Robos a comercios y residencias se eleva durante la pandemia

Los asaltantes buscan como sacar provecho de la pandemia y están interesados en saber cómo innovar las formas de delinquir para ganar dinero.

Una mujer y cuatro hombres son trasladados a la sede policial en la zona 5 de Huehuetenango, tras ser señalados de cometer robos a tiendas y comercios. (Foto Prensa Libre: PNC)
Una mujer y cuatro hombres son trasladados a la sede policial en la zona 5 de Huehuetenango, tras ser señalados de cometer robos a tiendas y comercios. (Foto Prensa Libre: PNC)

Mientras Guatemala se enfrenta con un creciente número de personas fallecidas por covid-19, también registra la continuidad de la baja de homicidios y el alza de los robos y atracos en viviendas y comercios.

Según los reportes estadísticos de la Secretaria Técnica del Consejo Nacional de Seguridad (STCNS), el robo en residencias aumentó un 31.94 por ciento durante el primer semestre de 2020 comparado con el mismo período de 2019, ya que, este año denunciaron 252 casos y el pasado 191. Los departamentos con mayor cantidades de atracos fueron: Guatemala, Alta Verapaz, San Marcos, Petén y Quetzaltenango.

Mientras que, también se registró un alza en el robo a comercio en el mismo lapso, porque fueron reportados 331 casos este año y 169 en 2019, lo que significan 162 denuncias más y el 95.86 por ciento de aumento. Guatemala, Quetzaltenango, Retalhuleu, Escuintla e Izabal son los departamentos con mayores índices de este delito, según los reportes de la STCNS.

No obstante, el incremento en robos a residencias también aumentaron en 35.44 por ciento de enero a mayo comparado con 2019. En este lapso, se registraron 214 casos y el año anterior fueron 158. Guatemala, Quetzaltenango, San Marcos, Alta Verapaz y Huehuetenango son los departamentos en donde se reportó la mayor cantidad de atracos.

Asimismo, de enero a mayo fueron registradas 293 denuncias por robos en comercios y el año pasado fueron 142, por lo que el aumento fue del 106. 34 por ciento y los departamentos donde se más se registraron son: Guatemala, Quetzaltenango, Escuintla, Izabal y Retalhuleu.

Mario Mérida, coronel en situación de retiro e investigador en temas de seguridad, indicó que durante la pandemia se aumentarán los robos en propiedades que no funcionaban de forma permanente, porque los ladrones ingresan a las instalaciones y los propietarios se dan cuenta hasta ocho días después.

Además, agregó que, hay otros riesgos de aumento de delitos también como los secuestros exprés, el robo en cajeros automáticos y también el tráfico de drogas en vehículos de carga y transporte pesado porque permiten que circulen aún en toque de queda.

“La Policía tendría que hacer un espacio para mapear de nuevo algunos indicadores de donde pueda surgir esa actividad o incrementarse esa actividad o surgir de nuevo, si es que había dejado de desarrollarse”, aseveró Mérida.

Detenciones

Jorge Aguilar, portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), afirmó que la institución continúa con los patrullajes y las investigaciones criminales para desarticular estructuras criminales que se dedican a saquear los comercios y viviendas, pese a las nuevas tareas de seguridad que deben cumplir como las medidas presidenciales durante la pandemia.

Con respecto a los resultados de dichos esfuerzos, Aguilar resaltó que de enero al pasado 27 de julio fueron capturadas 104 personas por supuesto robo a residencias. En Alta Verapaz se registraron 15 aprehensiones, 10 en Suchitepéquez, siete en Quiché, seis en Quetzaltenango y seis más en Huehuetenango y otros.

Mientras que, por robo a comercios en este lapso fueron capturadas 164 personas, de las cuales 47 fueron en Guatemala, 19 en Chimaltenango, 11 en Quetzaltenango y otras 11 en Retalhuleu, 10 en Huehuetenango, entre otros departamentos.

Aguilar además destacó que, aunque, la PNC está en primera línea para cumplir las disposiciones presidenciales por la pandemia no ha descuidado los patrullajes ciudadanos y también están previniendo estas situaciones con inteligencia.

“No se ha dejado de investigar, los investigadores siguen con sus labores, incluso hay operativos que están en proceso de ejecutarse”, aseveró.

En opinión del criminólogo y sociólogo, Eddy Morales, durante la pandemia hay un alza en delitos contra la propiedad y continúa la baja en otros como los homicidios. Además, resaltó que existe una gran posibilidad que durante la pandemia y debido a las restricciones de movilidad muchas personas no pudieron trasladarse de un departamento a otro, por lo que debieron dejar deshabitadas por algún tiempo sus propiedades y esto fue aprovechado por los asaltantes para autosostenerse.

Con respecto a los robos en comercios, Adolfo Paredes, presidente de la Gremial de Compañías de Seguridad, explicó que durante la pandemia el número de agentes contratados para dar seguridad privada en muchos comercios fueron disminuidos, debido a que las empresas fueron suspendidas o hubo menor actividad comercial.

“Esto probablemente ha provocado aumento en el número de actos delictivos, pues nuestro trabajo es persuasivo y los delincuentes al percibir que hay menos agentes, buscan oportunidad para atacar comercios e incluso viviendas”, indicó. Asimismo, señaló que sus agremiados no han sido afectados por estos asaltos.

Reducción en homicidios

Según los datos de la STCNS, la cantidad de homicidios continúa a la baja, porque de enero a junio fue registrado un descenso de 34.16 por ciento comparado con el mismo lapso de 2019, ya que, este año fueron reportados 1 mil 193 muertes y 1 mil 812 en 2019, lo que significan 619 casos menos.

Asimismo, los departamentos en donde se registraron la mayor cantidad de homicidios fueron: Guatemala, Escuintla, Izabal Chiquimula y Petén.

Mérida señaló que hay que analizar si en realidad la PNC mejoró sus investigaciones y procedimientos para investigar muertes violentas o si los criminales han cambiado sus métodos para amenazar a sus víctimas, ya que, podrían no estar ejercer tanta violencia homicida, o bien saber si las personas están pagando las extorsiones antes de que los asesinen.

Además, indicó que no hay datos concretos para conocer cuántos homicidios hay en el país, porque cada institución reporta datos distintos.

“Uno puede entrar al Inacif que le dan los datos, pero muchos ataques o asaltos que fueron perpetrados con arma de fuego o blanca son trasladados a los hospitales en donde mueren y no están tipificados en alguna posición. La Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad también tiene otras estadísticas y la Policía cuenta con otras más reservadas. A veces hay que recurrir al GAM para saber los datos”, señaló.