Reparación digna no abarca remuneración

El Tribunal Primero A de Mayor Riesgo avaló 12 de 30 peticiones que hicieron los abogados de familiares de las víctimas por genocidio, como parte de la reparación digna que no incluye una remuneración económica, en la cual coincidieron los profesionales del Derecho.

Publicado el
La defensa de los militares se opuso a la petición del resarcimiento, con el argumento de que la Procuraduría General de la Nación no fue parte del proceso.
La defensa de los militares se opuso a la petición del resarcimiento, con el argumento de que la Procuraduría General de la Nación no fue parte del proceso.

Entre las solicitudes se destaca que el presidente de la República, así como los ministros de Gobernación y de la Defensa, deben pedir perdón a los familiares de las víctimas por el genocidio cometido en Santa María Nebaj, San Juan Cotzal y San Gaspar Chajul, Quiché, como parte de la reparación digna a las mil 771 personas que murieron a manos del Ejército durante el conflicto armado.

Ese perdón, refiere el Tribunal, debe pedirse en el Palacio Nacional de la Cultura y en cada uno de los municipios que fueron presas del Ejército.

Otros puntos

El Tribunal también autorizó que las autoridades de los tres poderes del Estado deben pedir perdón a la comunidad internacional, por los acontecimientos cometidos durante el conflicto armado.

Por lo anterior, se estableció que el 23 de marzo de cada año se conmemore el Día Nacional contra el Genocidio.

En esa fecha, pero de 1982, Efraín Ríos Montt asumió como jefe de Estado de facto, tras haber derrocado al general Romeo Lucas García.

Ríos Montt no asistió ayer a la audiencia, pero su abogado Francisco García Gudiel informó al Tribunal que su defendido no acudió porque fue recluido en el Centro Médico Militar, por quebrantos de salud.

El defensor explicó que el general retirado afronta problemas de próstata, de la presión arterial y de espalda, entre otros.

Por su parte, el Gobierno de Guatemala envió a las embajadas donde tiene representación un comunicado para señalar que el país fue respetuoso del proceso por genocidio.

“Enviamos que somos respetuosos de las instancias y que el Ejecutivo no interfirió en nada del proceso”, afirmó ayer el presidente Otto Pérez Molina.

Añadió que los fondos para pagar un resarcimiento a las víctimas provendrían de los impuestos que pagan los guatemal tecos, o habrá que “quitárselos a otros programas, porque estos no estaban contemplados dentro del presupuesto, y así direccionarlos a donde correspondan”.