Condenan a la banda el Patrón por cuatro crímenes, entre ellos el del abogado Francisco Palomo

Testimonios de testigos especiales fueron determinantes para lograr la condena de la banda por los múltiples crímenes, entre ellos la muerte del abogado del general José Efraín Ríos Montt.

Integrantes de la banda El Patrón, durante la audiencia. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)
Integrantes de la banda El Patrón, durante la audiencia. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)

Seis integrantes de la banda El Patrón fueron condenados a prisión por la muerte de cuatro personas.

Las penas van de cinco a 210 años de prisión, por el asesinato de los abogados Francisco Palomo y José Antonio Meléndez y los empresarios Faisal Antonio Aranky Rabanales y Carlos Mauricio Aragón Garrido.

Palomo, entonces abogado de Efraín Ríos Montt, exjefe de Estado que llegó al poder por un golpe de Estado en 1982, fue ultimado cuando conducía su automóvil en la zona 9 el 3 de junio del 2015.

José Luis González Jiménez, alias Pepis y Pepino fue condenado a 200 años de cárcel por asesinato -50 años por cada muerte- y ocho años por asociación ilícita, para un total de 208 años. El acusado tiene 36 años y fue quien disparó en los crímenes.

Lea más: Banda el Patrón usó la misma pistola para tres asesinatos

Para Édgar René de León Calderón, de 46 años, mecánico señalado de cobrar por los asesinatos, la condena fue de 150 años de prisión por asesinato -tres crímenes- y 10.8 años por asociación ilícita; es decir una suma de 158 años.

Contra Gerber Manolo López Chupina, de 40 años, apodado Pocha, cabecilla de la banda y vendedor de carros usados, recibió una condena de cien años por asesinato -en el caso de Palomo y otra víctima, 50 años por cada uno- y un año y ocho meses por asociación ilícita, para 108 años y ocho meses de prisión.

Érick Augusto Tasen Godoy, de 49 años, apodado Willy, quien estuvo en prisión en 2014 por portación ilegal de arma de fuego, también cabecilla de la red criminal, fue condenado a 200 años de cárcel por asesinato -50 por cada crimen- y 10 años con ocho meses por asociación ilícita, para un total de 210 años con ocho meses.

Según las pesquisas, fue quien les dio seguimiento a las víctimas, usó motocicletas y como uno de los principales asesinos se comunicó con sus colaboradores.

Cien años por asesinato se dictaron para Isaac Emanuel Álvarez Monzón, de 23 años, apodado Seco, repartidor de pan. Fue condenado  asesinato -involucrado en dos crímenes- y ocho, por asociación ilícita, para 108 años.

Contenido relacionado

> Demandan la destitución del Consejo de la Carrera Judicial

> La presidencia de la CSJ quedará en manos de una magistrada cercana a Jimmy Morales

> Extorsionistas atacaban a siete empresas de transporte