Donald Trump mantiene a Guatemala en la lista de países productores y de tránsito de drogas

La Casa Blanca publicó el memorando anual ejecutivo de la administración de Donald Trump para el año fiscal 2021, en el que identifica a 22 países como principales productores de drogas en el mundo o zonas de paso de los estupefacientes.

Publicado el
Jet con posible droga localizado en Petén. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala).
Jet con posible droga localizado en Petén. (Foto Prensa Libre: Ejército de Guatemala).

En el documento, que fue publicado el miércoles 16 de septiembre, figuran los 22 países entre los que se incluye a Guatemala, El Salvador y Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice.

Guatemala ha permanecido en este listado incluso desde la administración de Barak Obama, que fue presidente del 2009 al 2017.

El memorando, que por ley debe enviar anualmente al secretario de Estado en el marco de las asignaciones de gastos, también determina si éstos han incumplido sus obligaciones de lucha antinarcóticos.

“Por la autoridad que me confiere como presidente la Constitución y las leyes de los Estados Unidos, incluida la sección 706 (1) de la Ley de Autorización de Relaciones Exteriores, año Fiscal 2003, por la presente identifico a los siguientes países como principales países de tránsito de drogas o principales productores de drogas ilícitas” publicó Trump en la determinación presidencial.

Los 22 países que incluyó Trump, son los siguientes:

  1. Afganistán
  2. Bahamas
  3. Belice
  4. Bolivia,
  5. Birmania
  6. Colombia
  7. Costa Rica
  8. República Dominicana
  9. Ecuador,
  10. El Salvador
  11. Guatemala
  12. Haití
  13. Honduras
  14. India
  15. Jamaica
  16. Laos,
  17. México
  18. Nicaragua
  19. Pakistán
  20. Panamá
  21. Perú
  22. Venezuela

Según el documento, la presencia de un país en la lista anterior no es necesariamente un reflejo de los esfuerzos antinarcóticos de su gobierno o del nivel de cooperación con los Estados Unidos.

Añade que la razón por la que los países se incluyen en la lista es la combinación de factores geográficos, comerciales y económicos que permiten el tránsito o la producción de drogas, incluso si un gobierno ha adoptado medidas de control de estupefacientes rigurosas y diligentes.

“Las drogas ilícitas infligen un daño enorme a la salud y la seguridad del pueblo estadounidense y amenazan la seguridad nacional de los Estados Unidos. Si bien mi Administración ha logrado un progreso constante para detener la marea de la epidemia de drogas en nuestro país, las organizaciones criminales transnacionales desafían continuamente nuestro éxito al violar nuestras fronteras e inundar nuestra patria con estas sustancias mortales”, dijo Trump.

Las acciones de Trump

Según Trump, Estados Unidos está luchando contra las organizaciones criminales y sus facilitadores a una escala sin precedentes y que en abril pasado comenzó las operaciones antinarcóticas más importantes en décadas dirigidas al tráfico ilícito de drogas en el Caribe y el Pacífico oriental mediante el despliegue de activos militares estadounidenses en el Comando Sur de los EE. UU, en cooperación con 22 aliados internacionales.

Agregó que esto permitió la incautación de más de 80 toneladas métricas de cocaína y otras drogas peligrosas, lo que privó a las organizaciones criminales transnacionales de más de US$1 mil 800 millones en ganancias.

En dos aviones de la Fuerza Aérea Guatemalteca llevaron la droga decomisada en Petén el 19 de enero del 2020. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

México es la mayor fuente de tráfico

“México sigue siendo la fuente de casi toda la heroína y metanfetamina incautada en los Estados Unidos y una ruta de tránsito para la mayor parte de la cocaína disponible en nuestro país”, menciona el documento.

Además, refiere que los carteles mexicanos se aprovechan de los controles desiguales de precursores químicos en México para fabricar drogas mortales, como el fentanilo, dentro de México y pasarlas de contrabando a Estados Unidos.

Añade que estos carteles representan una clara amenaza para México y la capacidad del gobierno mexicano de ejercer un control efectivo sobre partes de su país.

“A menos que el gobierno mexicano demuestre un progreso sustancial en el próximo año respaldado por datos verificables, México correrá un grave riesgo de que se concluya que no ha cumplido de manera demostrable sus compromisos internacionales de control de drogas”, dijo el mandatario en un memorando publicado por la Casa Blanca.

“México debe demostrar claramente su compromiso de desmantelar los carteles y sus empresas criminales y hacer más para proteger las vidas de los ciudadanos mexicanos y estadounidenses amenazados por estos grupos. México debe continuar extraditando a actores criminales clave, intensificar las investigaciones exhaustivas y la incautación de drogas y activos, e implementar un programa sólido de erradicación de la amapola basado en datos y vinculado al desarrollo alternativo sostenible”, expresa.

Menciona que el gobierno mexicano debe reconocer la alarmante tendencia a la producción de fentanilo dentro de su territorio, priorizar las acciones de aplicación de la ley dirigidas a la producción y el tráfico de esa droga y fortalecer los esfuerzos dirigidos a atacar los precursores químicos del fentanilo que se trafican de manera abrumadora desde China.

“Estados Unidos sigue dispuesto a profundizar su asociación con México para abordar estos desafíos compartidos y agradece la oportunidad de desarrollar objetivos conjuntos de control de drogas con México e investigaciones bilaterales basadas en el intercambio transparente y abierto de información y pruebas de investigación que conduzcan a enjuiciamientos exitosos”, señala el documento.

López Obrador desestima memorando de Trump

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador desestimó este jueves 17 de septiembre el memorando de Donald Trump en el que advierte que el Gobierno mexicano está “en serio riesgo” de incumplir con el combate al narcotráfico.

“No hay nada que temer, además de eso, tenemos que ser muy cuidadosos porque hay elecciones en Estados Unidos, entonces mejor esperar, falta un mes y medio, falta poco tiempo y no amerita la declaración una contestación ni ríspida ni enérgica”, expresó López Obrador en su rueda de prensa matutina.