Defensores señalan incongruencias del MP en caso IGSS-Pisa

El juicio por el caso IGSS-Pisa entró a su etapa final este jueves, con las conclusiones de la defensa de 21 sindicados.

Archivado en:

Caso IGSS Pisaifjusticia
Tribunal Undécimo preside el juicio contra 21 personas por el contrato por servicios de pacientes renales que resultó ser mortal. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)
Tribunal Undécimo preside el juicio contra 21 personas por el contrato por servicios de pacientes renales que resultó ser mortal. (Foto Prensa Libre: Erick Avila)

El Tribunal Undécimo de Sentencia Penal, presidido por la jueza Morelia Ríos, escuchó a Sandra Elizabeth Aguilar de Falco, abogada defensora de Otto Fernando Molina Stalling, exasesor del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), uno de los acusados de los delitos de asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones.


Aguilar habló sobre la muerte de los pacientes renales, presuntamente provocada  por el cambio de proveedor del servicio de diálisis, autorizado por la junta directiva del IGSS, en ese entonces encabezada por Juan de Dios Rodríguez, también sindicado en el juicio.

“La muerte de una persona es un hecho lamentable, ya sea por enfermedad, por un accidente, o de forma trágica, nadie quiere morir, pero también uno debe ser objetivo. Si eso quería probar (el Ministerio Público), este no era el debate, porque traen como prueba (el testimonio de) personas que deberían estar en otro juicio, por homicidio culposo”, señaló la abogada.

Lea además: Colom saldrá de prisión bajo fianza de Q1 millón

En este sentido, la defensora criticó la acusación que hizo el MP en contra de su patrocinado y señaló que esta no fue clara ni específica en señalar en qué momento pudo tener influencia Molina Stalling en asegurar que  la droguería Pisa resultara beneficiada con el contrato de servicios de diálisis, como señala la fiscalía.

“Hay incongruencias en los plazos que señala la acusación”, señaló Aguilar, y agregó que “en ningún momento se puede probar la relación del señor Otto Molina Stalling con otorgar facilidades a Pisa”.

Así pues, la abogada señaló que las pesquisas del MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), llegan a conclusiones equivocadas y manipuladas, que tienen la intención de probar la tesis de la fiscalía y no reflejan la verdad.

La abogada se refirió a las sesiones de interceptaciones telefónicas que la Fiscalía presentó al Tribunal, en las que se escucha a Molina Stalling en conversación con distintas personas. “El MP le da una interpretación malintencionada a esas escuchas”, le dijo al Tribunal.

Le interesará leer: Madre de Roberto Barreda irá a EE. UU. con permiso judicial

Otto Fernando Molina Stalling es el hijo de la magistrada separada del cargo, Blanca Stalling, ligada a proceso penal por el delito de tráfico de influencias, luego de que presuntamente intentó convencer al juez Carlos Ruano, entonces miembro del Tribunal Noveno de Sentencia Penal, que llevaba el caso IGSS-Pisa para otorgar una medida sustitutiva a su hijo.

De acuerdo con la investigación del MP y la CICIG, un grupo de empleados de la institución, incluyendo a exintegrantes de la Junta Directiva, encabezada por Juan de Dios Rodríguez, acordaron otorgarle a la Droguería Pisa un contrato para atender a los afiliados  enfermos renales a cambio de coimas. Varios pacientes murieron después del cambio de empresa, debido al precario servicio que ofreció el proveedor.

Contenido relacionado

> Desde San Salvador, Thelma Aldana busca aliados
> Ladrones arrasan con todo el metal y bronce de las calles de Xela
> Cancillería ve complicado el voto en EE. UU.