Hubo 15 muertes por día en 2013

Unas cinco mil 259 personas murieron en el 2013 en hechos violentos, según dato preliminar de la Policía Nacional Civil y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), lo que equivaldría a casi 15 muertos diarios.

Archivado en:

Díamuertes
Hombres armados masacraron a 11 personas en San José Nacahuil, San Pedro Ayampuc
Hombres armados masacraron a 11 personas en San José Nacahuil, San Pedro Ayampuc

La cifra global refiere un incremento de 66 homicidios en relación con el 2012, cuando según cifras oficiales hubo cinco mil 193 personas ultimadas.

En el 2009 hubo cinco mil 974 homicidios, el mayor número de muertes ocurridas en los últimos cinco años, y a partir del año siguiente, el número de víctimas ha bajado.

Aunque en los siguientes años no ha llegado a esa cifra, a las organizaciones civiles les preocupa que no se reduzca a los cinco mil 153 del 2008.

A balazos

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), en el recién concluido 2013, los homicidios a balazos ocuparon el primer lugar en hechos de violencia.

En el departamento de Guatemala hubo más crímenes con este tipo de arma, con mil 494.

La zona con mayor índice criminal fue la 18, a pesar de que ahí se encuentra la Fuerza de Tarea Maya, en la que participan agentes de la PNC y elementos castrenses de Seguridad Ciudadana.

En esa zona, de enero a noviembre murieron 99 personas baleadas y tres por arma blanca, según la PNC.

La segunda zona más peligrosa fue la 6, donde fueron ultimadas 66 personas a balazos y cuatro por arma blanca.

En cuanto a municipios, hasta noviembre último, Villa Nueva mantuvo altos índices criminales. ya que se reportaron 245 personas baleadas.

Mixco fue el segundo municipio con más violencia, donde murieron 158 por arma de fuego; y el tercero fue Villa Canales, con 69 homicidios.

Escuintla siguió como el segundo departamento de mayor conflictividad en todo el país, pues hasta noviembre perecieron 556 personas.

Hechos

Datos policiales indican que las formas más recurrentes de muertes son homicidios en ataques con armas de fuego, por arma blanca, por arma contundente, estrangulamiento y linchamientos.

En el año recién concluido también murieron desmembradas seis personas, según el Inacif.

últimos dos días

En los últimos dos días del 2013 perdieron la vida 11 personas que fueron baleadas, según la información de la Policía.

El lunes recién pasado murieron cinco, y otra más en un ataque con arma blanca.

El último día de diciembre, para despedir el año, murieron baleados seis hombres, y uno por arma blanca, de acuerdo con el informe de novedades de la PNC.

Reacción

Ronaldo Leiva Rodríguez, general retirado y analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), externó su preocupación de que en los últimos dos años el número de muertos se haya incrementado, luego de una ligera tendencia hacia la baja.

Añadió que al comparar los hechos del 2012 y los del 2013, son 66 homicidios más, y aunque no es exagerada la cantidad, ” la tendencia es hacia el alza”.

“Se rompió la tendencia que se traía desde el 2008, y este año que comienza puede continuar para arriba”, dijo.

De acuerdo con Leiva Rodríguez lo que necesita el Gobierno es llevar a cabo una revisión de lo que ha implementado desde el inicio de su gestión.

Explicó que una de las áreas es ver si las Fuerzas de Tarea desplegadas llegaron a su máximo rendimiento positivo, ya que son mesas de trabajo e investigación, y tendrán que revisar qué acciones pueden implementar.

“La delincuencia toma la medida de las acciones que las autoridades ejecutan. La labor de prevención del delito puede que se esté quedando corta por estar esperando a reaccionar”, añadió.

El analista explicó que hasta ahora han habido acciones, como la graduación de más agentes de la Policía y se han efectuado cursos para oficiales, pero todo esto no ha dado los resultados esperados.

Agregó que ahora existe más personal, y pueden mejorarse las medidas de prevención, pero para eso se necesita de una mejor movilidad de los agentes para efectuar patrullajes y tener presencia.

Matanzas

Las masacres también marcaron el 2013. La principal fue la muerte de ocho agentes y un subinspector de la PNC en la estación de Salcajá, Quetzaltenango, donde ingresó un grupo armado el 13 de junio.

La Policía responsabilizó de este hecho al crimen organizado y a su presunto principal cabecilla, Eduardo Francisco Villatoro Cano, alias Guayo Cano, quien fue detenido en México y entregado a las autoridades guatemaltecas.

Otro hecho fue la matanza de 11 personas en San José Nacahuil, San Pedro Ayampuc, atribuida por las autoridades a un grupo de pandilleros.

Juventud vulnerable

La Procuraduría de los Derechos Humanos, en su informe consolidado hasta octubre, enfatizó en que los jóvenes de 20 a 29 años son los más vulnerables a la violencia.

Las autoridades explicaron que unos 300 menores de edad, la mayoría hombres, fueron ultimados en ese período.

En un reporte de la Procuraduría de los derechos Humanos (PDH), con base en la información de la PNC, refiere que 279 adolescentes de 12 a 17 años fueron ultimados.

La mayor cifra —240— fue de víctimas que tenían de 15 a 17 años.

Agentes de la División Especializada en Investigación Criminal explicaron que muchos adolescentes comprendidos en esas edades estaban vinculados a pandillas o fueron reclutados por los delincuentes para llevar a cabo acciones de sicariato, y a eso se debe muchas veces la vulnerabilidad.

Despistolización

El Ministerio de Gobernación implementó un plan de despistolización, y al final del 2013 había decomisado cuatro mil 466 armas de fuego. La mayor incautación fue de pistolas, con tres mil 21.

Con el dispositivo de seguridad que llevaron a cabo durante diciembre último, las autoridades recuperaron otras 221 armas, cuyos portadores no tenían licencia de portación y en otros casos estaban en manos de integrantes de bandas delictivas.

En el período de enero a noviembre del año pasado recuperaron 700 revólveres, 345 escopetas, 137 rifles y 276 armas artesanales, conocidas como escopetas hechizas.

Gobernación

“Utilizamos un nuevo dispositivo”

Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación, señaló   antes de que concluyera el 2013 que hicieron una proyección sobre este flagelo y efectuaron  una intervención en la Policía, para impulsar un nuevo dispositivo, con el objetivo de reducir estos hechos el año pasado.

“El dispositivo se hizo para los últimos cuatro meses y nos dio buen resultado”, agregó.

El funcionario explicó que la incidencia criminal del 2013   estará en términos porcentuales más o menos idénticos a  los del  2012.

El jefe de la cartera del Interior admitió  el 27 de noviembre último que habría un incremento de 200  muertes en el país,   en comparación con el 2012,  cuando cerró con cinco mil 193 homicidios.

Explicó, ante la Cámara de Empresarios, que los analistas serían los primeros en referirse a que fracasó la política de gobierno en el tema de seguridad.

Reacción

Es una asignatura pendiente

No se redujeron los homicidios, lo cual quiere decir que para el Ministerio de Gobernación es una asignatura pendiente, indicó Eleonora Muralles, de Familiares y Amigos contra la Delincuencia y el Secuestro (FADS).

“Como ciudadanos y organizaciones —civiles—  tenemos que exigir  que se reduzca  el número de homicidios diarios  o que no se incremente en comparación con otros años, pero al ver la cantidad de hechos es como si murieran 15 personas  diarias y con eso no podemos conformarnos”, dijo.

Agregó que en el 2014 ojalá no aumenten los homicidios, pues es año preelectoral y en el país es costumbre que las autoridades  enfoquen su trabajo en asuntos   partidarios.

“Instamos a que el Ministerio   insista en los planes de prevención, pues sin ellos no habrá disminución” de casos, explicó.