Caso Siekavizza: los cinco puntos por los que el juez Gálvez envió a debate a Roberto Barreda

El juzgador de alto impacto valoró y enumeró, sin ninguna pausa durante seis horas en la Torre de Tribunales, los indicios “suficientes” de la Fiscalía para enviar a debate, de nuevo, a Roberto Barreda por la desaparición de su esposa Cristina Siekavizza en 2011.

Carlos Barreda escucha la decisión de juez Gálvez de enviarlo a juicio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Carlos Barreda escucha la decisión de juez Gálvez de enviarlo a juicio. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Gálvez comenzó su resolución al recordar que los hijos de Barreda, María Mercedes y Roberto José, están sufriendo graves consecuencias al enterarse por los medios de todo lo que está pasando respecto del caso.

Barreda enfrentará debate por los delitos de femicidio, obstrucción de justicia y maltrato contra menores de edad.

El juez enumeró cinco de los puntos en los que había basado su resolución para enviar a Barreda a juicio en la repetición de la audiencia intermedia que ordenó la Corte de Constitucionalidad:

1. Un sobre con pruebas

Gálvez abrió un sobre con uno de los indicios que serán prueba en el debate y que está relacionado con el caso.

El sobre contenía las actas bautismales de los hijos de Barreda. “No estoy valorando pero acá están las actas de la Parroquia San Jacinto, Chiapas”, dijo el juez.

Roberto Barreda se identificó en la localidad mexicana como Carlos Roberto Barreida Villarreal, y los niños conservaron sus nombres, pero con los apellidos Barreida Villarreal.

Lea más al respecto: “Los hijos están sufriendo las consecuencias”: Gálvez envía a juicio a Roberto Barreda por la desaparición de Cristina Siekavizza

2. Petrona Say

El juzgador hizo referencia a las tres oportunidades en que Petrona Say, que fue empleada doméstica de la familia Barreda y después colaboradora eficaz del Ministerio Público, declaró ante las autoridades.

“Tres días después de la desaparición, Petrona declara algunos hechos del caso. Eso me llama la atención porque después, el 18 de julio del 2011, vuelve a declarar en la Unidad de Secuestros que ‘no había manchas de sangre’ pero nadie le había preguntado por eso. Y por último, el 6 de agosto del 2011, volvió a declarar, pero aquí no dice absolutamente nada, solo recuerda la última vez que vio a Cristina”, argumentó Gálvez.

3. Ausencia durante rezos

Gálvez se refirió a los indicios de la Fiscalía: “Esto se mencionó por la Fiscalía, pero son indicios que revisé. El señor Barreda estuvo ausente durante tres días, el 20, 21 y 22 de julio del 2011, cuando se realizaban rezos para que apareciera Cristina. ¿Dónde estaba?”

Lea también: “Cristina Siekavizza está desaparecida”: Roberto Barreda alega inocencia

Trascendió que cuando Barreda estuvo ausente en una oportunidad, Mauricio Siekavizza, tío de Cristina, lo cuestionó: “No hagas eso porque te convierte en sospechoso”. Barreda respondió: “Si a mí me agarran me voy al hospital”.

4. Limpieza de la casa

Otro de los aspectos en que hizo énfasis Gálvez fue la contratación de personal de limpieza.

Se trata de dos testigos del caso, y cuya identidad está protegida, que el 16 de julio del 2011 fueron contratados para “limpiar la casa” en el condominio Los Manantiales, en San José Pinula.

“Discúlpenme, pero ¿quién puede estar preocupado por limpiar la casa días después de estar desaparecida Cristina? Deja dudas porque la preocupación sería ubicar a la esposa que en ese momento se creía estaba secuestrada”, dijo.

5. Uso de vehículos

A Gálvez también le llamó la atención y estimó prudente el indicio de la Fiscalía relacionado con la activación de las antenas telefónicas en El Progreso e Izabal, días después de la desaparición de Cristina.

“Usó varios vehículos, inclusive uno de un amigo ¿con qué motivo si tenía el suyo, el de su esposa que estaba a su nombre?”, cuestionó el juzgador.

Además: Juez ejecuta inspección en la vivienda donde habría muerto Cristina Siekavizza

El largo camino del caso

Cristina Siekavizza está desaparecida desde el 6 de julio del 2011. Un mes después, su esposo Barreda salió del país con sus dos hijos. La policía mexicana lo detuvo el 8 de noviembre del 2013 en Mérida, Yucatán, y la Fiscalía lo señaló en una investigación de ser el responsable de la desaparición de su cónyuge, a quien habría asesinado, aunque el cuerpo no ha sido ubicado.

Barreda fue enviado a debate por el juez Gálvez el 3 de diciembre de 2015. La resolución también fue para su mamá, la expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Ofelia de León, acusada de obstrucción a la justicia. 

Las acciones siguientes de Barreda terminaron el 2 de marzo del 2017 cuando la Corte de Constitucionalidad, dividida, anuló la resolución de diciembre de 2015 que envió a juicio a Roberto Barreda de León por la desaparición de su esposa.

Gálvez fijó el Tribunal de Mayor Riesgo C, que preside Pablo Xitumul, para celebrar el debate. Además, el ofrecimiento de las pruebas se conocerá el 13 de mayo próximo.

Contenido relacionado

2

Roberto Ximenej Hace 10 meses

Cuando la huisachadas de la ex magistrada, y mamá del neneco fallan queda la violencia de la rabia. Gran ejemplo con el que creció el neneco.

Javier Castejon Hace 10 meses

SI EN GUATEMALA HUBIERA UN POQUITO DE JUSTICIA, YA ESTE ASESINO DEBERIA DE HABER DIFO COLGADO PUBLICAMENTE EN LA PLAZA CENTRAL, POR EL CONTRARIO TODAVIA ESTAN EN TRAMITES YA QUE SU NANA ES UNA DE LAS CORRUPTAS QUE ESTUVO EN LA CSJ Y TODAVIA ANDAN EN LA MANIPULACION DE AMISTADES CORRUPTAS. MUERTO EL CHUCHO SE ACABO LA RABIA, ELLIMINEN A ESTAS RATAS INMUNDAS DE LA SOCIEDAD, SI QUIEREN VIVIR EN PAZ.