Sectores temen que por la falta de reformas constitucionales se aplacen cambios en la CSJ

Aunque el pasado viernes hubo una reunión con grupos de la sociedad civil, sectores académicos y empresariales para discutir con el Ejecutivo una propuesta de reformas a la Carta Magna, siguen sin conocerse los pormenores del proyecto.

Publicado el
El presidente Alejandro Giammattei no pudo presentar este miércoles la propuesta a la CSJ por guardar cuarentena.  (Foto Prensa Libre: Presidencia)
El presidente Alejandro Giammattei no pudo presentar este miércoles la propuesta a la CSJ por guardar cuarentena. (Foto Prensa Libre: Presidencia)

No es la primera vez que se busca modificar la Constitución Política de la República. El caso más reciente fue en el 2016, cuando se intentó incluir el sistema de leyes de los pueblos indígenas y dar mayor responsabilidad al Consejo de la Carrera Judicial (CCJ), el cual se encargaría de todas las funciones administrativas que hoy en día maneja la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La nueva propuesta de cambios sería expuesta este miércoles por el presidente Alejandro Giammattei a magistrados de la CSJ, pero por la cuarentena que cumple el mandatario por casos positivos de covid–19 en la Casa Presidencial, la presentación se aplazó.

Las intenciones de cambios a la Carta Magna que ya han visto la luz, a grandes rasgos, contemplan eliminar las Comisiones de Postulación para la elección de magistrados judiciales y elevar el número de titulares de la CSJ a 15.

Tres de ellos serían electos por el presidente en Consejo de Ministros, tres más por el Congreso, y así continuarían los demás nombramientos por el Colegio de Abogados, los rectores de las universidades nacionales y magistrados de Salas de Apelación.

Quienes participaron en la reunión del pasado viernes ya solicitaron al Ejecutivo una copia de la presentación que hizo el abogado Omar Barrios, pero hasta ahora ninguno de ellos ha recibido el documento.

Retrasar elección

Por una sentencia de la Corte de Constitucionaidad (CC), el Congreso debe elegir a los magistrados de la CSJ y Corte de Apelaciones, pero a criterio de Carmen Rosa de León, del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades), integrante del Pacto Ciudadano, se buscará postergar dicha elección para que esta sea aplicable con la propuesta de cambios constitucionales.

“Lo que vi yo es una intencionalidad o una argumentación del presidente diciendo que como nunca iba a salir la elección del Congreso, que esto iba a salir antes para que fuera a través de la reforma la elección y no a través de la resolución de la Corte de Constitucionalidad”, refirió.

Al mismo tiempo manifestó tener sospechas que el retraso tendría como finalidad favorecer a ciertos actores políticos que podrían tener problemas judiciales por eventuales vinculaciones a casos de corrupción.

“Está Corte —Suprema— hay que sacarla, pues van a seguir exculpando a Alejos —sin especificar si era Felipe o Gustavo— y a todos los corruptos, por eso es que la quieren dejar. Ahí hay una intencionalidad, que no sé si el presidente está consiente de ella, pero para mí es validar a todos los que están ahorita en el Congreso haciendo y deshaciendo”, añadió.

En un sentido similar opinó Carmen Aída Ibarra, del Movimiento Pro Justicia, quien advierte que de no cambiar a las actuales autoridades judiciales, podría favorecerse a personajes de fuerte poder político que ya no gozan de inmunidad.

“Se sienten cómodos porque los siguen protegiendo la actual CSJ y muchas de las Salas de Apelaciones. Se inclinan para proteger a los actuales diputados y a muchos que tienen poder de la legislatura pasada y a muchos funcionarios y exfuncionarios”, enfatizó.

Niegan interés

La presidenta de la CSJ, Silvia Patricia Valdés, explicó que están listos para delegar las responsabilidades del Organismo Judicial tal y como lo establece la Constitución, negando las sospechas que manifestaron de León e Ibarra.

“Estamos esperando para entregar, estamos preparados para entregar desde octubre, incluso tenemos compañeros que compraron oficinas, otros que ya tenían sus ofrecimientos de trabajo, otros ya se iban a hacer sus quehaceres, entonces es una situación bien horrible porque estamos con un pie adentro y un pie afuera, yo si esperaría que el Congreso entre a escoger”, explicó.

Asimismo, señaló que cuando la actual magistratura fue electa recibió fuertes señalamientos por posibles negociaciones al margen de la ley para su nombramiento, situación que Valdés asegura que no fue así.

“Recuérdese que nosotros llevamos tanto tiempo que llevamos tres presidentes. Entramos con Otto Pérez Molina, después vino Jimmy Morales, y ahora tenemos a Alejandro Giammattei. Ellos -críticos- siempre decían que había escogido el Partido Patriota y Líder, Patriota y Líder -ya- no existen”, aseguró.

La presidenta de la CSJ no quiso referirse a qué aspectos debería contemplar la nueva propuesta de reforma constitucional, con el argumento de que hasta ahora solo han recibido “ideas a grandes rasgos”.

Posible opción

El rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Murphy Paiz, comentóque la percepción que tuvo luego de la reunión del pasado viernes, es que se busca tener una alternativa en caso de que el pleno del Congreso no elija en el plazo de ley a los sustitutos para la CSJ.

“Lo que logramos comprender nosotros es que lo ven como una opción, como una alternativa que podría darse para esta elección. En el escenario inicial nos dan unos análisis donde veían que el tema se está entrampando, por ejemplo, qué pasa con el tema de la nómina de la CSJ, que la norma dice que son 26 -candidatos- pero renunció uno, entonces ellos decían, bueno hay algunas condiciones que no se están dando como para poder tener la certeza que se va a elegir”, indicó.

Cambios son necesarios

Raquel Zelaya, presidenta de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), considera que las reformas constitucionales no podrían aplicarse para la siguiente CSJ, considerando la necesidad de practicar una consulta popular que ahora es inviable por la pandemia del coronavirus.

“Yo tengo esa impresión, de que si no le entramos a las reformas constitucionales lo que sí es seguro es que dentro de cinco años vamos a tener un reprís de esta discusión, entonces creo que es mejor, que es oportuno”, expuso.