Expertos en justicia: las bases de datos que el MP recibió de la Cicig son un reto para sus investigaciones

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) se marchará del país el 3 de septiembre, por lo que el viernes 23 de agosto inició el traslado de su información al Ministerio Público como parte del proceso de cierre.

La Cicig entregó los primeros documentos al MP para que continúe con las investigaciones (Foto Prensa Libre: Cortesía Cicig)
La Cicig entregó los primeros documentos al MP para que continúe con las investigaciones (Foto Prensa Libre: Cortesía Cicig)

 

Ese día, entregó, como parte de su primera fase, más de 200 informes de análisis criminales, financieros y demás datos correspondientes a sus investigaciones al MP.

El último día de labores de la Comisión será el 3 de septiembre, tras la decisión del presidente Jimmy Morales de expulsar del país al comisionado Iván Velásquez y de dar por terminado de forma unilateral el acuerdo que da vida a la Comisión.

Ese día, una delegación de la Comisión hizo entrega a la jefatura del MP 16 informes de análisis financieros, 32 informes de análisis criminal, 18 informes de análisis forense y 33 informes policiales.

También entregó 117 informes del último trimestre distribuidos en informes policiales, financieros, de análisis criminal y forense.

La Cicig informó que esta semana entregará información pendiente relacionada a las investigaciones en curso.

Analistas en temas de seguridad consideran que salida de CIcig debe obligar a entidad nacional a mejorar sus capacidades y continuar la lucha contra la corrupción.

Exmagistrado José Quesada Fernandez (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Foto: Edwin Berci‡n 02-04-2013

Desde el inició se debió capacitar

José Quesada Fernández, exmagistrado de las cortes Suprema Justicia y  de Constitucionalidad, opina que, “como país soberano, no podemos depender  de que siempre exista alguien que nos esté asistiendo”.

¿Qué significa que la Cicig haya entregado al Ministerio Público (MP) la base de información y datos sobre las investigaciones en curso?

Una vez que la Cicig se haya ido del país, lo deseable es que quede una institución que haga las investigaciones adecuadamente.  Evitar la corrupción no era uno de los objetivos de ese organismo, pero lo realizó.

Tenemos que luchar contra ese tipo de cuestiones; es decir, somos los guatemaltecos los que tenemos que ver cómo podemos entender nuestra propia evolución, y esa es una transformación en el sentido del Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

¿Ayudará esta información a las investigaciones del MP?

Uno de los puntos principales que debieron darse desde el principio del trabajo de la Cicig fue la capacitación del MP.

Como país soberano, no podemos depender de que siempre exista alguien que nos esté asistiendo, que nos esté diciendo cómo se deben hacer las cosas.

Está bien que nos enseñen, para que veamos cuál es el progreso de otros países y veamos cómo debe hacerse una investigación correcta, pero en algún momento teníamos que abandonar el diseño de la Cicig o el de alguien que siempre nos esté asesorando.

¿Considera que hubo traslado de capacidades?

El traslado no se hace en el último momento o año, después de que el ente internacional estuvo en el país  diez o 12 años.

Durante todo este tiempo, los que trabajaron  para la Cicig debieron haber aprendido cuál es la situación y cómo se investiga, aparte de las capacitaciones que tuvo el personal guatemalteco, que tampoco era  que no lo pudiera hacer personalmente.

Se especula que el personal que trabajó con la Cicig no será tomado por el MP. ¿Cuál es su opinión?

No creo. Considero que quedó suficiente personal capacitado en el MP para que en una forma imparcial pueda hacer las averiguaciones e investigaciones que considere necesarias.

No creo que necesitemos toda la vida ser guiados por alguien que sea el hermano o la hermana mayor.

 

Abogado José González de Impunity Watch (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

El MP debe disipar dudas

 

José González,  coordinador del programa de justicia de Impunity Watch, considera que el MP está dando la percepción de que no está preparado.

¿Cuál es su opinión de que la Cicig haya entregado al MP las bases de información y datos sobre investigaciones?

Sin duda, genera preocupación. El MP tendría que desarrollar un buen trabajo para disipar las dudas que hoy se tienen sobre la lucha contra la corrupción. Hay que ver cuál va a ser la respuesta institucional, pero en esencia debe disipar la duda de que sí estaba preparado para luchar contra la impunidad.

¿Cuál es su opinión de la partida de la Cicig?

Lo más importante es analizar cuáles son los vacíos que deja la Cicig. Este organismo actuaba con independencia no solo de los poderes políticos, sino también en sus análisis, porque al contar con investigadores extranjeros los nombres de los investigados no les sonaban como sí podría ocurrir con un nacional.

Tenían la capacidad de hacer esta interconexión entre personas de distintos sectores sin  el temor de sufrir represión.

Esta capacidad de análisis, de interconexión de información de distintos casos que fueron creándose es una capacidad que el MP debería mantener y crear una dirección de análisis.

¿Qué significa  que el MP tenga esa información?

El MP está dando la percepción de que no está preparado para retomar la investigación y persecución penal  de casos complejos, que con sus matices cubría la Cicig.

Hay dos riesgos fundamentales: por un lado, que los casos que ya están judicializados tengan un buen litigio, una buena presentación ante los tribunales. Hay que recordar que los investigadores no son los que litigan; entonces, que el fiscal que vaya a presentarse tenga el conocimiento íntegro del caso y sepa cómo está funcionando.

Además, que el análisis criminalístico del MP no solo reciba información y la acumule como una cuestión estadística, sino que tenga la capacidad de generar un análisis cruzado para continuar profundizando las investigaciones que quedaron abiertas.

¿Y la protección del personal?

Un tercer peldaño, de suma importancia, es garantizar la seguridad e integridad de los fiscales investigadores y su independencia y, por supuesto, continuar avanzando con las denuncias y los casos que todavía no están judicializados.

Carmen Rosa Villa, excomisionada adjunta de la Cicig en el 2016. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

El desafío del MP es lo que hará

María Rosa Villa, consultora internacional peruana,  quien en el 2016 fue comisionada   adjunta de la Cicig, dice que la obligación del  MP  es continuar con las investigaciones, pues   recibió toda la documentación.

¿Cuál es su opinión de que el mandato de la Cicig finaliza el 3 de septiembre?

Es una lástima que un organismo  que contribuía de manera efectiva,  fehaciente y con todo su  expertise al  MP cierre de la manera como  está ocurriendo.

La Cicig es una institución única que tiene  una buena experiencia en  la lucha contra la corrupción y la impunidad, y que había profundizado mucho en la investigación de las redes de corrupción que operan  en Guatemala.

Existe inquietud en cuanto a la forma en la que el MP  aprovechará la información que le trasladó la Cicig.

El gran desafío que tiene el MP es mostrar de manera imparcial e  independiente lo que hará con esa  documentación.

Tiene la obligación de continuar con todas las investigaciones, pues  está recibiendo  la documentación que sustenta las pesquisas.

Todo ese bagaje debería llevar al MP a hacer investigaciones profundas con  la debida diligencia, lo cual significa investigaciones serias y  eficaces, y luego formular las acusaciones que corresponden para el debido juzgamiento; por supuesto, con las garantías establecidas en los estándares internacionales.

La lucha contra la corrupción se efectúa en muchos  países,  y nos llama a reflexionar sobre la importancia que tienen las instituciones nacionales.

Algunos miraban como una fortaleza de la Cicig el   respaldo internacional  para que no se plegara a los poderes políticos locales.

Acá hay un elemento importante, como lo es haber contribuido a fortalecer el MP. El objetivo  era captar la experiencia de otros países y que  la institución se apropiara de ese conocimiento y, de hecho, uno de los mandatos fue apoyar y desarrollar las capacidades de esa institución; por eso se apoyó a la Feci.

¿Se cumplió?

El espíritu que privó fue apoyar al  MP para fortalecer sus investigaciones, por eso  la gente que trabajó en la Cicig tenía mucha experiencia en otros países. El fenómeno de la corrupción afecta a varios países, y por eso  se deben contar  con las herramientas adecuadas para investigar.

Notas relacionadas:

>Presentan amparo en la CC para que la Cicig continúe en el país

>Inicia proceso de cierre de Cicig con la entrega de sus bases de datos al MP

>La CC dio trámite a un amparo a favor de Cicig, ¿qué cambia para la Comisión?

 

1

Francisco Lopez Hace 4 meses

.
.
.
.
.
.
DE CONSUELO PORRAS NO SE PUEDE ESPERAR…
.
… NI capacidad
.
NI voluntad política.
.
NI independencia.
.
Simple y llanamente es un Desconsuelo para la lucha contra la Impunidad y Corrupción.
.
¿ Cuánto apostamos a que los casos de CICIG se caerán con ella ?
.
.
.
.
.