La Ranflerita, supuesta atacante del autobús está sedada y no pudo declarar ante juez

Gustavo Peinado, juez de Turno capitalino, compareció solo 10 minutos en el Hospital Roosevelt donde está internada y custodiada Mirna Elizabeth Juárez, de 19 años, apodada la Ranflerita, una supuesta pandillera que explotó un artefacto artesanal en un autobús de la ruta 32 que dejó siete heridos.

La explosión contra un autobús en la colonia Quinta Samayoa causó heridas a siete personas, incluida la atacante. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La explosión contra un autobús en la colonia Quinta Samayoa causó heridas a siete personas, incluida la atacante. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Pude comprobar que no se encuentra en la capacidad mental para declarar y la audiencia de primera declaración fue reprogramada”, informó el juez.

El juzgador compareció a las 8:30 horas junto con una secretaria. También llegó un abogado del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP) y el representante del Ministerio Público (MP).

Peinado informó que solo estuvo en la emergencia del centro asistencial durante diez minutos. “Ella está sedada y no está en la capacidad para entender la acusación”, agregó el juzgador.

La Ranflerita está apartada de los demás pacientes. Es custodiada por dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). Un médico y una enfermera le informaron al juez Peinado que está afectada por los medicamentos y está en recuperación por la operación que terminó con la amputación de las manos.

Juárez fue señalada por testigos y pasajeros de haber amenazado al conductor del bus de la ruta 32 con una bomba que le explotó en las manos en la colonia Quinta Samayoa, zona 7.

En 24 horas

El juez Peinado reprogramó la audiencia dentro de 24 horas. Será otro juzgador quien comparezca al hospital y verificar si Juárez está en capacidad para enfrentar la audiencia.

Un acta fue redactada con los detalles y padecimientos de Juárez, que incluyen las lesiones en el rostro y que sigue desorientada por los sedantes.

Lee también: Pandilla 18 estaría detrás de atentado en bus de la ruta 32

La base legal para reprogramar la audiencia se centró en el artículo 12 de la Constitución que garantiza la salud. También el artículo 76 del Código Procesal Penal que explica la capacidad mental de las personas para declarar.

“No se puede violentar el proceso y los derechos de la persona. Se le debe explicar con palabras simples lo que sucede en la audiencia y ella no está en capacidad para eso en este momento según el diagnóstico de los médicos del Hospital Roosevelt”, agregó el juzgador Peinado.

La próxima visita que haga un juez será el 23 de enero próximo a las 8.30 horas.

Perfil

Juárez, de 19 años, apodada  la Ranfleritaes la mujer que le explotó un artefacto artesanal dentro de un autobús de la ruta 32.

La Policía verificó que nunca había estado en prisión, aunque se obtuvo información que señala que frecuentaba una cevichería en la colonia Quinta Samayoa, zona 7, donde se reúnen integrantes de la clica Solo para Locos, del Barrio 18, para planificar y coordinar las extorsiones.

“Roban por horarios. Ahí deciden las horas para cometer asaltos”, mencionó uno de los detectives cercanos al caso.

La Ranflerita perdió las manos cuando la bomba le explotó en la unidad. Después, intentó escapar y abordar una motocicleta donde viajaba un cómplice pero fue detenida por los pasajeros del bus. Quedó recluida en el Hospital Roosevelt bajo custodia policial.

La ruta 32 está sin denuncias

La Policía Nacional Civil (PNC) carece de denuncias de los dueños de los autobuses de la ruta 32 por extorsiones de grupos de pandilleros.

“A veces los afectados prefieren pagar y no denuncian que son víctimas de extorsión. Ese extremo es parte de la investigación”, mencionó un detective cercano a las pesquisas.

Otro aspecto de la investigación será las visitas que pudo haber hecho Juárez en la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, en Escuintla, debido a que una teoría policial detalla que el “cerebro” de amenazar a los choferes con el pago de extorsiones con un artefacto artesanal fue el condenado pandillero  Gustavo Adolfo Pirir García, alias el Hammer, extremo que aún está en investigación.

Contenido relacionado

>Mujer pierde ambas manos al explotarle artefacto 

>EE. UU. emite alerta ante explosión de artefacto en autobús

>La explosión de artefacto en autobús de la ruta 32