William W. Popp: “Combatir la violencia contra las mujeres y niñas fortalece la seguridad y prosperidad de Guatemala

Embajador asegura que Estados Unidos seguirá apoyando esfuerzos por promover los derechos de las mujeres.

Publicado el
William W. Popp, embajador de Estados Unidos en Guatemala, durante el acto de inauguración de modelo Ixkem Maimi. (Foto: Byron García)
William W. Popp, embajador de Estados Unidos en Guatemala, durante el acto de inauguración de modelo Ixkem Maimi. (Foto: Byron García)

William W. Popp, embajador de Estados Unidos, garantizó este 8 de marzo el apoyo de Estados Unidos a las instituciones guatemaltecas que combaten la violencia contra la mujer y que promueven el goce pleno de sus derechos.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, W. Popp asistió a la inauguración del Modelo de Atención Integral para las Mujeres Víctimas de Violencia Ixkem (Maimi). En un discurso, expresó que su gobierno mantiene un firme compromiso por brindar asistencia técnica y capacitación al sistema de justicia y demás instituciones para el combate de la violencia contra la mujer y la niña porque eso “fortalece la seguridad y prosperidad” de Guatemala.

Lea más | Jueza Erika Aifán recibe el premio “Mujer Coraje” de la primera dama de Estados Unidos

Seguimos sumando esfuerzos con las instituciones para garantizar el respeto a la integridad de mujeres y niñas para que vivan una vida libre de violencia. reafirmamos nuestro compromiso con las instituciones por promover el derecho de las mujeres y niñas y luchar “para que algún día ninguna sea víctima de injusticias”.

Popp confió que, si bien coordinar esfuerzos entre instituciones no es fácil, Maimi aumentará el acceso a la justicia, reducirá la discriminación hacia la mujer, agilizará procesos y la atención de la víctima para romper el círculo de la violencia.

No deje de leer | Hogar Seguro: A cuatro años de la tragedia el país sigue lejos de la protección integral

La violencia contra la mujer es uno de los delitos más denunciados en Guatemala, apuntó el diplomático, que consideró que ese flagelo, además de ser una violación a los derechos humanos, obstaculiza la salud pública y es una barrera para la participación cívica política, económica y cultural del país.

El Maimi es un modelo que procurará que las mujeres víctimas de violencia puedan acceder a servicios legales, sociales, de salud, educación y empoderamiento económico para romper el ciclo de la violencia, mejorar el acceso a la justicia y servicios para que puedan recuperar su proyecto de vida.