La ciudadanía ya no debe ser presa de los presos

Editorial

Los síntomas son clarísimos y los diagnósticos han sido repetidos sobre el colapso del Sistema Penitenciario: el reciente hallazgo de toda una red para proveer de señal inalámbrica a reos de la cárcel de El Boquerón o la fuga de docena y media de presos de la comisaría policial de Santa Eulalia, Huehuetenango, evidencian la falta de protocolos de seguridad, el manejo avieso de reclusos y la vulnerabilidad a la corrupción que hace permeable a todo el sistema.

Prospectos para el Grupo de Lima

Opinión

El Grupo de Lima cobró fama por su permanente preocupación por los abominables acontecimientos en la derruida Venezuela de Nicolás Maduro. Ya están desfasados, porque ahora deben incluir de manera urgente la violenta represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra la población nicaragüense, harta del totalitarismo.

El uso y abuso del amparo

Opinión

El amparo es un medio de defensa contra actos arbitrarios del Estado o de particulares. Este recurso está establecido en la Constitución y en la ley de la materia, con el fin de proteger a las personas de las amenazas de violaciones a sus derechos inherentes e inviolables. Desde esa perspectiva, se concibe como una garantía en contra de cualquier arbitrariedad. El problema es cuando se abusa de este recurso y se convierte en litigio malicioso. Existen abogados que utilizan este proceso para entorpecer o paralizar la administración de la justicia en beneficio de personas poderosas que tienen cuentas pendientes con la justicia. Las autoridades judiciales también son responsables de este problema por las demoras prolongadas. Por ejemplo, una sentencia de amparo debería ser notificada a las partes en el término de un día, pero hay casos que esas notificaciones tardan meses en llegar.

Amordazar a la sociedad

Opinión

La arremetida del #PactoDeCorruptos sigue en progreso. Enero 2019 será un mes que puede traer cambios en la correlación de fuerzas tanto a escala  global como local y se blindan frente a la posibilidad de que les sea adverso. Por eso han acelerado el ritmo con el que pervierten todas las herramientas que ofrece el sistema democrático para prolongar su control, hasta que puedan asegurarse un ciclo más de impunidad.

Credibilidad del MP está de nuevo a prueba

Opinión

Llevar a la edificación de un sistema jurídico sólido no es una tarea fácil ni exenta de tropiezos, porque tal posibilidad está sometida a procesos que deben ser incuestionables, cuyos impulsores también deberán ser éticamente intachables. En sus manos está la impartición de justicia y la persecución penal, que deben ser totalmente independientes.