurídica y de seguridad de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), explicó que “lo primero que debe estar haciendo es ponerse al tanto del cargo y lo que conlleva”.

En la actualidad las 21 prisiones tienen a más de 24 mil reos y la capacidad es de seis mil. El hacinamiento es el principal problema que afronta Morales Guerra, quien se ha desempeñado como fiscal, donde laboró por 11 años, y fue abogado del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP).

Lea también: Van seis pilotos de transporte ultimados esta semana

“El tema del hacinamiento es el problema medular. La tasa de ocupación es del 350% es de los más elevados a nivel mundial. La construcción de nueva infraestructura es a donde se debe seguir. Es un proceso muy largo pero es importante. Considero que se debe pasar de la fase de planificación a licitación y ejecución”, indicó Corine Dedik, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien).

En el caso de los motines suceden por la gran cantidad de prisioneros en áreas reducidas. “En este momento considero que solo se pueden controlar. Van a seguir ocurriendo en tanto no haya una clasificación de perfiles de los reos y que se alojen según sea su grado de peligrosidad”, opinó Dedik.

Corrupción

Otro de los factores en las cárceles es la corrupción. Las medidas de control en los ingresos tienen que ser minuciosos. “Se entienden algunas limitaciones como trabajar con poco personal, pero las medidas de control deben mejorar para disminuir así los actos de corrupción”, dijo Escobar.


El aspecto a tomar en cuenta es la importancia de la inteligencia penitenciaria y la inspectoría que recaban diversos aspectos de los reos y sus visitas, así como el comportamiento fuera de la ley de los guardias, respectivamente. “Si quiere recuperar el control tiene que estar enterado que pasa en las cárceles y con su personal”, recalcó Dedik.

¿Quién es el nuevo director?

Camilo Gilberto Morales Castro, es titular de la DGSP. Es abogado y notario. En 2015 se postuló para ocupar el gobernador departamental de Huehuetenango, aunque no fue elegido por el gobernante Jimmy Morales.

Del 16 de mayo de 2001 al 4 de julio de 2012 trabajó en el MP como técnico de investigaciones criminalísticas y también fue litigante por el Instituto de la Defensa Púbica Penal.

En 2012 Morales Castro fue sancionado en tres ocasiones por la Contraloría General de Cuentas (CGC) en su calidad de presidente y representante legal de la Asociación de Promotores Sociales de Huehuetenango y Municipios de los Departamentos de Guatemala (ASPROSDHIMDG), de acuerdo con un Informe de Auditoría del 2011.

Fue multado por irregularidades en la ejecución de la construcción del mercado municipal de Santiago Chimaltenango, Huehuetenango, por un monto de Q4 millones 175 mil y por un proyecto de mejoramiento del sistema de agua potable del casco urbano municipio de Cuilco, Huehuetenango, por un monto de Q3 millones 713 mil 499.70.

En el portal de Guatecompras, a Morales Castro les aparecen 41 adjudicaciones desde el 2013 que suman un monto de Q171 mil 300. La más reciente que le aparece en registros públicos fue por Q20 mil en junio de este año y se refiere a servicios prestados a la municipalidad de San Juan Atitán.

Contenido relacionado

>Andrés Manuel López Obrador se reunirá con Jimmy Morales

>Uber afirma que paga impuestos pero “apoyará y estará a favor de una regulación diferenciada”

>Médicos sostienen sus peticiones en el Congreso