Estas son las denuncias penales contra Amelia Flores que no se desvanecen con su renuncia al Ministerio de Salud

La reciente dimisión de Amelia Flores al cargo de ministra de Salud no la exime de las eventuales responsabilidades penales en su poco más de un año de gestión pública.

Publicado el
La exministra de Salud, Amelia Flores, fue denunciada por las dudas que rodean el contrato firmado por Guatemala para la compra de las vacunas rusas. Fotografía: Prensa Libre (Johan Ordoñez/AFP).
La exministra de Salud, Amelia Flores, fue denunciada por las dudas que rodean el contrato firmado por Guatemala para la compra de las vacunas rusas. Fotografía: Prensa Libre (Johan Ordoñez/AFP).

El hermetismo con el que se manejó la compra de las vacunas rusas contra el covid-19 le costó a la exministra de Salud dos solicitudes de interpelación y dos denuncias ante el Ministerio Público (MP).

Los juicios políticos en el Congreso de la República habían sido programados para el 28 y 30 de septiembre, pero por la renuncia de Flores las interpelaciones quedaron sin efecto.

Cosa que no ocurre con las denuncias que le formuló la organización social Acción Ciudadana (AC), quien estima que el manejo de la información para la compra de las vacunas Sputnik V pudo llevar a que la exfuncionaria cometiera algunos delitos.

La primera denuncia la señala por el cargo de retención de información; la segunda detalla los delitos de fraude, malversación y asociación ilícita, siempre por el manejo de datos y transparencia en el contrato de las vacunas rusas.

Flores llegó a la cartera salubrista el 18 de junio de 2020 en sustitución de Hugo Monroy, estuvo en la etapa de reapertura cuando comenzó a funcionar el semáforo de alertas epidemiológicas covid-19.

Así mismo dio acompañamiento a los últimos meses de vida de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid) y lideró, desde febrero pasado, el Plan Nacional de Vacunación.

Esta última tarea enlistada le ocasionó críticas a la funcionaria por no entregar una copia del contrato de las vacunas Sputnik V, afirmando que se trataba de información confidencial.

El incumplimiento en la recepción de dichas vacunas y el constante hermetismo de la funcionaria le costó críticas políticas y las acciones penales que deberán de seguir su curso en el MP.

Pocas expectativas

Las denuncias contra Amelia Flores se presentaron en el MP hace más de dos meses, según recuerda Edie Cux, director de AC, quien afirma que no han tenido ninguna noticia para conocer el trámite de esos señalamientos.

Aunque la teoría dicta que ahora que Flores no tiene inmunidad los agentes fiscales tienen vía libre para hacer sus investigaciones, Cux es un tanto exceptivo de qué tanta libertad tendrán los fiscales para trabajar.

“Las denuncias siguen su curso de investigación en el MP, lamentablemente de esta institución no hemos recibido ningún tipo de información, requerimiento, ni siquiera hemos sido citados para la ratificación de la denuncia y eso que presentamos las denuncias hace más de dos meses. Amelia Flores ha perdido la inmunidad y ahora depende de las investigaciones per si podría ser procesada, las denuncias son por retener información pública”, señaló.

El abogado añadió  que la estrecha relación entre la Fiscal General, María Consuelo Porras, y el presidente Alejandro Giammattei, puede ser un factor que jugué  en contra.

“El MP no va a avanzar en las investigaciones, lo que si es que aun así las denuncias tienen un plazo de investigación extenso porque los funcionarios públicos tienen hasta 20 años de responsabilidad penal, entonces si llegará a cambiar el Fiscal General posiblemente si se podrían retomar estas investigaciones”, refirió.

La misma lectura tiene David Gaytán, consultor en temas de transparencia y fiscalización, quien estima que si visualiza algunas conductas de Flores en el puesto de ministra que merecen ser investigadas.

“Su actuar se vio bastante comprometido, ella era conocida como una funcionaria correcta y de carrera, de quien muchos habríamos esperado mucho más, a lo mejor las presiones del Organismo Ejecutivo no la dejaron trabajar de manera correcta. A mí siempre me pareció que lo correcta de ella habría sido demostrar porque no pudo trabajar como debía en el ministerio de Salud, sin lugar a dudas hay delitos que son evidentes como la reserva ilegal del contrato de Sputnik, es evidente”, argumentó.

Se consultó con el portavoz del MP, Juan Luis Pantaleón, cómo han avanzado las denuncias que se han presentado contra Amelia Flores, exministra de salud, pero al cierre de esta nota aún no se tenía una postura.

El vocero señaló que debía de hacer la consulta corresponde a la fiscalía que recibió el expediente, para posteriormente explicarnos el trámite legal de las mismas.

Lea también: Cuánto elevó la pandemia la deuda pública en Centroamérica (y en qué lugar está Guatemala)

Sigue la fiscalización

La interpelación más cercana que tenía Amelia Flores hasta antes de renunciar al cargo era la solicitada por el diputado Aníbal Samayoa, integrante del Partido Humanista.

El legislador lamentó que Flores abandonó el cargo a tan solo días de ser cuestionada públicamente por el contrato de las vacunas rusas, el abastecimiento de medicamentos en los hospitales y por la estrategia utilizada en el Plan Nacional de Vacunación.

Samayoa destacó que la interpelación no es propiamente a la persona sino al cargo, por lo que no descarta presentar una nueva solicitud de juicio político pero al nuevo ministro de Salud, Francisco Coma.

Pero antes de llegar a esta etapa el diputado solicitó a Coma la misma información que en su momento la exministra de Salud le negó, bajo el argumentó que eran datos sensibles y confidenciales.

Si Coma se pone en un plan similar, Samayoa estaría solicitando la interpelación porque asegura que esos datos son de interés público, porque abordan un aspecto clave para que el país combata a la pandemia.

“Eso no quiere decir que dejemos de fiscalizar al nuevo ministro, obviamente no es un ministro que está entrando como nuevo a la cartera, ya tiene la experiencia porque fue viceministro de hospitales entonces ya sabe cómo está la situación actual, entonces su beneficio de la duda es mucho más corto porque ya está en la administración y porque ya no tenemos tiempo porque la vida de los guatemaltecos sigue en peligro”, concluyó.