WhatsApp, correos y llamadas: Así presionó Baldetti para financiar la limpieza del lago

Rina Sanchinelli, excolaboradora de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, declaró desde Roma, Italia, en una nueva jornada de juicio del Caso Lago de Amatitlán, cómo la exmandataria utilizó correos electrónicos, mensajes de Whatsapp y llamadas para asegurarse que el proyecto de limpieza del lago tuviera financiamiento.

A través de una videoconferencia desde Roma, Rina Sanchinelli declara ante el Tribunal C de Mayor Riesgo. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
A través de una videoconferencia desde Roma, Rina Sanchinelli declara ante el Tribunal C de Mayor Riesgo. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

De acuerdo con la testigo propuesta por la defensa, su trabajo en 2015 para la Vicepresidencia consistió en monitorear y recopilar información publicada en el Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin) y otras fuentes para reportarle directamente a la exvicepresidenta qué dependencias del Ejecutivo podía ceder espacio presupuestario.


Baldetti le solicitó a Sanchinelli que localizara espacio presupuestario para darle viabilidad financiera a un proyecto de tratamiento de agua del lago de Amatitlán.

“Ella (Roxana Baldetti) me insistía, me preguntaba todos los días y se notaba que era un proyecto que tenía prisa por hacer, sin embargo, un día recibí una llamada del expresidente Otto Pérez Molina para preguntarme del tema. Había muchísima presión”, señaló la testigo.  

Según la testigo, Baldetti se contactaba con ella por teléfono, por mensajes y correos electrónicos.

Recordamos: Este es el libro que Baldetti lee cuando llega a tribunales

En un principio, se acordó que la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (AMSA), por instrucciones de Pérez Molina, cedería Q15 millones para la limpieza. Luego, se intentó gestionar un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), no obstante, la negociación no fue fructífera. Más adelante, se le dijo a Sanchinelli que sería gestionado un préstamo con el Gobierno de España de nuevo, no obstante, este tampoco se concretó.

Sin embargo, a pesar de todos estos esfuerzos, a Sanchinelli le ordenaran conseguir un espacio presupuestario de entre Q20 y Q22 millones, que finalmente fue utilizado para comprar la fórmula que proveería M. Tarcic Engineering. El espacio salió del extinto Fondo para la Paz en liquidación y el Ministerio de Ambiente.

“Mentalidad ecológica”

Sanchinelli comentó que Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta y también acusado en el proceso por presuntamente ser el coordinador de la estafa, se presentó a la primera reunión para ver el tema del proyecto de limpieza con autoridades de AMSA, la Vicepresidencia, M. Tarcic Engineering, entre otros.

Por si no lo vio: Fórmula vertida en el lago podía afectar la piel y las vías respiratorias

Según su relato, Verónica Taracena, entonces Secretaria de Trasparencia nombrada por la Vicepresidencia, le dijo que Mario Baldetti estaba asesorando a AMSA y que él tenía una “mentalidad ecológica”.

Mario Baldetti participó en cuatro ocasiones en las reuniones de seguimiento del proyecto de limpieza, según la testigo, pese a que él no era un funcionario público y no tenía relación laboral con AMSA.

En estas reuniones se le dijo a Sanchinelli que la razón por la cual la fórmula de M. Tarcic Engineering no tenía registro sanitario era que había sido especialmente hecho para el Lago de Amatitlán.

“Me dijeron que habían llevado el agua del Lago de Amatitlán a Israel para realizarle pruebas y determinar qué tipo de contaminación tenia. Que la formula no serviría para limpiar otro lago, como, por ejemplo, el de Atitlán”, señaló la testigo.

Le puede interesar: El día que Baldetti usó grilletes por primera vez

El caso

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la exvicepresidenta lideró una estructura criminal, que operaba desde instituciones estatales claves para el tema ambiental y en empresas privadas, con el objetivo de conseguir de forma ilícita la licencia de un proyecto de limpieza y saneamiento del Lago de Amatitlán con el cual se beneficiaría económicamente.

De esta forma habrían logrado que el 28 de noviembre de 2014, de forma fraudulenta, se adjudicara un contrato de saneamiento y limpieza del Lago de Amatitlán a la empresa M. Tarcic Engineering Limited por Q137.8 millones.

Del total, el Estado de Guatemala desembolsó a M. Tarcic un monto de Q20.7 millones antes de que fuera rescindido el contrato. Estos recursos terminaron en las cuentas bancarias de un conglomerado de empresas y personas particulares, de acuerdo con el MP.

Además, una serie de correos electrónicos evidenciarían el control que tenía Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, en la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlan (AMSA), pese a que no era un funcionario público. 

Contenido relacionado

> ¿Intervenir o no Aeronáutica Civil? Hay criterios divididos en el Gobierno
> Maga pide Q300 millones para comprar alimentos
> ¿Qué argumentos dio Emilenne Mazariegos para salir de prisión?