MP pide sentencia de 50 años de prisión para señalado de la muerte de Isabel Veliz Franco, crimen ocurrido en el 2001

Juicio llegó a conclusiones y el MP señala que el sospechoso tuvo una relación desigual con la joven.

Audiencia donde se sigue el juicio contra Gustavo Adolfo Bolaños Acevedo por el crimen contra Isabel Veliz Franco. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)
Audiencia donde se sigue el juicio contra Gustavo Adolfo Bolaños Acevedo por el crimen contra Isabel Veliz Franco. (Foto Prensa Libre: Edwin Pitán)

Este jueves 25 de febrero el Ministerio Público (MP) pidió sentencia condenatoria de 50 años de prisión para Gustavo Adolfo Bolaños Acevedo por el crimen contra Isabel Veliz Franco, de 15; hecho que ocurrió en diciembre de 2001.

También el juicio llegó a conclusiones y el MP señala que Bolaños Acevedo, de 37, tuvo una relación desigual con la joven de 15 años.

El argumento  del señalado de que estuvo en Petén en diciembre de 2001 cuando ocurrió el crimen es “un engaño”, porque las pruebas sugieren que su visita a ese departamento fue en noviembre, según el ente investigador.

Bolaños Acevedo tenía 40 vehículos en propiedad y varios inmuebles, la joven era de escasos recursos, por lo que autoridades señala una relación desigual.

Rosa Elvira Franco, madre de Isabel Veliz Franco, en el debate pide justicia y expone: “A mi hija la han desacreditado y era una niña. A mí me mataron cuando mataron a mi hija”.

Agente de la PNC alteró evidencia

El MP reitera que el agente de la Policía Nacional Civil (PNC) en 2001, Jorge Mario Ortiz Maquis, en el caso alteró evidencias e hipótesis.

El agente aseguraba que vecinos decían que Isabel Veliz Franco era “la joven que se mantenía con chóferes”.

Ortiz justificó que el cadáver  expedía un fuerte olor a alcohol, y la prueba científica determinó que sólo tenía el 0.2 por ciento de alcohol y era imposible expedir olores fuertes a esa sustancia.

Casi 20 años después de la desaparición y femicidio de María Isabel, su familia espera que se dicte condena contra Gustavo Adolfo Bolaños Acevedo, principal sospechoso.

El 17 de diciembre de 2001 Rosa Elvira Franco Sandoval, madre de María Isabel, denunció en la PNC que su hija había salido el día anterior a su trabajo y no regresó a casa.

Tenía 15 años, había aprobado 3ro. básico y trabajaba como vacacionista en un almacén de la 6a. avenida de la zona 1. Vivía con su madre, dos hermanos y sus abuelos.

El Estado guatemalteco reconoció que en la investigación hubo irregularidades y atrasos, como que los agentes no efectuaron la búsqueda de la menor, pese a que existía una denuncia. Un día después de que Franco Sandoval alertó a las autoridades se halló un cadáver, tras el aviso de una “llamada anónima”, en la zona 8 de Mixco.

El informe forense confirmó que la niña fue violada y torturada.

El Tribunal de Mayor Riesgo A programó para el próximo 1 de marzo a las 8.30 horas, la audiencia para dictar la sentencia.

Las muertes que dan vida a Isabel-Claudina

Isabel y Claudina Velásquez, fueron víctimas de un sistema fallido; sus muertes se convirtieron en el detonante que provocó la creación de un sistema que busca de mujeres desaparecidas.

La madrugada del 13 de agosto del 2005 quedó grabada en la memoria de la familia Velásquez Paiz. Una llamada a la casa familiar advertía que un amigo de Claudina, hablando por teléfono con ella, escuchó que gritó “¡no, no, no!”.

Claudina Isabel Velásquez Paiz, tenía 19 y estudiante del cuarto semestre de Derecho, fue vista por última vez el 12 de agosto. Después que no llegó de una fiesta a la que fue.

Casos emblemáticos como los asesinatos de María Isabel Véliz Franco y Claudina Isabel Velásquez Paiz tienen en común que el Estado de Guatemala fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por falencias en las pesquisas.