Tribunal condena a la banda Chegüén

Sentenciados purgarán penas de entre 16 y 68 años de cárcel por varios delitos.

Publicado el
El MP determinó que la red se organizaba principalmente para matar a sus adversarios. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
El MP determinó que la red se organizaba principalmente para matar a sus adversarios. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El Tribunal de Mayor Riesgo A condenó a penas de cárcel de entre 16 y 68 años a siete integrantes de la banda   Chegüén, acusados de asesinato y extorsión.  

El Ministerio Público (MP)  presentó pruebas que demostraron que Eduardo Chegüén Sagastume y su estructura cometieron  asociación ilícita, asesinato y conspiración para cometer el asesinato.

Los fiscales documentaron el proceso y probaron que los sentenciados son responsables de los mencionados ilícitos.
En las pesquisas se acreditó que la banda operó en  2011 y 2014 en la cabecera de Chiquimula, en donde cometió sicariato, usura y tuvo nexos con el narcotráfico. En esos años  se evidenció que perpetraron dos asesinatos.

Los jueces Yassmin Barrios, Patricia Bustamante y Gerbi Sical condenaron a   68 años de cárcel a  Chegüén Sagastume —líder de la organización—, por  asociación ilícita, asesinato y conspiración para el asesinato.

Otras condenas

Por los mismos delitos  fueron condenados  a 38 años de prisión  Marvin Reginaldo Aguilar Chacón, Wilson Geovany López Rodas y Reginaldo Aguilar Chacón,  mientras que Manuel de Jesús Ortega y Ortega purgará  30 años de cárcel por asesinato.

William Ottoniel Barrios González irá a prisión   24 años  y  Alexander Randolfo Linares Ramos, 16 años, ambos por asociación ilícita.

La banda de presuntos narcotraficantes, que operó para el cartel mexicano  los Zetas, fue desarticulada el 21 de noviembre del 2014, con la captura de su cabecilla,  en Chiquimula, junto al resto del grupo.

En ese momento, la fiscal general, Thelma Aldana, en conferencia de prensa,  indicó que los delincuentes se dedicaban al  sicariato y  extorsión.

Informantes

La fiscal informó que la banda era propietaria de microbuses  y que los pilotos le servían de informantes para cometer sus fechorías.

Se estableció que los miembros de la red también eran dueños de inmuebles y otorgaban préstamos  en efectivo en  su área operativa. En los 18 allanamientos efectuados para su captura se les decomisaron armas.

Las autoridades seguían a la banda  desde el 2011.  En octubre del 2014 fue detenido el lugarteniente de la narcobanda, Marvin Reginaldo Aguilar Chacón, con  droga, y así se pudo identificar al resto de miembros.

En la investigación, el MP determinó que la red   se organizaba principalmente   para matar a sus adversarios, a su competencia y a personas que se negaban a pagar las deudas o a colaborar con los criminales.

Capturas

Las órdenes de aprehensión fueron autorizadas por el Juzgado   de Mayor Riesgo A, en ese entonces  a cargo de  Carol Patricia Flores. 

El 2 de diciembre del 2014 fue cuando la jueza    ligó y envió a prisión preventiva a los ahora condenados. En esa ocasión se les puso a los fiscales del caso un plazo de seis meses para que efectuarán la  investigación.

El 20 de octubre de ese año, cerca del kilómetro 16.5 de la ruta al Atlántico, las autoridades detuvieron  a  Marvin Reginaldo Aguilar Chacón, Samuel Aroldo Sosa, Wilfredo Díaz y Marvin Augusto Martínez,   también integrantes de la estructura. En ese lugar fueron decomisados 22 paquetes con cocaína.

Fechas y capturas

  • 21 de  noviembre de 2014: es capturado el líder de la estructura criminal, Eduardo Chegüén, y   algunos miembros.
  • 2 de  diciembre de 2014: en audiencias de primera declaración, los miembros  de la organización son ligados a proceso y enviados a prisión preventiva por el Tribunal de Mayor Riesgo A.   
  • 11 de mayo de 2015: se celebran audiencias de apertura a juicio  contra los integrantes de la banda, y con los argumentos presentados por el MP se decide enviarlos a debate oral y público.