“Es harta obligación de la CC”: Tres magistrados presionan para que Neftalí Aldana sea cesado del cargo

Magistrados exponen que Neftalí Aldana tiene riesgo de muerte y que la integración del pleno actualmente es irregular.

La CC está en pugna por la integración del pleno ante la ausencia de dos magistrados titulares. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La CC está en pugna por la integración del pleno ante la ausencia de dos magistrados titulares. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Tres magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) anunciaron este 5 de octubre que no participarán en las reuniones de pleno sino hasta que sea aceptada la cesantía de Neftalí Aldana y exista un proceso de elección de magistrados nombrados por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Se trata de Dina Ochoa y Phillip Comte, titular y suplente nominados entonces por la Presidencia en 2015, entonces ocupada por Jimmy Morales, y María de los Ángeles Araujo, suplente nombrada por el Congreso.

Los magistrados hicieron público el razonamiento que plantearon en la sesión plenaria de este 5 de octubre.

“A partir de que se acepte la cesantía del magistrado Neftaly Aldana en forma inmediata y se inicie el proceso de elección de los magistrados designados por la CSJ estaremos dispuestos a integrar”, exponen.

Hay que recordar que la Suprema designó en 2015 a Aldana como el magistrado titular y María Consuelo Porras fue nombrada magistrada suplente, pero ella dejó el cargo en 2018 para ser fiscal general y Aldana está enfermo, ante lo cual la familia pidió a la CC declarar la cesantía.

A partir de que se acepte la cesantía del magistrado Neftaly Aldana en forma inmediata y se inicie el proceso de elección de los magistrados designados por la CSJ estaremos dispuestos a integrar”. Tres magistrados de la CC.

“La incapacidad en que se encuentra nuestro colega y el grave riesgo de muerte que le implicaría regresar al ejercicio del cargo son más que suficientes para que cese en el cargo. El hecho de que la carta la haya presentado su familia (incluyendo a su hijo quien además es su mandatario), lejos de ser motivo para desestimarla, es un hecho que habla con creces sobre las habilidades comunicativas de nuestro colega actualmente y quien, a este momento, tampoco ha emitido comunicación alguna en oposición a la de su familia”, argumentan los togados. Y continúan: “No corresponde a esta Corte hacer ninguna apreciación subjetiva, ni tampoco es necesaria la existencia de una declaratoria de interdicción (de haber sido esa la intención, se hubiera colocado una redacción afín en el artículo). En cambio, solamente le compete reconocer la cesantía en el cargo y es harta obligación de la Corte atender a esa obligación (sic)”.

También sostienen que la reconocer la cesantía es “jurídica y éticamente correcto” ante “el preocupante hecho de que esta honorable Corte de Constitucionalidad tiene una integración irregular”. Y advierten “no respetar esto es no respetar la Constitución” porque la Corte debe estar conformada por magistrados de las cinco instituciones a las que personifican, la Presidencia de la República, el Congreso, la Suprema, el Colegio de Abogados y la Universidad de San Carlos.

La CC, cuya presidencia este año está a cargo de Gloria Porras, suspendió la sesión programada para hoy y la agendó para mañana 9 horas. El asunto ha sido conocido por el tribunal desde el viernes 2 de octubre, pero problemas de conexión de un magistrado impidieron que la reunión pudiera continuar. La discusión continuó el sábado 3, pero no hubo acuerdos, en hay demandas desde las cámaras empresariales para que haya una solución.