Revés para hermanos Chacón Rossell

 Sala mantiene embargo de 21 cuentas bancarias de familiares de la Reina del Sur.

Ferdy Oswaldo y César Estuardo, hermanos de Marllory Chacón Rossell, explican a los magistrados de la Sala de Apelaciones los riesgos de no levantar el embargo. (Foto Prensa Libre: Glenda Sánchez)
Ferdy Oswaldo y César Estuardo, hermanos de Marllory Chacón Rossell, explican a los magistrados de la Sala de Apelaciones los riesgos de no levantar el embargo. (Foto Prensa Libre: Glenda Sánchez)

Un total de 21 cuentas bancarias que suman  Q3.1 millones, a nombre de los hermanos de Marllory Chacón Rossell, alias la Reina del Sur —condenada a 12 años de prisión en Estados Unidos por narcotráfico—,  seguirán embargadas luego de que la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo negara el desembargo, a pesar de las pruebas de descargo.
 Familiares presentaron facturas, planillas de pagos y del Seguro Social para probar el origen legal del dinero.  

La primera quincena de  junio  el Juzgado de Extinción de Dominio ordenó las  medidas cautelares a 21 cuentas a nombre de  César Estuardo  y Ferdy Oswaldo Chacón Rossell  por   Q3.1 millones y una cuenta con  US$5 mil 249.

Los familiares de Marllory apelaron la resolución y para ello explicaron a los miembros de la Sala de Apelaciones el origen del dinero.

Detallaron que los montos son producto de un  negocio que data del 2007. “Nosotros compramos bebidas carbonatadas —gaseosas— por mayor para distribuirlas en Santa Rosa y Chiquimula, las almacenamos en bodegas y luego las distribuimos”, adujeron ante los magistrados.

Agregaron que tienen 160 empleados a quienes no podrían pagarles por la inmovilización de las cuentas. Además de no contar con dinero para  cancelar  los impuestos en la Superintendencia de Administración Tributaria.

El Ministerio Público manifestó que existen indicios de que el origen del dinero podría estar relacionado al narcotráfico, por los vínculos de Marllory Chacón.

Después de 45 minutos la Sala negó  el desembargo. La investigación continuará para abrir o no el debate de extinción.