Gladys Ponce: “El desafio es mejorar la función del MP”

Gladys Ponce podría ser la próxima fiscal general. Su experiencia como exfiscal y abogada en la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala podría ser uno de los factores que influyan en esa decisión.

Publicado el
Gladys Veronica Ponce, aspirante a Fiscal General de la Nación, integra la nómina de los seis candidatos finales. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
Gladys Veronica Ponce, aspirante a Fiscal General de la Nación, integra la nómina de los seis candidatos finales. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

Con su amplia experiencia en el MP, ¿cuál es el mayor desafío actualmente para mejorar el trabajo de la Fiscalía?

El mayor desafío es mejorarlo. Se han realizado varias acciones positivas en favor de grupos vulnerables, además de la lucha contra la corrupción, que ya es una política de Estado y la cual debe continuar.

Ahora considero que hay que reforzar aquellas áreas que por una u otra razón se han quedado desatendidas, como es el caso de los delitos comunes, que son el grueso de los casos que recibe el Ministerio Público.

Otro desafío es lograr la inmediación entre la investigación, para que los fiscales que las llevan a cabo tengan un conocimiento profundo y que causa debilidad del Ministerio Público.    

Su desempeño profesional la llevó a trabajar muy de cerca con la Cicig. ¿Cuál fue su experiencia?

Fue una experiencia positiva, enriquecedora, ya que me permitió tener conocimientos técnicos de lo que es la investigación de estructuras   criminales, nuevas tecnologías y estrategia del litigio, que es indispensable conocer cuando se tienen a cargo procesos penales.  

Los casos de alto impacto que la Feci (Fiscalía Especial contra la Impunidad) lleva dicen muchos que son coyunturales, incluso políticos.

¿Cuál es su percepción sobre el trabajo de esa fiscalía y las críticas a este?

Cuando se hace una administración de justicia siempre van a existir opiniones encontradas. La Feci ha emprendido los casos que han considerado oportunos y que en su momento han determinado que tienen los elementos de comisión necesarios para ser judicados y emprender las acciones correspondientes. La Feci se ha ido consolidando.

¿Cree que la Cicig se ha excedido en su mandato en los últimos tres años?

Considero que la Cicig tiene definida su función y cuáles son los casos en los que debe   intervenir, y es parte de su mandato impulsar esas investigaciones. En este caso, el Ministerio Público va a trabajar en conjunto con la Comisión. Hay que recordar que en el sistema de justicia hay varias organizaciones que colaboran. 

¿Cuál debería ser el escenario ideal para trabajar con la Cicig? ¿Hasta cuándo sería necesaria?

Al día de hoy la Comisión debe continuar, ya que el Ministerio Público no está fortalecido al cien por ciento. Desde que se creó la Comisión, parte de sus funciones es fortalecer al Ministerio Público y se deberá hacer el análisis cuando esta institución  esté debidamente fortalecida  y se haya realizado la transferencia de capacidades adecuadas.

Su candidatura es criticada por sectores de derecha, por la relación de su padre con la guerrilla. ¿Esto compromete su criterio profesional, en caso de llegar a dirigir el MP?

Lo que existe es desinformación. Efectivamente, mi papá desapareció durante el conflicto armado, pero que eso 40 años después tenga que ver con mi candidatura es algo totalmente ridículo.

Eso fue una tragedia familiar que no tiene nada que ver con mi postulación. Creo que son más situaciones que se utilizan de forma espuria porque en ningún momento he realizado ningún ataque a ninguna persona por esa circunstancia.

Es un evento familiar y que ha quedado cerrado el círculo. Creo que no se vale en este caso utilizar el dolor de las personas para incluso tratar de desacreditarla, polarizando aún más a la sociedad.

Mi papá era catedrático universitario y la forma en la que se está enfocando no es cierta.

¿Cómo garantizar a estos detractores de su candidatura que no hay sesgo ideológico es su plan de trabajo?

Como candidata a fiscal general he estado bajo el escrutinio de la sociedad en general, y si se verifican mis antecedentes, mi trabajo, se puede establecer con claridad que en ningún momento he tenido ningún sesgo político.

Me he mantenido al margen de la política. Mi idea es tener una gestión independiente, objetiva, basada en el principio de la legalidad, bajo el estricto cumplimiento de la ley, lo cual no es un asunto personal, es un asunto profesional.

Lo que puedo dar es mi objetividad.

Contenido relacionado:

> Los planes de los candidatos a Fiscal General
> Esto opina el Cacif de la próxima elección a Fiscal General
> Lo que piden autoridades indígenas del próximo Fiscal General