Proceso contra jueza Marta Sierra de Stalling podría reabrirse por recurso de la Cicig 

Sala de Apelaciones deja sin efecto la resolución del juez Mynor Moto Morataya, quien clausuró el caso conocido como “Bufete de la impunidad”, por considerar que el juzgador no evaluó “si los medios de investigación eran suficientes”. 

Publicado el
La jueza Marta Sierra de Stalling es señalada de haber favorecido a implicados en la red de corrupción de La Línea. (Foto: Hemeroteca PL)
La jueza Marta Sierra de Stalling es señalada de haber favorecido a implicados en la red de corrupción de La Línea. (Foto: Hemeroteca PL)

El fallo de la sala cuarta de la corte de Apelaciones se origina de los recursos presentadas por la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) y el Ministerio Público contra la resolución del juez Mynor Moto Morataya.


El 16 de agosto último, el juzgador dictó el sobreseimiento en contra de la jueza Marta Josefina Sierra de Stalling por el delito de cohecho pasivo y prevaricato, así como de José Arturo Morales Rodríguez, Ruth Emilza Higueros Alay, Jorge Luis Escobar Gómez, Luis Fernando Zapata Zamora y José Luis Montenegro Santos por asociación ilícita; y Miguel Ángel Lemus Aldana por cohecho activo.

El fallo agrega que “el juez Moto Morataya no evalúo si los medios de investigación eran suficientes para establecer la posible comisión de un hecho delictivo, independiente si son correctos los delitos por los cuales se les sindica, ya que para ello existe otra etapa procesal para tipificarlos”.

La Sala consideró que en los argumentos del juez en su fallo se restringe la averiguación de la verdad de los delitos imputados a los sindicados, ya que no analizó si existen suficientes elementos de convicción para requerir la apertura a juicio.

Por lo anterior los magistrados de la Sala ordenaron al juez Moto Morataya señalar audiencia en la cual deberá evaluar la totalidad de los medios de investigación, y si estos son suficientes para resolver si los sindicados deberán enfrentar debate oral y público.

Antecedentes

En septiembre del 2015, la Corte Suprema de Justicia decidió retirar la inmunidad a la jueza Marta Sierra de Stalling para que enfrentara proceso por su presunto vínculo con el denominado Bufete de la Impunidad, que habría beneficiado a integrantes de la estructura de defraudación aduanera La Línea.

La Fiscalía y la Cicig detallaron que la jueza habría obtenido un beneficio económico a cambio de dejar en libertad a Javier Francisco Ortiz Arriaga (Teniente Jerez), Miguel Ángel Lemus Aldana, Estuardo González Álvarez, alias Eco, y otros cuatro supuestos integrantes dered.

Tras permanecer en prisión, el juez undécimo de Primera Instancia Penal, José Eduardo Cojulum, dejó en libertad a la jueza De Stalling por una fianza de Q200 mil.

En junio del 2017 la jueza volvió a la cárcel luego de que un tribunal de Apelaciones anuló la medida dictada por el juez. 

El 16 de agosto del 2017, el juez Moto Morataya, dictó el sobreseimiento del caso.