Reordenamiento en prisiones también llegará a Mariscal Zavala

De la cárcel Pavoncito, los policías y los agentes del Sistema Penitenciario (SP) decomisaron el pasado 11 de febrero, 40 televisores, varias camas, bocinas, hornos microondas, marihuana y otros artículos que fueron ingresados ilegalmente.

Publicado el
Ingreso a la base militar Mariscal Zavala, donde está la cárcel. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Ingreso a la base militar Mariscal Zavala, donde está la cárcel. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

El plan de reordenamiento en las cárceles, que impulsa el gobierno de Alejandro Giammattei para quitarle a los reos todas las comodidades, llegará también a Mariscal Zavala, según confirmó la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP).

Carlos Morales, vocero del Sistema Penitenciario explicó que el plan “cero beneficios” será implementado en todas las cárceles del país, incluida la de Mariscal Zavala, en donde están recluidos exfuncionarios señalados de corrupción como el expresidente Otto Pérez Molina y el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, quien allí también cumple pena por el caso Patrullas fase II.

Sin embargo, Morales aclaró que no tienen “fecha” para saber cuándo será implementado en dicha prisión. En este centro también se registra el ingreso de ilícitos como: electrodomésticos, máquinas para hacer ejercicio, entre otros. En requisas anteriores se incautó botellas de licor, teléfonos, cargadores, tabletas, memorias USB, computadoras y otros implementos no autorizados por Presidios.

La corrupción en las cárceles es el salvoconducto para que integrantes de maras, narcotraficantes, reos y hasta secuestradores vivan con comodidad en las prisiones, según destacó Edgar Celada, analista de seguridad ciudadana.

La DGSP tiene a su cargo 21 cárceles en todo el país, en donde están recluidos 25 mil 319 reos en espacios con capacidad para 6 mil 900. El hacinamiento limita el control de las autoridades sobre los internos, hizo ver Celada.

Mientras que para la exviceministra de Gobernación, Ilse Álvarez de Espada, que una cárcel esté en una base militar es inconstitucional, porque los centros son de “carácter civil y con personal especializado”, como señala el artículo 19 literal b de la Constitución.

Plan “cero beneficios”

Según denunció el presidente Alejandro Giammattei en conferencia de prensa, en Pavoncito hubo toda clase de prebendas para algunos privados de libertad, los cuales fueron eliminados con el plan cero beneficios que impulsa su administración.

En una requisa conjunta realizada por la Policía Nacional Civil (PNC), la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP) y la Fiscalía se constató que había celdas acondicionadas con lujos, como camas matrimoniales hasta perros con pedigrí.

Las autoridades incautaron 44 teléfonos, 19 televisores. 48 bocinas, 12 DVD, 11 ventiladores, una caminadora eléctrica, cinco estufas eléctricas, siete plantas receptoras de señal telefónicas, cuatro memorias USB, cuatro routers, tres radios, dos balanzas, 48 onzas de marihuana y tres máscaras para fumar cannabis.

El vocero de la DGSP afirmó que están investigando cómo ingresaron los artículos a la prisión. Además, indicó que es muy probable que indaguen en la responsabilidad penal o administrativa que tiene el director y subdirector del centro por todos los objetos y la droga incautados.

En noviembre de 2019 que los celulares y electrodomésticos son ingresados a las prisiones del país por agentes del DGSP a cambio de dinero o por amenazas de muerte que reciben de los reos, según explicó David Boteo, jefe de la Unidad Antiextorsiones de la PNC.

Asimismo, las organizaciones criminales utilizan también a mujeres, que podrían dedicarse a la prostitución, para que ingresen teléfonos, drogas y otros insumos a las cárceles.

Las autoridades realizaron la requisa en la prisión, porque identificaron que existía conexión entre las clicas de mareros que operan en Chimaltenango con internos de Pavoncito. El gobierno de Giammattei declaró estado de Prevención en dicho departamento por seis días, para reducir la criminalidad y perfilar a las organizaciones criminales que operan en el lugar.

¿Quiénes tenías los lujos?

Aunque se conoce qué artículos fueron incautados, al parecer aún no está claro a quiénes pertenecían. Morales explicó que investigan quiénes son los reos que tenían camas, televisores y otros artículos.

Una fuente que pidió no ser identificada por seguridad y que participó en el operativo narró que los electrodomésticos, drogas y camas, entre otros, fueron encontrados en sectores donde están recluidas personas cercanas al narcotraficante Eduardo Villatoro Cano, conocido como Guayo Cano.

En diciembre de 2018, Villatoro Cano fue sentenciado a 372 años de cárcel por la masacre de Salcajá. Casi cinco años y medio antes de que fuera condenado, ordenó el asesinato de ocho agentes en la subestación del lugar, mientras que el subinspector César García fue secuestrado. Posteriormente, se encontró su cuerpo desmembrado en un río de La Democracia, Huehuetenango.

La fuente también dijo que algunos de los artículos pertenecían a Howard Wilfredo Barillas Morales, alias el Matazetas, –líder de la banda Los Artilleros, capturado en junio de 2012 en Villa Hermosa, Jalapa, y condenado a 31 años de cárcel por secuestro—y a sus guardaespaldas. Barillas controlaría la prisión.

El vocero de Presidios explicó que los artículos incautados fueron trasladados a unas bodegas, para que los familiares de los reclusos presenten la factura de su compra y se los devuelvan.

Cambiarán a directores

Giammattei anunció durante una visita a la cárcel Cantel en Quetzaltenango que, todos los directores y subdirectores de las 21 prisiones del país fueron cambiados. El nuevo personal superó pruebas de polígrafo y confiabilidad; además, fue entrenado y evaluado por Estados Unidos.

Mientras el portavoz del SP explicó que los nuevos directores todavía están en proceso de transición y será el director de Presidios, Jorge Eduardo Flores, quien realice los cambios.

Estrategias implementadas para retomar el control

Los gobiernos siempre generan propuestas para fortalecer el sistema carcelario del país. Se han desarrollado programas como el Plan Gavilán, la creación de la carrera penitenciaria, entre otras.

  • En el Gobierno de Oscar Berger se implementó el Plan Gavilán, luego que se fugaron 19 reos de la prisión “El Infiernito” en Escuintla para recapturarlos. Sin embargo, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) investigó que dicha estrategia fue una fachada para ocultar las ejecuciones extrajudiciales que realizó el Ministerio de Gobernación y la Policía. Durante dicho plan de búsqueda y recaptura de los privados de libertad, el presidente Alejandro Giammattei fue director del Sistema Penitenciario.
  • Además, en septiembre de 2006, el Congreso aprobó la Ley del Sistema Penitenciario, que entró en vigencia en abril del siguiente año, y la cual rige las cárceles en el país.
  • En el gobierno de Álvaro Colom, en 2008, fue reorganizada la DGSP. Asimismo, fueron implementados los equipos multidisciplinarios y también se estableció la carrera penitenciaria.
  • Durante la administración de Otto Pérez Molina, se creó una Politica de Reforma Penitenciaria con organizaciones civiles, Organismo Judicial (OJ) y el Ministerio Público (MP).
  • Mientras que el gobierno de Jimmy Morales, fueron abiertos los nuevos centros preventivos de Fraijanes I y II. Además, fue implementada la reforma penitenciaria, que consistió en evitar el ocio, el hacinamiento y la corrupción en centros de privación de libertad.