Asociación Amigos de la Unesco alerta que archivo de la Policía Nacional está en “grave peligro”

El Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN) está en “grave peligro” alertó este sábado la Asociación en Guatemala de Amigos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El acervo del Archivo Histórico de la Policía Nacional asciende a aproximadamente 60 millones de folios de documentos. (Foto: Hemeroteca PL)
El acervo del Archivo Histórico de la Policía Nacional asciende a aproximadamente 60 millones de folios de documentos. (Foto: Hemeroteca PL)

En un pronunciamiento, la asociación dijo que dentro de los puntos específicos que llevan adelante quienes impulsan la estrategia de cooptación del Estado “están realizando acciones concretas que podrían significar la destrucción del AHPN”.

El AHPN contiene registros de la historia del país de 116 años y es un referente fundamental para ofrecer información sobre procesos de esclarecimiento de la verdad y la búsqueda de justicia.

Agregó que el AHPN es un fondo documental del Archivo General de Centroamérica del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) y se encuentra alojado en un edificio de la zona 6 capitalina propiedad del Ministerio de Gobernación (Interior) en donde la documentación fue escondida por el Estado pero descubierta accidentalmente por la Procuraduría de Derechos Humanos en 2005.

Cuatro años después se firmó un convenio con el MCD y la cartera del Interior para el uso del edificio por 10 años que vencen en junio próximo.

Sin embargo, el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart no ha firmado el convenio para la permanencia de los 70 millones de documentos para que permanezcan en el lugar, dijo.

Lea también | Así se encuentra el Caso Odebrecht en Guatemala

“Cualquier decisión que implique el traslado de los documentos supone un grave riesgo. La no renovación del convenio potencia este riesgo porque ante la ausencia real de una sede alternativa la documentación histórica y pública puede sufrir daños”, advirtió la referida asociación.

Explicó que la totalidad de la financiación delAHPN ha sido asumida por la comunidad internacional y han sido administrados por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Guatemala.

Los donantes, indicó, han expresado su disposición de seguir apoyando al Archivo para lo cual se requiere la firma del convenio.

La Asociación en Guatemala de Amigos de la Unesco tiene entre sus funciones velar por la preservación del patrimonio documental y la memoria histórica de Guatemala.

“El AHPN constituye un fondo documental único de invaluable riqueza reconocido mundialmente como uno de los archivos más importantes de su tipo que debe ser protegido para las nuevas generaciones”, señaló

La organización expresó su preocupación por el destino de tan importante acervo y pidió a las instituciones involucradas tomar las acciones necesarias que garanticen la seguridad de los documentos.

Hallan archivo

El 5 de julio de 2005 la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) descubrió los archivos de la extinta Policía Nacional durante una supervisión de remoción de explosivos bélicos en la zona 6.

Lea también: Ligan a proceso a implicados en el caso de financiamiento electoral en la UNE 

Este Archivo Histórico ha ayudado para que los documentos que guarda sean usados como pruebas concluyentes para resolver casos relacionados con violaciones de los derechos humanos durante la guerra interna.

Un ejemplo de ello fue la condena a 40 años de Héctor Roderico Ramírez Ríos y Abraham Lancerio Gómez, quienes eran miembros del Cuarto Cuerpo de la Policía Nacional (PN) en 1984, al ser hallados culpables de la desaparición forzada de Fernando García, ocurrida el 18 de febrero de 1984. Mientras que Hugo Rolando Gómez Osorio y Alfonso Guillermo De León están prófugos.

El sindicalista, quien también era conocido como Chicará, fue detenido a eso de las 11 horas en 3a. avenida y 7a. calle, zona 11, cerca del mercado El Guarda, junto con Danilo Chinchilla.

Cuando ambos se vieron copados, dispararon contra miembros de la PN, que respondieron e hirieron a Chinchilla, quien fue llevado al Hospital Roosevelt.

En los archivos de la PN se encontró un oficio en el que las autoridades de esa institución habían propuesto a todos los mencionados para ser condecorados, por la captura de los supuestos subversivos.

Según la propuesta de condecoración, fechada el 24 de julio de 1984 por el jefe del Cuarto Cuerpo de la PN, los cuatro agentes habían detenido a dos personas consideradas subversivas a inmediaciones del mercado El Guarda, mediante un operativo de limpieza.

Dentro de la información que se descubrió se encuentran fichas de control criminal, pero también de seguimiento político y social, tal como lo demuestran los casos de Manuel Colom Argueta y Oliverio Castañeda, ambos perseguidos por el Cuerpo de Detectives, el departamento encargado de llevar a cabo el trabajo de inteligencia.

En relación con Castañeda, un informe confidencial del 4 de agosto de 1978 lo tilda de “agitador” por haber participado en una manifestación de repudio por la muerte de un sindicalista.

Le puede interesar: Audio: Así fue la conversación entre Gustavo Alejos y Sandra Torres para recaudar fondos para la campaña de 2015

Casi tres meses después (20 de octubre), el sancarlista fue asesinado. Respecto de ese hecho, la PN mantuvo una comunicación sin remitente fechada el 7 de noviembre de 1978 en la que se menciona que el supuesto autor material fue el Chino Lima, apelativo con el que se conocía al coronel de policía Juan Antonio Lima López, quien aparecía en una nómina de la Sección de Investigaciones Especiales Comando Seis, donde era el segundo al mando después de Pedro García Arredondo, consigna el libro Del Silencio a la Memoria; revelaciones del AHPN.

En un Kardex del Departamento Judicial de la extinta Policía Nacional, fechado el 15 de octubre de 1957, en el cual se comunicaba sobre la vigilancia secreta que se hacía sobre el reconocido abogado Manuel Colom Argueta,quien, en 1955, formó parte de un grupo de ciudadanos que se opuso al plebiscito destinado a reafirmar en la presidencia a Carlos Castillo Armas.

Colom Argueta, tiempo después, fue dirigente del partido Frente Unido de la Revolución (FUR) y alcalde de la capital entre 1970 y 1974 por la Unidad Revolucionaria Democrática (URD).

Por eso, este líder opositor fue víctima de acoso político por 22 años, desde 1957 hasta su asesinato, en 1979. Su persecución es comprobable al consultar documentos que están al resguardo del Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN).

Contenido relacionado

>Mario Leal Castillo, exvicepresidenciable de Sandra Torres, es detenido en Estados Unidos

>CSJ vuelve a proteger a Felipe Alejos del caso Traficantes de influencias

>Excandidato de la UNE, Mario Leal Castillo, integraba red Traficantes de Influencias

Nota: Esta nota fue editada el 27 de mayo de 2019 a las 15.30 horas con la aclaración que hizo la agencia EFE sobre la entidad que emitió el pronunciamiento.