Ligan a proceso a Kevin Rivas Cordón por el secuestro y asesinato de Litzy Cordón, en Zacapa

Kevin Rivas Cordón fue capturado en Teculután, Zacapa, donde la víctima desapareció y fue encontrada muerta.

Publicado el
Litzy Amelia Cordón Guardado estudiaba Trabajo Social en la Universidad Rafael Landívar de Zacapa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Litzy Amelia Cordón Guardado estudiaba Trabajo Social en la Universidad Rafael Landívar de Zacapa. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Kevin Manolo Rivas Cordón fue ligado a proceso penal por el delito de plagio o secuestro y asesinato en contra de Litzy Amelia Cordón Guardado, informó este lunes 4 de enero el Ministerio Público (MP).

Rivas Cordón, primo de Litzy Amelia Cordón Guardado, fue aprehendido el pasado 10 de diciembre en Teculután, Zacapa, luego de que detectives de la Policía Nacional Civil e investigadores del MP lo señalaran como presunto responsable de la desaparición y muerte de la joven universitaria.

“Como parte de la investigación, la Fiscalía el 10 de diciembre realizó 13 diligencias de allanamiento en inmuebles ubicados en el municipio de Teculután, Zacapa, donde se secuestraron indicios y se logró la captura de Rivas Cordón por su presunta participación en el secuestro y muerte violenta Litzy Cordón”, señala el MP.

El cadáver de Litzy fue localizado el 6 de octubre en un terreno baldío de la aldea Los Puentes, Teculután.

Ella desapareció un día antes y sus familiares lo denunciaron, por lo que las autoridades colocaron una alerta Isabel Claudina.

La última vez que la vieron fue en el sector de Barranca Seca, Teculután.

Cordón era estudiante de Trabajo Social de la Universidad Rafael Landívar, Zacapa.

Según la Fiscalía contra el Delito de Femicidio de Guatemala, que lleva el caso en conjunto con la Fiscalía de Zacapa, estableció que Litzy tenía una estricta rutina que cumplía todos los días: dormía en casa de una tía y por las mañanas se dirigía a la casa de su abuela paterna, pero en el camino pasaba por una construcción regando unas plantas. El 5 de octubre, a las 8 horas, la familia recibió las primeras llamadas que exigían Q5 millones por la vida de Litzy. Un día después apareció sin vida.