Otto Pérez, Gustavo Alejos y su esposa, Juan de Dios Rodríguez y un arquitecto enfrentan nuevo caso de corrupción

El exvicepresidente Gustavo Adolfo Espina Salguero dejó una excusa tres horas antes de la audiencia de primera declaración en el caso Red de poder, corrupción y lavado de dinero.

Gustavo Alejos ingresa en la sala de audiencias del Juzgado de Mayor Riesgo D. Su esposa, Beatris Jansa Bianchi de Alejos, en la primera fila. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Gustavo Alejos ingresa en la sala de audiencias del Juzgado de Mayor Riesgo D. Su esposa, Beatris Jansa Bianchi de Alejos, en la primera fila. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

Erika Aifán, jueza de Mayor Riesgo D, inició la audiencia de primera declaración a cuatro sindicados, entre ellos el expresidente Otto Pérez Molina, quien antes de la audiencia dijo: “Son las últimas patadas de ahogado de la Cicig -Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala-”.

A la cita también comparecieron el empresario farmacéutico Gustavo Adolfo Alejos Cámbara, su esposa, Beatris Jansa Bianchi de Alejos, el arquitecto Rafael Escobar Pereira y el expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López.

El único ausente fue Gustavo Adolfo Espina Salguero, quien fue vicepresidente del 14 de enero de 1991 al 1 de junio de 1993. Durante la audiencia Aifán explicó que a las 9 horas había entregado un memorial para estar ausente, sin aportar más detalles.

Sigue en prisión

Alejos, exsecretario privado del expresidente Álvaro Colom Caballeros, frustró su intensión de que le otorgaran arresto domiciliario a pesar de haber argumentado que al saber que existía un nuevo caso en su contra se había puesto a disposición de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci).

Aifán negó la petición de arresto domiciliario con el argumento que existieron inconsistencias en un acta que firmó el notario Brayan Corado cuando compareció junto con su papá, el diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Roberto Alejos Vásquez, a la sede central del Ministerio Público (MP), el 25 de julio pasado.

Incluso, la jueza ordenó que se abra un expediente contra el notario Corado debido a que el acta explica una hora de inicio -13:15 horas- y de finalización -55 minutos después- y el documento se refiere a que fue entregado ante la fiscal General María Consuelo Porras, a las 14 horas.

También que el abogado Ranferí Díaz -quien defiende a Alejos- se refirió a que había comparecido ante la Feci el 30 de julio pasado y después, el 1 de agosto último, se reiteró la petición para ser citado. Aifán explicó que las fotografías que le mostraron carecían de la identificación del día y la hora en que fueron captadas.

Otro aspecto que valoró Aifán para dejar en prisión a Alejos fue la argumentación del fiscal Carlos Videz, quien refirió que el pasado 6 de agosto el fiscal Andrei González compareció a la vivienda de Alejos en el residencial Premier Campestre, en el kilómetro 22.5 de la ruta a El Salvador, en la casa 27.

“Uno de los hijos del señor Alejos -Gustavo Andrés Alejos Jansa- explicó que su papá estaba en una finca, en el occidente, cuando tiene prohibición de salir del departamento de Guatemala”, mencionó Videz.

Dicen sus datos

Al estrado compareció cada señalado para decirle a la juez su nombre, edad, profesión y los hijos que procrearon.

 

El expresidente Otto Pérez en la primera fila junto con sus abogados. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

 

Pérez Molina recordó que desde hace “casi cuatro años” está en la cárcel militar Mariscal Zavala y que tiene 68 años.

Alejos al estar en el banquillo se refirió a que su profesión es agricultor y omitió que es empresario farmacéutico. Se refirió a que está procesado en los casos Cooptación del Estado de Guatemala, Negociantes de la Salud y Transurbano.

Jansa Bianchi de Alejos explicó que es comerciante y Pereira dijo que es arquitecto.

Por su parte, Rodríguez de la Cruz mencionó que es abogado y administrador de empresas.

Seguirá a fin de mes

Aifán suspendió la audiencia y notificó que la misma continuará el 26 de agosto próximo. Ese día el fiscal Videz deberá explicar los hechos del caso.

 

La audiencia inició a las 12 horas en el Juzgado de Mayor Riesgo D. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

 

El caso

Según el MP y la Cicig, exfuncionarios, constructores y abogados habrían integrado una red para beneficiarse con recursos producto de comisiones ilícitas para quedarse con contratos millonarios u obtener el pago de deudas.

Esa red tenía por objetivo “apoderarse del Estado y sus distintas instituciones con el fin de obtener y controlar el poder, extraer recursos a través de los particulares que mantenían contratos o vínculos con el Estado y enriquecerse ilícitamente, asegurando su impunidad y la de los demás partícipes”, citaron las dos entidades.

En esta red, supuestamente, habrían participado  Gustavo Alejos Cámbara, exsecretario privado de la Presidencia de 2008 a 2012; el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), Juan de Dios Rodríguez, exsecretario Privado de la Presidencia de Pérez y expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), Acisclo Valladares Urruela, ministro de Economía, así como el empresario José Maynor Palacios Guerra.

 

Beatris Jansa Bianchi de Alejos. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

 

“Para el cobro/pago de comisiones, se utilizaba el sistema bancario guatemalteco y el sistema bancario internacional, particularmente el panameño, como consecuencia de la compra de sociedades off shore en ese país, lo que permitía el manejo de dinero producto de las coimas acordadas. Mediante la elaboración de contratos de préstamos, simulaban ante las entidades bancarias la realización de una actividad económica inexistente, dando apariencia de legalidad al dinero que ingresaba al sistema financiero”, señala la pesquisa.

Así se determinó que Alejos recibió US$7 millones 297 mil 650 de Palacios Guerra y sus empresas, entre el 9 de febrero de 2011 y el 24 de abril de 2012, entre el último año de gobierno de la UNE y el primero del Partido Patriota.

El 15 de febrero de 2011, agrega la pesquisa, Palacios Guerra le transfirió US$1 millónes 421 mil 650 a Dolansea Worlwide Corp. para pagar las acciones de la sociedad Deckner Assets Inc., pero sus activos (apartamentos en Casa Margarita) los recibió y acabaron en poder de Alejos. Dos años más tarde las acciones de las sociedades propietarias de esos apartamentos aparecieron en manos de Acisclo Valladares Urruela, actual ministro de Economía y para quien habrá una solicitud de retiro de inmunidad.

 

 

Contenido relacionado

>Así señala el MP y la Cicig que se fraguó el caso Red de poder, corrupción y lavado de dinero

> Cicig comienza a retirarse como querellante adhesivo por vencimiento de su mandato

> Guatemala tiene poca capacidad de combatir corrupción, según estudio