Detective declara que La Rancherita aseguraba que se iba a detonar otra bomba

Tribunal escucha a una perito que explicó los componentes utilizados para fabricar la bomba que explotó en un autobús de la ruta 32, en la zona 7 a inicio de este año. Por este hecho, Mirna Elizabeth Juárez Argueta, conocida como La Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera enfrentan juicio.

Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias La Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera, enfrentan juicio por asesinato en grado de tentativa. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias La Rancherita, y Édgar Danilo Xiloj Rivera, enfrentan juicio por asesinato en grado de tentativa. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

Una detective, cuya identidad fue omitida, declaró en la continuación del juicio que se abrió contra dos personas por la explosión de una bomba en un autobús urbano.

La agente policial recordó que fue asignada para vigilar a Mirna Elizabeth Juárez Argueta, alias La Rancherita, a quien se le amputaron las manos por la explosión ocurrida la tarde del 21 de enero pasado.

En su testimonio, recordó ante el Tribunal que Juárez Argueta, herida después de la explosión y auxiliada en el Hospital Roosevelt, le pedía utilizar un celular.

“Me dijo que le prestara mi celular. Quería avisar, insistentemente, que ya no se detonara la otra bomba porque esta había salido mal”, declaró la detective, aunque evitó prestarle su teléfono.

Esa supuesta segunda bomba que se supone había sido preparada por integrantes de la mara del Barrio 18 nunca se supo en dónde iba a ser detonada. De hecho, jamás sucedió y la Fiscalía solo cuenta con ese testimonio.

 

La bomba

La perito Brenda Jeaneth Tello López, experta en explosivos, también declaró en el debate. Ella analizó diversas muestras de metales y plásticos recolectados en el lugar de la explosión y a los pacientes en el hospital.

“Fue una bomba casera”, dijo la perito, quien recordó que fue elaborada con gran cantidad de pólvora acomodada en un tuvo de plástico de unos 10 centímetros de altura. “El explosivo es de baja potencia”, agregó.

Le acomodaron una mecha y La Rancherita fue quien la encendió con un cigarro, según otro testimonio que escuchó el Tribunal.

 

La perito Brenda Tello muestra las tachuelas y los clavos que tenía la bomba. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

 

Tello López también le mostró a los jueces los clavos y tachuelas que tenía la bomba. Incluso, recuperó un anillo. Cuando se le preguntó por el nombre del paciente a quien le habían recuperado el anillo, respondió que se trataba de Juárez Argueta.

Lee además: Viceministro de Gobernación, Remberto Ruiz declara ante jueza por crimen de sindicalista

Otro policía que investigó el caso refirió que un adolescente entregó la bomba detonada en el autobús, que dejó a siete personas heridas, a La Rancherita en la zona 1.

El Tribunal Décimo Penal, integrado por Eduardo Maldonado, Vilma Paredes y Magda Martínez, escuchará el testimonio de otros peritos la próxima semana.

 

 

Contenido relacionado

0