El exguerrillero César Montes queda ligado a proceso por usurpación de tierras en Alta Verapaz

El señalado habría dirigido la invasión de tres fincas en Cobán, Alta Verapaz.

César Montes quedó ligado a proceso por usurpación de tierras. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)
César Montes quedó ligado a proceso por usurpación de tierras. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)

El juzgado Sexto Penal ligó a proceso penal al exguerrillero, César Montes, por usurpación de tierras en Alta Verapaz.

Según la investigación del Ministerio Público el exguerrillero habría dirigido la invasión de tres fincas en Cubilgüitz, en Cobán, Alta Verapaz.

La invasión de las propiedades fue en julio pasado y líderes señalaron que Montes dirigió las ocupaciones.

En la audiencia Mynor Berganza, abogado de Montes, ante el juez expuso que el exguerrillero intervino en el conflicto luego de la ocupación y su labor fue de “mediador”.

Montes aseguró que no era un invasor sino un “líder que llegó a dialogar para encontrar soluciones”.

Montes reiteró que fue un mediador del conflicto y que los propietarios de una de las fincas lo buscaron para encontrar solución, aunque ante el juez no se pudo demostrar tal solicitud de los dueños de las propiedades.

El sindicado era requerido por Guatemala y fue detenido en octubre pasado en México.

Tenía tres órdenes de captura internacional, dos de estas por usurpación agravada, emitida el 6 de septiembre por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Cobán, Alta Verapaz.

Lea también: Sobre dos jóvenes caen las acusaciones por la violencia registrada en las protestas del 28N

Otra, por usurpación agravada, emitida por el 22 de julio del 2019 por el Juzgado Segundo de Primera Instancia de Cobán, Alta Verapaz.

Muerte de soldados

Este no es el único proceso que enfrenta Montes, ya que el 29 de octubre pasado, la jueza de Mayor Riesgo E, Eva Recinos, lo ligó a proceso penal y envió a prisión preventiva por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y asociación ilegal de gente armada.

Montes, excomandante guerrillero de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y del Ejército Guatemalteco de los Pobres (EGP), también es señalado de haber dado la orden directa de asesinar a tres soldados del Ejército de Guatemala en Semuy 2, El Estor, Izabal.