MP señala que la UNE usó testaferros para evitar el registro del dinero para la campaña electoral de 2015

Dirigencia del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) manipuló a terceras personas para cobrar cheques.

La excandidata presidencial Sandra Torres escuchó durante cinco horas las escuchas telefónicas e imputaciones que expuso el MP. (Foto Prensa Libre: No+e Medina)
La excandidata presidencial Sandra Torres escuchó durante cinco horas las escuchas telefónicas e imputaciones que expuso el MP. (Foto Prensa Libre: No+e Medina)

En la continuación de la audiencia de primera declaración de la excandidata presidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) Santa Torres, el Ministerio Público (MP) argumentó este 12 de septiembre los señalamientos por financiamiento electoral no registrado y asociación ilícita en contra de la dirigente de esa agrupación política; además, reiteró la implicación de diputados y políticos.

Torres escuchó la imputación del MP y el 20 de septiembre próximo argumentará su defensa para tratar de evitar que sea ligada a proceso penal.

En la exposición de argumentos que efectuaron los fiscales de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), ahora Fiscalía de Sección, del MP, se revelaron los indicios con los que el ente investigador prueba cómo la cúpula de la UNE utilizó a empelados personales, correligionarios y candidatos de esa agrupación para cobrar cheques y usar el dinero para la campaña electoral de 2015.

Los fiscales expusieron en la audiencia un análisis financiero de la UNE y empresas vinculadas a esta agrupación por medio de las cuales señalaron que se habría cometido el financiamiento no registrado para la campaña electoral.

“El partido Unidad Nacional de la Esperanzo no registró gastos de campaña electoral por Q27 millones 689 mil 304 y está debidamente documentado”, aseguró el fiscal del MP durante la audiencia, ante la jueza Claudette Domínguez.

Usan testaferros

Los indicios recabados por el MP generaron nuevas líneas de investigación para tener certeza de la manera en que no se registró el referido financiamiento electoral.

Los fiscales, por medio de análisis financieros, entrevistas de implicados y escuchas telefónicas, han podido señalar que la cúpula de dirigentes políticos de la UNE usaron a terceras personas para cobrar cheques y obtener dinero para financiar la campaña electoral.

Según el MP el objetivo de la dirigencia del partido de usar a terceras personas para cobrar cheques fue evitar ser involucrados en un caso penal.

En este caso de corrupción señalado por el MP se encuentra como pieza toral la empresa de Maariv S.A., vinculada al excandidato vicepresidencial Mario Leal Castillo, quien está prófugo de la justicia. Esta compañía fue la que se usó para captar las aportaciones y luego emitió cheques a personas cercanas a dirigentes de la UNE.

La Feci presentó durante la audiencia cheques que fueron emitidos por Maariv S.A. y que luego fueron cobrados para financiar la campaña electoral.

Los cheques que se giraron fueron por Q50 mil en los distritos de Huehuetenango, Alta Verapaz, Quiché y Guatemala. Las personas que cobraron los cheques fueron empleados personales de diputados, correligionarios de la agrupación política y candidatos a cargos de elección popular: ellos obedecieron órdenes de dirigentes según los indicios, señalaron los fiscales.

Según la Feci el mensajero de Mario Leal Castillo cambió varios cheques y el implicado expuso a la Fiscalía que no fue consultado para que se “endosaran cheques a su nombre”, que luego tuvo que cobrar en bancos.

El implicado relató a los fiscales que su firma sí es la que aparece en los cheques y que cuando le entregaron los documentos ya estaban a su nombre.

Según el MP cobraron cheques Karin Pérez Lorenzana y Susana Mabel López, quienes entregaron el dinero al diputado Jairo Flores. Las implicadas explicaron desconocer para qué sirvió el dinero, según la pesquisa.

La investigación también determinó que Leslie Odily Pérez y Mauro José Rodríguez acudieron a bancos a cobrar cheques emitidos por Maariv S.A. y el dinero se lo entregaron al exdiputado Julio César López Villatoro, quien se encuentra prófugo, aseguraron.

En los indicios de prueba se estableció que Óscar Romeo Argueta cobró cheques y el dinero fue entregado al exlegislador Carlos Enrique Girón, quien también está prófugo por este caso.

Los alcaldes Ángel Ren Guarcas y Pedro Raymundo Cobo, de Chiché y Nebaj, Quiché, respectivamente, también usaron a terceras personas para cobrar cheques y obtener dinero para la campaña electoral.

Según el MP todas las personas que cobraron cheques argumentaron que desconocían de dónde provenía el dinero y para qué sería utilizado.

Escuchas

En la audiencia el MP reprodujo varias escuchas telefónicas de conversaciones que tuvieron Leal, Torres, el diputado Orlando Blanco y otras personas que están implicadas en el caso.

  • Una conversación de Mario Leal Castillo y el diputado Orlando Blanco advierte de indagaciones que efectuó en su momento la Superintendencia de Administración Tributaria.

Leal: “Te comento que ya me cayó la SAT”.

Blanco: “¿Con qué tema?”.

Castillo: “Es sistemático va vos, no sé si es persecución política, pero están agarrando el listado del Tribunal Supremo, uno por uno. No sé si es bueno o malo para el sistema”.

  • Otra conversación del 7 de marzo de 2016 entre Leal y Torres expuso cómo se alertó por avances en investigaciones.

Leal: “Le pregunto si Mynor ya le comentó que me cayeron a mí también”.

Torres: “Hemos estado revisado y solo es del lado de usted”.

Leal: “Entonces solo es del lado mío. Pues A mí me dijeron que me tenían que chequear para ver si no había recibido nada de alguien indeseable porque la lista es de los míos”.

Torres: “Sería bueno que hablara con Carlos Barreda porque él tiene más info… Yo le escribo en Telegram -red social-”.

Aportes

Maariv pudo emitir cheques por los aportes que recibió de otras personas o entidades, según la investigación del MP.

  • Marlon Estuardo Marroquín, vinculado a la empresa Ingeniería Integral, S.A., aportó Q500 mil.
  • Susana Castellanos González, de Edificaciones Corporativas S.A., aportó Q3 millones 360 mil.
  • El diputado Julio César Ixcamey, de Grupo Empresarial San Felipe, aportó Q1 millón 700 mil.
  • Maynor Zimeri Corado, relacionado a Sosel S.A., aportó Q1 millón 700 mil.
  • Juan Pablo García Castro dio Q500 mil.
  • Gustavo Alejos Jansa -hijo de Gustavo Alejos Cámbara- aportó Q500 mil.
  • Per Michael Erichsen Rydhager, de Unipharm, S.A., aportó Q250 mil.
  • Nelson Alexis García Morales, de Summa Aqua, S.A., aportó Q204 mil.
  • Antonio Juan Cristiani Burkard aportó Q100 mil.

Los indicios han sugerido que la empresa Promotora de Recursos Habitacionales S.A. (PROHABSA) recibió aportes por Q5.6 millones para financiar a la UNE. El dinero provino de las compañías Ingeniería Industrial S.A., Agrícola Industrial Solesa S.A. y Comercializadora Kutno S.A., indicaron los fiscales.

El Grupo Inmobiliario Empresarial San Felipe S.A. también emitió cheques para terceras compañías como Maariv S.A. y personas vinculadas a la UNE, determinó la investigación del MP.

Contenido relacionado:

Futbolista Marco Pappa queda ligado a proceso por violencia contra la mujer

PDH señala posibles vulneraciones a derechos en Semuy 2

Organizaciones y ciudadanos presentan señalamientos contra candidatos a magistrados