Testigo: Reo que mató a Byron Lima cobró 100 mil

Un testigo protegido dijo a la juez de Mayor Riesgo A, Claudette Domínguez, que el reo Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, pagó a otro convicto unos 100 mil por haber matado al capitán Byron Lima Oliva.  

Marvin Montiel Marín, alias <em><span style="color:#000000;">el Taquero</span></em>, es el principal sospechoso de haber ordenado el asesinato de Byron Lima en la Granja de Rehabilitación Pavón. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Marvin Montiel Marín, alias el Taquero, es el principal sospechoso de haber ordenado el asesinato de Byron Lima en la Granja de Rehabilitación Pavón. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El testimonio fue recibido como prueba anticipada por la jueza Domínguez el pasado 20 de abril y fue grabado. El audio fue reproducido hoy durante la cuarta jornada de la audiencia de primera declaración en el caso por la muerte de Lima Oliva y otras 13 personas dentro de la Granja de Rehabilitación Penal Pavón.

Según el testigo, se enteró que la persona que disparó contra Lima Oliva recibió como pago 100 mil, pero no especificó a qué moneda se refirió. La Fiscalía busca determinar tal extremo.


Según las investigaciones preliminares, el reo Maher Moisés Montenegro Cardona habría sido quien ultimó al militar.

Las instrucciones eran que debía disparar a la cabeza del capitán, porque él utilizaba un chaleco antibalas, con lo cual se haría un ataque efectivo.

El testigo afirmó que en abril pasado, Montiel Marín habría comenzado a vender drogas dentro de Pavón, lo cual causó el enojo de Lima, quien le obligó a deponer ese ilícito.

Amiga de Montiel  Marín

El testigo protegido señala que sobrina de Sandra Torres visitaba cada 15 días a Marvin Montiel.

La relación entre María Martha Patricia Castañeda Torres, sobrina de la exprimera dama Sandra Torres, y el reo Marvin Montiel Marín, el Taquero, habría sido tan fuerte que ella habría guardado armas de fuego y llevado drogas al recluso, declaró ayer el testigo protegido identificado por la Fiscalía como C.

El pasado 4 de agosto, el testigo protegido Sergio Enrique Barbero Arriaga dijo que Castañeda Torres habría sido quien ingresó al presidio una granada de fragmentación utilizada durante el atentado, la cual iba dentro de un vaso en el que se simulaba transportar café.

Según ese testimonio, antes de comenzar el ataque armado en contra de Lima, fue lanzada una granada para neutralizar a los guardaespaldas del militar, y así obtener resultados positivos.