Crece zozobra entre guatemaltecos en EE. UU. ante posible endurecimiento de operativos de ICE

Detención de indocumentados en ciudades santuario son el nuevo blanco del Gobierno de EE. UU. para lo cual ha movilizado equipos élite, según reveló el medio estadounidense The New York Times la semana pasada.

Agentes de ICE, durante un operativo para la detención de indocumentados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Agentes de ICE, durante un operativo para la detención de indocumentados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La comunidad de migrantes guatemaltecos en EE. UU. ya sufre los efectos de la nueva medida del presidente Donald Trump, de enviar equipos élite para la detección, detención y posterior deportación de indocumentados que radiquen en las llamadas ciudades santuario.

Aunque la información se supo apenas el viernes pasado por una publicación del medio The New York Times, la zozobra ya comienza a apoderarse de muchos que prefieren quedarse en casa, mientras que organizaciones han intensificado las campañas informativas para dar a conocer a los migrantes sin autorización de estar en EE. UU. sus derechos mínimos.

De acuerdo con el medio de comunicación estadounidense, que cita fuentes y correos electrónicos oficiales a los que tuvo acceso, desde febrero hasta mayo próximo, el Gobierno enviará a agentes de élite que habitualmente trabajan en la frontera mexicana a grandes ciudades como Nueva York y Chicago, dentro de una gran operación secreta para arrestar a migrantes indocumentados.

También se espera que estos agentes sean enviados a San Francisco, Los Ángeles, Atlanta, Houston, Boston, Nueva Orleans, Detroit y Newark (Nueva Jersey), la mayoría consideradas ciudades santuario, debido a que las autoridades locales se niegan a cooperar con las autoridades federales para encontrar y deportar a indocumentados.

Líderes guatemaltecos en EE. UU. coinciden en que las políticas cada vez se endurecen más, sobre todo porque al mandatario estadounidense le interesa hacer propaganda de cara a las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

En agosto del 2019 se llevaron a cabo redadas masivas en procesadoras de pollo de Misisipi. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

Ante ese panorama se han dado a la tarea de informar a los indocumentados sobre sus derechos, a sabiendas de que grupos de derechos humanos han dado a conocer que en numerosas ocasiones agentes del servicio de Inmigración y control de Aduanas (ICE, en inglés) operan encubiertos y de que existen denuncias de que vulneran los derechos mínimos.

¿Cómo actuar?

 

La Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu, en inglés) hace una serie de recomendaciones ante la posibilidad de que un indocumentado se enfrente a agentes de ICE, dependiendo de las circunstancias.

En la casa, si ICE llega

  1. Por ningún motivo abra la puerta
  2. Mantenga la calma
  3. Pida a los agentes una orden de juez, sin esta NO tienen permitido ingresar
  4. Es probable que los oficiales de ICE no cuenten con dicha orden, aunque podrían decirle que sí la tienen
  5. Pida que pasen la orden de juez (o los documentos que tengan) debajo de la puerta
  6. Tómele fotos, si es posible
  7. Dígales que no les permite ni da permiso de entrar a su casa y que no quiere hablar sin un abogado, es posible que entren por la fuerza y haberles dicho esto puede ayudarle en un proceso migratorio en las cortes.

Si ICE entra por la fuerza

  1. Pídales que se vayan
  2. Pídales ver una orden firmada por juez
  3. Si los agentes buscan en su casa documentos y evidencia dígales que no está de acuerdo y pídales que se vayan. Estas palabras pueden ser “legalmente poderosas” en procesos judiciales de inmigración.
  4. Tiene derecho a solicitarles identificaciones e información de sus contactos. Si dicen que poseen documentos, pídales que se los muestren y si es posible tómeles fotografía.
  5. NO responda preguntas
  6. NO comparta el paradero de sus seres queridos ni muestre documentos.
  7. NO interrumpa un arresto porque puede ser peligroso para quien lo intenta o para sus seres queridos.
  8. Documente con fotografías cómo queda su casa después del operativo, puesto que pueden ser utilizadas en un eventual juicio.

Si va en la calle y lo detienen

  1. Pídales a los agentes que se identifiquen
  2. Pregúnteles si es libre de irse, si le dicen que sí, váyase y no conteste preguntas.
  3. Si dicen no, no se resista ni huya. No diga nada excepto que quiere hacer uso de su derecho a guardar silencio y que no quiere hablar sin un abogado presente.
  4. Si registran su bolsa no se oponga y dígales que no está de acuerdo con esa revisión.
  5. Los testigos tienen derecho a grabar el hecho, siempre y cuando no interrumpan el procedimiento de arresto ni muestren abiertamente que están filmando.

Si es arrestado

  1. NO firme nada
  2. Guarde cualquier información que ICE le de, puesto que pueden ser importantes para su familia
  3. ICE lo conducirá probablemente a una sede donde le harán más preguntas, NO diga nada sin un abogado presente.
  4. Pida hablar con un abogado, si no tiene cómo pagarle tiene derecho a uno de oficio

En todos los casos, Aclu recomienda a los migrantes que se aseguren de que sus seres queridos están preparados para eventuales encuentros con ICE y contar con un plan si alguien es arrestado, incluyendo números de teléfono a quien se puede llamar.

La organización subraya de que los operativos de ICE suceden todos los días y “ahora más que nunca”; además, los describe como “aterradores” y que por lo regular son ejecutados por agentes no uniformados.

ICE ha incrementado los operativos para la detención de indocumentados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Qué dicen los guatemaltecos

 

El aumento de estos operativos lo confirman los guatemaltecos en aquel país, quienes reconocen que ha crecido el nerviosismo y la tensión, sobre todo en aquellos migrantes que no conocen sus derechos mínimos.

“Los migrantes informados están incrementando sus medidas de protección familiar, pero  hay una gran cantidad que no lee ni ven televisión, lo cual es una ventaja grande para ICE”, apuntó Guillermo Castillo de la organización Cooperación Migrante y que radica en Kentucky.

Añadió que las campañas de información son frecuentes “pero insuficientes” porque se ha comprobado que a la hora de una detención los migrantes “no sabe qué hacer”.

“Muchos migrantes viven con el temor diario de salir y no regresar, por lo que existe un bloqueo mental a informarse —aunque— muchas veces por salud mental. El desconocimiento de la ley lo aprovecha al máximo ICE”, añadió Castillo.

Por su parte Hugo Mérida, presidente de la Coalición Nacional de Inmigrantes Guatemaltecos en EE. UU. reconoció que, si bien es cierto, esta nueva medida “propagandística, para limitar psicológicamente a ciertas personas” no deja de causar alarma en la comunidad migrante, sobre todo entre aquellos que tienen poco tiempo de vivir en ese país quienes optan por no salir a la calle, no hacer nada por un tiempo e incluso regresarse a sus países de origen.

Personas participan este martes en una protesta a favor de los migrantes en Los Ángeles. Según activistas solo en esa ciuidad hay más de dos millones de personas con estatus migratorio irregular. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

No obstante, el líder migrante enfatizó en que estos operativos van dirigidos en contra de un “microcosmos” de los indocumentados, puesto que solo en Los Ángeles, California, donde él reside, se calcula que hay más de dos millones de extranjeros en situación irregular.

A pesar de ello, su organización como otras en ese estado, hace esfuerzos por divulgar los derechos mínimos que tiene un migrante sin autorización para estar en EE. UU. en caso sea detenido.

Es político

 

En EE. UU. grupos humanitarios se pronunciaron por el anuncio de la nueva medida la cual, asegura, tiene fines políticos.

“No es ninguna sorpresa que esté sucediendo en este momento”, dijo la presidenta de la organización Acción para el Cambio de la Comunidad, Lorella Praeli.

“(Trump) Está viendo que va a perder el poder en noviembre”, agregó, en referencia a la fecha de los comicios. “Está tratando de movilizar a sus seguidores”.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, es señalado de utilizar el tema de la migración con fines políticos ya que en noviembre próximo buscará su reelección. (Foto Prensa Libre: AFP)

 

Por su parte, el director ejecutivo de Voz de América, Frank Sharry, tildó las acciones de la administración estadounidense de “explosivas y manipuladoras”, y opinó que se trata de “una estrategia para distraer de los terribles resultados” de su gobierno.

“(Trump) No habla de salud, no habla de educación, ni de la crisis climática, ni de la violencia con armas” dijo Sharry, quien señaló que la actual administración ha llevado a cabo esfuerzos coordinados desde el primer día para atacar a los inmigrantes” en EE. UU.

“Si Trump, Dios no lo quiera, es reelegido, vamos a ver una expansión y una aceleración de las tácticas de la Policía federal”, vaticinó.

Esta decisión del gobierno de Trump va a suponer “una razón más por la que los gobiernos locales no querrán colaborar con ICE”, dijo por su parte la representante de Aclu, Naureen Shah.

 

 

 

 

0