MP vincula al alcalde de Nueva Concepción y colaboradores a una célula del narcotráfico

En el Juzgado Décimo Penal se escucharon los señalamientos contra ocho personas, entre ellas dos agentes de tránsito de Nueva Concepción, Escuintla, por cargos de narcotráfico y vínculos con la estructura de Los Marroco.

Siete personas, entre ellas dos agentes de tránsito de Nueva Concepción, Escuintla, fueron ligadas a proceso penal, señaladas de  narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Siete personas, entre ellas dos agentes de tránsito de Nueva Concepción, Escuintla, fueron ligadas a proceso penal, señaladas de narcotráfico. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Este grupo criminal se dedica al narcotráfico, al tumbe de dinero y de drogas”, resumió la fiscal Paola Hernández quien señaló a las ocho personas de tener nexos con la estructura criminal denominada Los Marroco, que operaba en la costa sur. Por este caso enfrenta un antejuicio Otoniel Lima Recinos, alcalde de Nueva Concepción, Escuintla.

Víctor Cruz, titular del Juzgado Décimo Penal, llamó a cada uno al estrado para que explicaran su actividad y cuánto es lo que devengan cada mes. La audiencia se realizó en la sala del nuevo Tribunal de Mayor Riesgo E, que aún espera que le trasladen un proceso penal.

El supuesto cabecilla César Gustavo Méndez Váldez, alias “El Checha”, quien declaró que está casado y tiene un hijo menor de edad. Es agente de la Policía Municipal de Tránsito de la Municipalidad de Nueva Concepción, en Escuintla. El Ministerio Público (MP) lo señala de “coordinar la estructura de sicarios”.

Su jefe Jorge Mauricio González Letona, quien dirigía la PMT de la localidad, es otro de los sindicados. Declaró ser padre de tres hijos.

Los otros señalados son Walter Efraín Sarceño Barco, quien dijo ser ganadero que deventa Q25 mil mensuales; Lester Alfonzo Peralta Cabrera, de profesión agricultor que gana Q2 mil mensuales y es padre de dos hijos; Irving Omar Bercián Díaz, también agricultor; y Henry Estuardo Gramajo Hernández, transportista, vendedor de automóviles y criador de tilapias que devenga Q30 mil cada dos meses.

También Julio Armando Ordóñez Juárez, agricultor y padre de cuatro hijos que gana Q2 mil mensuales; y Randy Eduardo Castillo Cordón, quien mencionó que tiene una granja de pollos y vende automóviles por lo que gana Q10 mil mensuales.

Señalamiento

La representante del MP señaló a las ocho personas de su participación en cinco eventos ilícitos. Uno de ellos fue la incautación de 660 kilos de cocaína el 26 de septiembre de de 2017.

Ese día militares inteceptaron una embarcación a 90 millas náuticas, frente a Tecojate, Nueva Concepción, y fueron detenidos los guatemaltecos Hugo Daniel Salguero Santos y Ramiro Velásquez Castro; los ecuatorianos Mauro Daniel Cagua Baberan y Pedro Pablo Pacheco, y el colombiano José Walter Salazar Aguirre.

Lee además: Tribunal declara en rebeldía a difunto pandillero “Liro Boy”

Ese fue el punto de partida para investigar la supuesta estructura. Las intervenciones telefónicas detallan que entre el 16 y 30 de abril de este año integrantes de la Fiscalía contra la Narcoactividad se enteraron que la estructura realizaría un allanamiento ilegal el 16 de mayo, el cual no se concretó.

El 2 de mayo último, Méndez Valdez y Peralta Carrera hablaron cierto dinero, droga y armas ubicados en una camaronera. Las autoridades allanaron la propiedad dos días después, la cual pertenece a Carlos Humberto Amaya Martínez, alias “el Pingüino”, concejal Primero de Nueva Concepción, en la playa de Tecojate, donde incautaron Q59 mil 118.95 en efectivo, una escopeta, un fusil y una pistola.

Cesar Gustavo Mendez Váldez, alias “Checha” -con chaleco-, un agente de tránsito, está señalado como el cabecilla de la estructura. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

Más hechos

En otro incidente, un allanamiento ilegal ocurrió el 18 de mayo último, del cual existe una denuncia. Un grupo de ocho hombres irrumpió en una vivienda en la aldea Costa Sur, kilómetro 149 de la ruta de Tecojate a Nueva Concepción. Amenazaron a una familia y les exigieron Q200 mil. Los hombres se robaron Q18 mil en efectivo, joyas por Q60 mil, tres celulares y dos uniformes militares.

El avance de la investigación detalla que evitaron dos crímenes que supuestamente iba a consumar la banda. Uno lo planificaron entre el 6 y el 15 de mayo último y la PNC alertó a la posible víctima. Del otro homicidio hubo información el 16 de agosto último, cuando Méndez Valdez conversó con Ávila Castillo respecto a que una mujer lo estaba contratando para asesinar a una persona por Q40 mil. Las autoridades alertaron a la víctima.

Contenido relacionado

>Supuesta estructura de narcotráfico está vinculad al edil de Nueva Concepción

>Cuñado de Roberto Barreda pide criterio de oportunidad en el caso Siekavizza

>Gobierno ordena retirar policías de la Cicig

0