Quién es Manuel Baldizón, marcado por la política, nacotráfico y lavado de dinero

Este multimillonario petenero se abrió el camino político en el Partido de Avanzada Nacional (PAN) cuando ya sus líderes, Álvaro Arzú y Óscar Berger, se habían alejado.

Publicado el
Manuel Baldizón
Manuel Baldizón, dos veces excandidato presidencial, fue deportado por EE. UU., donde se declaró culpable de lavado de dinero. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Manuel Antonio Baldizón Méndez nació en Flores, Petén, el 6 de mayo de 1970. Llegó a los 52 años en la prisión de MCRae, en Georgia, Estados Unidos, donde debía cumplir una condena de 50 meses de cárcel después de haber admitido que recibió dinero del narcotráfico para financiar las dos campañas electorales que perdió ante Otto Pérez y Jimmy Morales. 

La acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, a través de la Fiscalía del Distrito Sur de Florida, reveló que Baldizón Méndez efectuó transacciones financieras, compró propiedades en Miami y ocultó el hecho de haber aceptado contribuciones de narcotraficantes.  

La sentencia debía terminar el 16 de diciembre de 2023, pero su salida se adelantó y el 5 de octubre de 2022 arribó a la Fuerza Aérea Guatemalteca en un vuelo con otros 129 deportados de los Estados Unidos, según el Instituto Guatemalteco de Migración.  

Baldizón fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Miami el 21 de enero del 2018. Tenía vigente una orden de captura de la Policía Internacional (Interpol) por los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero y otros activos. 

En 2018 documentos judiciales señalaron que el dos veces excandidato presidencial, en 2011 y 2015, había negociado con el Ministerio Público para ser colaborador eficaz. Incluso había asegurado que solicitaría asilo político porque temía por su vida y se consideraba perseguido. 

Sin embargo, al ver que el expresidente Jimmy Morales, quien le ganó la elección en 2015, decidió expulsar a la Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), esto cambió y cumplió con la condena.   

Baldizón era amigo del exalcalde de San José y exdiputado de Petén, Julián Tesucún. Fue este último quien lo presentó en 2003 al secretario general del Partido de Avanzada Nacional (PAN), Leonel López Rodas, cuando tres años antes ya se habían alejado de esta agrupación sus fundadores, Álvaro Arzú y Óscar Berger.  

Baldizón, con una fuerte inversión en su primera campaña como diputado distrital, logró el escaño que pronto le llevó a ser protagonista. En la siguiente legislatura se sumó al partido que llevó al poder a Álvaro Colom, la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).  

Quiso disputarle el poder a Sandra Torres, exesposa de Colom, para lanzarse como presidente por la UNE, pero no lo consiguió y fue entonces que decidió organizar su propia agrupación política. En diciembre de 2008 surgió el bloque legislativo Líder, conformado por diez diputados de 46 que renunciaron a la UNE. 

Para alcanzar la presidencia del país, según el cable 09GUATEMALA969 filtrado por WikiLeaks al medio guatemalteco, Plaza Pública, del 9 de noviembre de 2009, Baldizón logró su ascenso mediante transfuguismos en el Congreso.  

“Siguiendo al líder (por dinero)” fue el título con el que el exembajador Stephen McFarland tituló el apartado del candidato presidencial Baldizón en ese cable.  

“En diciembre de 2008, Manuel Baldizón y otros nueve diputados de la UNE dejaron el oficialismo cuando Baldizón se dio cuenta de que Sandra Torres (y no él) sería la candidata presidencial en 2011. La bancada Líder, de Baldizón, ha crecido hasta 24 diputados, gracias a la oferta no anunciada pero ampliamente conocida de US$61,000 (casi Q500,000) para cada diputado que se sumara a su bloque (nota: el transfuguismo no es ilegal)”, escribió McFarland aquella vez. 

Otro cable del 13 de enero de 2008, 08GUATEMALA150, firmado por el exembajador James Derham, aseguró que Baldizón reconoció haber utilizado la presidencia de la Comisión de Finanzas en 2007 “para asignar fondos a los distritos de diputados y así ganarse su lealtad”. 

McFarland, que en total trabajó seis años en el país, continuó con la descripción del transfuguismo y los partidos políticos en el Congreso.

“Muchos diputados han cambiado de partido desde la elección de 2007. Eso no ha impactado en cómo votan en reformas sobre el Estado de Derecho que interesan a la Embajada (de Estados Unidos); casi todos los votos continúan casi unánimes a favor de las reformas. Las plataformas ideológicas de la mayoría de los partidos son débiles y son más importantes las personalidades, las relaciones personales, el clientelismo, y en ocasiones sobornos”, citó en sus informes oficiales. 

Baldizón con todo ese panorama logró colocarse en la preferencia del electorado. Movió masas desde su propio movimiento que se inscribió en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como la Alianza por el Bien de Todos que más adelante se transformó en el partido Libertad Democrática Renovada (Líder).  

El movimiento tenía como base social a personas de la tercera edad, jubilados y pensionados del Estado, beneficiarios de dos leyes promovidas por él en el Congreso: la Ley del Programa del Aporte Económico del Adulto Mayor, y la reforma a la Ley de Clases Pasivas del Estado, que estableció un aumento de Q139.43 a las pensiones de jubilación. 

En su primera participación en los comicios generales cayó frente a Otto Pérez. Ocupó el segundo lugar, y todo apuntaba que la siguiente podría ser su opción para llegar a la primera magistratura. 

Su bancada fue leal para los hechos políticos que llevaron a la renuncia del general retirado y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, hoy ambos en prisión por casos de corrupción investigados por la Cigig.  

Se suponía que la suerte le acompañaría en la siguiente campaña, después de esos movimientos sociales que surgieron tras la renuncia del binomio del Partido Patriota, pero no fue así. Cayó al tercer lugar de la contienda por debajo de FNC-Nación y la UNE.  

En seis años Baldizón pudo conformar un proyecto político fundado el 25 de noviembre de 2010 por disidentes de la UNE. La caída de Líder, después de haber perdido por segunda vez la presidencia parecía inminente, y, sobre todo, el fin de su carrera política también por las pesquisas que años más tarde se revelaron por parte de la Cicig.

Primero ocurrió la cancelación de su agrupación por las constantes violaciones a la Ley Electoral y de Partidos Políticos y, sobre todo, por haber sobrepasado el techo de campaña electoral en el 2015, el cual había sido fijado por el Tribunal Supremo Electoral en Q52.4 millones. 

Luego la Cicig lo acusó en los casos construcción y corrupción, que implica haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, Transurbano y también de haber elegido, junto con Alejandro Sinibaldi, las cortes que hasta ahora continúan dirigiendo el Organismo Judicial.  

Cambio 

Baldizón guardó prisión, pero en sus hijos ya corría el interés político y son ellos quienes se encargaron de planear un nuevo partido político. La agrupación política Cambio celebró el 21 de agosto pasado su primera asamblea nacional en la que eligió a Jorge Eduardo y Manuel Antonio Baldizón Vargas, hijos del expresidenciable, como secretarios generales adjuntos. 

Aunque aseguran que esto no es parte del legado de su papá, los símbolos de ambos tienen algunas connotaciones, según expertos. Por ejemplo, el de Líder era un dedo pulgar hacia arriba, y en el del nuevo partido usan un antebrazo también con el mismo dedo hacia arriba.  

El presidenciable de Cambio sería Carlos Pineda, un empresario de gasolineras y transporte pesado en Izabal. Él fue electo como secretario de Capacitación y Formación Política.  

Pineda cobró notoriedad en 2020, cuando usó sus aeronaves para rescatar a afectados por las tormentas Eta e Iota. Se identifica como un empresario del transporte y en los últimos meses ha cobrado mucha popularidad en las rede sociales, donde con mensajes populares critica decisiones políticas y genera empatía con problemas económicos de la clase media y baja, de la que él está muy alejado por su posición económica.  

Tampoco sería la primera incursión de Pineda en la política. Una publicación de Prensa Libre de 2019 informa que el empresario iba a competir como candidato a vicepresidente por la Unión del Cambio Nacional (UCN), aunque él lo niega. Mario Estrada, quien iba a ser el presidenciable, fue condenado en 2020 a 15 años de prisión por conspirar para exportar cocaína a Estados Unidos. 

En 2017, Pineda fue detenido por la Policía Nacional Civil (PNC) por atropellar a un hombre en medio de una protesta del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca) en Izabal. 

El partido Cambio no es de Manuel Baldizón. Sus hijos están ahí y en publicaciones en redes sociales han señalado que están alejados de la figura del patriarca petenero. También se han hecho notas por críticas sociales y una particular forma de plantear su posición política a la luz de analogías del futbol para evitar sanciones del Tribunal Supremo Electoral.  

La llegada de Manuel Baldizón no significa que se integre a este partido. Al menos nadie lo confirma, pero el apellido que heredó a sus hijos sí tiene peso en la emergente agrupación política.