Tío de Chelsiry Hernández se presentó a las autoridades tras la muerte de la menor

Chelsiry Hernández, de 12 años, murió calcinada un día después de que se activara la alerta Alba Kenneth por su desaparición.

Vecinos de Ciudad Quetzal realizan homenaje en honor de la vida de la niña Chelsiry Hernández, quien fue encontrada muerta el 5 de febrero en Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Sororidad Guatemala / Facebook)
Vecinos de Ciudad Quetzal realizan homenaje en honor de la vida de la niña Chelsiry Hernández, quien fue encontrada muerta el 5 de febrero en Villa Canales. (Foto Prensa Libre: Sororidad Guatemala / Facebook)

Édgar Leonel Marroquín Barrera se presentó al juzgado de turno en la Torre de Tribunales el domingo 16 de febrero a las 21:45 horas, según quedó registrado en el libro de ingresos.

Marroquín, quien es señalado de ser el responsable de la muerte de la niña Chelsiry Hernández de 12 años, no fue capturado por las autoridades ya que al momento no existe una orden de aprehensión en su contra.

Sin embargo, la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) lo mantiene en custodia policial ya que amenaza con quitarse la vida.

El Ministerio Público (MP) confirmó que Marroquín se puso a disposición de las autoridades y que la fiscalía hace las coordinaciones correspondientes. Agregó que, por el momento, no puede dar detalles sobre la investigación por la reserva que la ley establece en casos donde las víctimas de delitos son menores de edad.

Chelsiry Paola Hernández Escalante desapareció el pasado 4 de febrero cuando se dirigía a estudiar al Instituto de Educación Básica por Cooperativa (Inbaco) de Ciudad Quetzal, San Juan Sacatepéquez.

Sus padres activaron la alerta Alba Kenneth; sin embargo, un día después su cuerpo fue encontrado calcinado en un camino de terracería en la aldea Chichimecas de Villa Canales, a 50 kilómetros del lugar de su desaparición.

Las condiciones del cuerpo solo permitieron que la menor fuera identificada por el método de odontología forense.

Su desaparición y posterior muerte provocó la indignación de la comunidad de Ciudad Quetzal, quien señala a Marroquín Barrera (tío de la víctima) como responsable de su muerte.

El mismo día en que Marroquín se presentó ante la justicia, en Ciudad Quetzal se rendía un homenaje en honor de Chelsiry.

Vecinos y mujeres organizadas se autoconvocaron en las afueras del Inbaco para exigir justicia por la muerte de la menor.

0