Señalado gobernador en escándalo  sexual

Una empleada de la Gobernación Departamental de Huehuetenango presentó una denuncia penal el 1 de septiembre último, en el Ministerio Público (MP), contra el gobernador Mauselio Hiram Martínez Galindo, por presuntamente haber avalado que Janeth Martínez, quien no trabaja en esa dependencia, exigiera a las empleadas que hicieran  favores sexuales durante reuniones con alcaldes de esa región, a cambio de una retribución económica.

El gobernador de Huehuetenango, Mauselio Hiram Martínez Galindo, rechazó la acusación de la víctima. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
El gobernador de Huehuetenango, Mauselio Hiram Martínez Galindo, rechazó la acusación de la víctima. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

La víctima, cuyo nombre se reserva, es trabajadora de esa dependencia en el renglón 029 y dejó entrever que su embarazo es  producto del abuso sexual cometido por un alcalde o bien por el propio gobernador.

Martínez Galindo fue nombrado   gobernador  el 4 de marzo último por el presidente Jimmy Morales. La designación causó indignación y molestia porque no contaba con el respaldo de todos los sectores.

La denunciante empezó a trabajar en la Gobernación Departamental el 1 de julio pasado.

Por prostitución

En la denuncia se señala a la señora Martínez por los delitos de amenazas, coacción, abuso de autoridad, violencia psicológica, promoción, facilitación o favorecimiento de prostitución agravada y usurpación de funciones.   El gobernador es señalado en la denuncia de  abuso de autoridad, complicidad con la prostitución y omisión de denuncia.

En el memorial,  la agraviada  manifiesta al MP que la señora Martínez no es empleada de Gobernación    y que el gobernador le ha dado potestad sobre los trabajadores.

La víctima, al momento de presentar la denuncia, dijo: “La señora Janeth Martínez me propuso verbal y directamente que tenía que ser muy amable y amigable con los alcaldes, y ceder con todas las peticiones de ellos si yo quería mantener mi estabilidad laboral porque según ella para eso había sido contratada”.

En el documento, la víctima indica, en referencia  a la señora Martínez, que esta le argumentó que lo que no podía hacer con el cerebro se hacía con el cuerpo. “Y si yo lo hacía me iban a premiar económicamente, independientemente de que iba a mantener mi estabilidad laboral”, explicó.

Manifiesta la denunciante que  tomó la decisión de acudir con el gobernador para hacer de su conocimiento lo que le pedía la señora en mención, pero para su sorpresa, este le indicó que la iba a “proteger” de Janeth Martínez, pero que ella hacía lo que él le pedía, y que no tuviera pena del actuar de la señora,  ya que era su mano derecha, y que era completamente normal que ese tipo de situaciones se dieran, según se lee en el memorial.

La víctima añadió en su declaración en el MP que el gobernador le expresó que no entendía cuál era el problema  “si mis demás compañeras estaban de acuerdo, y me manifestó que había que tener contentos a los alcaldes porque gracias a ellos nosotros teníamos trabajo”.

Como pruebas hay mensajes de texto que la señora Martínez le envió vía WhatsApp.embarazada y temerosa.

La víctima relató vía telefónica a Prensa Libre que, producto de una de esas relaciones sexuales forzadas, quedó embarazada.

“Recibí proposiciones de tener relaciones sexuales con varias personas de Gobernación. Me han asustado, y a mí y a mis compañeras nos tratan remal y tengo miedo, estoy escondida. Estoy embarazada porque prácticamente fui obligada a eso, y es una violación porque no es algo que yo haya querido hacer. Mi embarazo no es porque yo haya querido acostarme”, afirmó la víctima.

Se le preguntó sobre si el gobernador  le hizo una proposición sexual, y respondió: “Sí, y se aprovecharon de tal manera que él logró tener más contacto conmigo de lo común”.

 Agregó que hay entre dos o tres empleadas  que están en igual situación que ella, aunque señaló que la cifra puede ser mayor porque varias callan, por temor.

La denuncia fue recibida por la Oficina de Atención Permanente del ente investigador, el 1 de septiembre pasado.
Amadeo Guerra, abogado de la ofendida, refirió que el jueves recién pasado consultó en el MP  sobre la situación del expediente, y ahí le  informaron que aún se encontraba en asignación.

Añadió que la próxima semana solicitará medidas de seguridad para su cliente, con el objetivo de proteger su integridad, por temor a que sufra represalias.

Se defiende

Martínez Galindo aseguró vía telefónica: “En principio desconozco quién es la trabajadora y la denuncia que han puesto. No creo yo tener ninguna dificultad con los trabajadores y mucho menos de la forma en que usted lo manifiesta, y me extraña”.

Se le preguntó si conocía a la señora  Martínez y manifestó: “No, no sé de quién me habla porque en Gobernación no hay ninguna Janeth Martínez”.

Prensa Libre obtuvo información de que, en efecto, la señora  Martínez permanece constantemente en la sede de la Gobernación Departamental y que se le ha visto junto al gobernador.

Se buscó a la señalada para conocer su versión, pero no fue posible comunicarse con ella, debido a que el número de teléfono  que supuestamente utiliza es de 13 dígitos y no se consiguió contacto.

  • Impunidad y narco

Huehuetenango es un departamento donde, por ser fronterizo con México, hay impunidad y presencia del narcotráfico.
Un informe de InSight Crime señala que existe una organización criminal conocida como los Huistas, en el norte de este departamento, la cual se mantiene al amparo de empresarios, políticos y policías del lugar.

En   Agua Zarca, Santa Ana Huista, zona fronteriza con México, el 30 de noviembre de 2008 ocurrió una masacre al momento en que se desarrollaba una carrera de caballos.

Según las investigaciones, el  grupo de narcotraficantes los Zetas pretendían matar  a supuestos narcos guatemaltecos, con la intención de apoderarse de esa zona.

Por este caso fue condenado a 448 años de prisión Víctor Hugo González Morales, alias el Amarillo.