Extorsiones a Movistar | Bloqueadores en cárceles funcionan parcialmente

Los ataques recientes relacionados con el cobro de extorsiones dan la percepción de que ese flagelo se ha incrementado.

Publicado el
Francisco Rivas Lara, ministro de Gobernación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Francisco Rivas Lara, ministro de Gobernación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En entrevista con Prensa Libre, Francisco Rivas, ministro de Gobernación, afirma que mantienen la lucha contra ese delito,  que en buena parte se comete desde las cárceles.   


¿Hay un repunte de extorsiones?
Hay que tomar en cuenta que  las extorsiones se han convertido en  la principal actividad criminal  de los grupos delictivos, ya que es una fuente de  financiamiento de  la Mara Salvatrucha y el Barrio 18.

En esta ocasión se  han dirigido acciones directas en contra de Movistar, las cuales se hicieron públicas y esa es la razón de que se perciba un ambiente tenso o de un incremento de estas.

¿Por qué  se siguen cometiendo desde las cárceles?
Este es un problema que  hemos tratado de combatir a lo interno de las cárceles. Sabemos que para extorsionar existen dispositivos electrónicos de todo tipo, no solo aparatos telefónicos.

Continuaremos con los protocolos de control y seguridad, coordinando con la gremial de las empresas de telefonía, para que se genere el bloqueo total y no se puedan sacar llamadas.

Se ha detectado que de 10 llamadas que se generan desde las cárceles,  ocho son de la empresa que hoy es víctima de extorsiones.

¿Funcionan los bloqueadores de señal?
Los bloqueadores que en algún momento adquirió el Estado nunca funcionaron en su totalidad.

Después se aprobó una ley en la que se obligaba a las empresas de telefonía a generar bloqueadores. Estos funcionan de manera parcial.

Estos bloqueadores están bajo la administración y control de las empresas de telefonía, y no funcionan porque hay problema de hardware, producto de sabotaje, además de que la ubicación no es la apropiada. Todo eso propicia que puedan hacerse comunicaciones telefónicas.

¿De que cárceles salen las extorsiones?
El fenómeno se genera desde las cárceles, pero también desde la calle. Es una actividad para poder agenciarse de dinero.

En algunos casos aprovechan la forma de actuar de los grupos criminales para exigir extorsión y resulta que cuando se desarrolla la investigación no son miembros de pandillas.

Dentro de las cárceles donde se han ubicado aparatos telefónicos y se ha establecido que están saliendo órdenes para extorsionar  son el Preventivo de la  zona 18 y la  cárcel de Escuintla.

¿Cuántas estructuras  han sido desarticuladas?
En lo que va del año se ha capturado a 805 personas relacionadas con los delitos de extorsión, como son asociación ilícita, obstrucción extorsiva del tránsito, exacciones intimidatorias, asesinatos y homicidios producto de estos hechos delictivos, perpetrados por esos grupos criminales.

Además, más de 70 estructuras criminales han sido detenidas  solo en lo que va del año.

¿En qué departamentos se registran más extorsiones?
Los departamentos  más afectados son Guatemala, Chimaltenango, Escuintla y Quetzaltenango.

¿Por qué?
Son las ciudades más grandes en cuanto a densidad territorial y cantidad de población. Asimismo, son los lugares donde estas estructuras han asentado clicas. Tenemos identificadas a más de 60 clicas que operan a nivel nacional y un buen porcentaje  se distribuyen en el departamento de Guatemala, especialmente en los municipios de Mixco, Villa Nueva y la ciudad capital.

En Chimaltenango están en la cabecera departamental; Quetzaltenango, en Colomba; y en Escuintla, en la cabecera departamental, Nueva Concepción, Santa Lucía Cotzumalguapa y Puerto de San José.

¿Qué soluciones dan?
Propusimos una  iniciativa  a la Comisión de Gobernación del Congreso,  en la que se prohíba  a las empresas de telefonía generar llamadas y poder usar internet en las cárceles.