Tribunal expulsa a dos mujeres por enviar mensajes a supuestos pandilleros durante audiencia

Ana Lucrecia Hernández García y Cindy Pahola Cruz Florián fueron expulsadas de la Torre de Tribunales por, según el Tribunal, se intentaban comunicar con uno de los supuestos pandilleros procesados, mientras el padre de la víctima rendía su declaración.

Ana Hernández y su nuera Cindy Cruz fueron expulsadas de un debate por "comunicarse con señas" con un acusado. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Ana Hernández y su nuera Cindy Cruz fueron expulsadas de un debate por "comunicarse con señas" con un acusado. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

El Tribunal de Mayor Riesgo D, integrado por Sara Yoc, Wendy Coloma y Estuardo Morataya, ordenó la expulsión de la sala de audiencias y de la Torre de Tribunales de dos mujeres. La justificación es que “se comunicaban” a través de señas con uno de los reos que enfrenta debate, junto con otros ocho supuestos integrantes de la Mara Salvatrucha (MS), sindicados de participar en el secuestro, violación y asesinato de una adolescente en Villa Nueva en 2016.

“Este Tribunal le ordena a los señores de seguridad del Organismo Judicial que retiren a las dos mujeres que se comunican con señales con uno de los sindicados. Eso no es permitido”, mencionó la jueza Yoc. Además, le pidió al fiscal que sigue el proceso que verifique la situación y, de ser necesario, iniciar una investigación.

Las señaladas son Ana Lucrecia Hernández García y Cindy Pahola Cruz Florián. Una guardia las acompañó hasta la salida de la Torre de Tribunales. Al salir, la señora Hernández García explicó que solo había alzado la mano para saludar a su hijo Waldemar Manuel Orellana Hernández,, uno de los que está en el debate.

“Solo levanté la mano para saludarlo. Además, vine cuando empezó el juicio. Acá me acompaña mi nuera. Hemos seguido este caso”, dijo Hernández, cuando le mostraba su Documento Personal de Indentificación (DPI) a los guardias. Ambas viven en el asentamiento Mártires del Pueblo, en Villa Nueva, indicaron.

El momento, sospechoso por los jueces, en que Hernández saludó a su hijo Orellana Hernández, sucedió cuando declaraba el padre de la víctima.

El caso

El debate comenzó el 3 de enero pasado. El representante del MP explicó que los presuntos mareros participaron en el secuestro de la estudiante del ciclo básico Guadalupe Lorena Cifuentes Sian, el 11 de agosto de 2016.

La joven, de 16 años, salió de su casa a una abarrotería. Ya no regresó. Ese día fue ultrajada, y estrangulada. Los mareros la desmembraron y quemaron sus restos en el lote 5, manzana K, del asentamiento Mártires del Pueblo, en la zona 4 de Villa Nueva, de acuerdo a la información que presentó la Fiscalía.

Cuando se escucharon los alegatos iniciales, el fiscal mostró las fotografías del lugar donde se registró el crimen.

Acusados

Los sindicados son Alan Eduardo Figueroa Hernández; Cristian Alexandro Díaz Gutiérrez; Erick Ottoniel Enríquez Latín; Luis Daniel Ocoix; Marlon Alfredo López Ávila; Waldemar Manuel Orellana Hernández; Yendi Corina López Juárez; Hembly Luisyana Fernández Pérez y David Alexander Reyes Vásquez.

Están señalados del femicidio de la adolescente Cifuentes Sian y el crimen de Ramón Antonio López Ávila, quien integraba esa pandilla.

La acusación es por asociación ilícita, asesinato y conspiración para asesinato.

Contenido relacionado

>Alemania insta al país a reconsiderar decisión contra Cicig

>Juzgan a nueve supuestos pandilleros por horrible crimen de adolescente

>Anuncian protestas contra el presidente por caso Cicig

3

Abel Ramírez Hace 11 meses

Todos debemos …..

Abel Ramírez Hace 11 meses

Estamos muy mal

Abel Ramírez Hace 11 meses

aaaaaaaaa