Caso Siekavizza se reactivará en noviembre

Roberto Barreda y su madre Beatriz Ofelia De León de Barrera, volverán al Juzgado de Mayor Riesgo B el próximo 12 y 13 de noviembre, para comenzar la etapa intermedia del proceso.

Cristina Siekavizza desapareció en julio de 2011. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Cristina Siekavizza desapareció en julio de 2011. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El  retraso en el proceso judicial se dio luego que la defensa de Barreda, Beatriz Ofelia de León y los querellantes solicitaron copia de la acusación del Ministerio Público (MP) y nuevos elementos agregados.

El Ministerio Público incorporó escuchas telefónicas para fundamentar la acusación contra Barreda por los delitos de femicidio, obstrucción a la justicia y maltrato contra personas menores de edad.

En total el MP suma más de 90 medios de prueba, entre estos testimonios que señalan a Barreda como responsable de la desaparición de Cristina Siekavizza en julio de 2011.

En julio pasado, la Fundación Sobrevivientes manifestó que existen al menos 300 indicios que podrían demostrar la presunta responsabilidad de Roberto Barreda en la muerte de Cristina Siekavizza.

Los hechos

El 6 de julio de 2011 desaparece Cristina y el 7 de julio el señor Juan Carlos Siekavizza Molina, presentó la denuncia ante la Fiscalía Municipal de Santa Catarina Pinula. El 13 de ese mes es trasladada a la fiscalía del Crimen Organizado.

El 2 de febrero de 2012, la Fiscal General y Jefa del Ministerio Público, Claudia Paz y Paz, decidió designar una fiscalía especial para el caso Siekavizza; a partir del planteamiento del asesinato de la señora Siekavizza.

El expediente fue trasladado desde la Fiscalía contra el Crimen Organizado a la fiscalía especial el mismo 2 de febrero. El expediente estaba compuesto por 18 piezas, cinco mil 796 folios (que informan sobre 680 diligencias entre 30 allanamientos, 40 declaraciones, más de 150 requerimientos y oficios). Además del traslado del expediente, la Fiscalía Especial recibió el apoyo de dos auxiliares de la Fiscalía contra el Crimen Organizado que han trabajo el caso desde el inicio.

Entre las acciones realizadas se encuentran la ubicación de una estructura criminal que operó para la desaparición del cuerpo o del cadáver. El análisis lleva a considerar que la desaparición del cuerpo no pudo ser realizada únicamente por una persona. Se continúa la búsqueda para identificar qué personas coadyuvaron a Roberto Barreda para borrar o eliminar evidencias, señala el MP.