Realizan honras fúnebres al abogado Francisco Palomo

Profesionales del derecho y familiares, realizan las honras fúnebres al abogado Francisco Palomo, quien fue asesinado ayer en un sector de la zona 9.

Amigos y famliares del abogado Francisco Palomo velan sus restos en funeral Reforma, zona 9. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes).
Amigos y famliares del abogado Francisco Palomo velan sus restos en funeral Reforma, zona 9. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes).

Con una misa de cuerpo presente dieron inicio los actos para honrar al exmagistrado constitucionalista, quien perdió la vida luego de ser baleado por dos sujetos que se conducían en una motocicleta.

El cuerpo está siendo velado en funerales Reforma de la zona 9 capitalina. Un familiar de la víctima amenazó con expulsar por la fuerza a los reporteros quienes llegaron a cubrir el velatorio.

En la capilla donde está siendo velado, se encuentra la esposa Lucrecia Marroquín de Palomo, acompañada de profesionales del derecho y familiares.

A las 14 horas el cuerpo será trasladado a un iglesia en la zona 10 donde se llevará a cabo una misa, de donde partirán al cementerio Las Flores, en Mixco.

Un familiar de la esposa de Palomo, expresó que el Ministerio Público les informó que trabajan en varias teorías sobre las posibles causas del ataque, pero no hay más detalles.

El profesional

Palomo Tejada nació en la ciudad de Guatemala en 1950. En 1975 obtuvo el título de abogado de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Palomo empezó a tener protagonismo cuando fue abogado defensor de la familia de Isabel Bonifasi Botrán, secuestrada y asesinada por la banda Los Pasaco en 1996.

También compitió como diputado al Parlamento Centroamericano, durante la campaña electoral que llevó a la presidencia a Alfonso Portillo.

Figuró como defensor en el inicio del caso por peculado en contra del expresidente Alfonso Portillo, del cual resulto absuelto por falta de pruebas que lo vincularan con la pérdida de Q120 millones del Ministerio de Defensa.

Defendió al general José Efraín Ríos Montt, acusado por delitos de genocidio y contra los deberes de la humanidad, por la muerte de mil 771 indígenas de la etnia Ixil, que formaron poblados asentados en San Juan Cotzal, San Gaspar Chajul y Santa María Nebaj, Quiché.