“Estaban en una isla rodeados por fuertes corrientes”: más de 60 migrantes se salvan de morir en el Río Grande

Agentes de la Patrulla Fronteriza de Texas (EE. UU.) rescataron a 63 migrantes, entre ellos varios guatemaltecos, en tres incidentes separados y que se hallaban atrapados en Río Grande, según indicó este viernes la dependencia federal en un comunicado.

Autoridades advierten sobre el peligro de cruzar el Río Grande o Bravo. (Foto: AFP)
Autoridades advierten sobre el peligro de cruzar el Río Grande o Bravo. (Foto: AFP)

La Patrulla Fronteriza del Sector Del Río informó que el primer rescate se efectuó el 12 de abril cuando agentes de la estación de Brackettville encontraron a 14 personas varadas en una isla en medio del Río Grande y las transportaron a través de botes al lado estadounidense.

Dos días después, un helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) descubrió a 21 personas varadas en la misma isla que trataban de cruzar el río, pero las fuertes corrientes se lo impidieron.

El tercer rescate ocurrió el 18 de abril, día en que agentes de esta agencia federal encontraron a un grupo de 28 personas en este mismo lugar, sin poder continuar a Estados Unidos.

Todos los migrantes rescatados eran de países centroamericanos, y entre ellos viajaban menores no acompañados y unidades familiares.

En otro incidente ocurrido el jueves, agentes de la Patrulla Fronteriza de este sector rescataron a una decena de inmigrantes que pretendían cruzar en una embarcación la frontera a través de Río Grande, pero la balsa se empezó a llenar de agua.

Al interior del grupo rescatado descubrieron a una menor de 3 años de edad, a la que, tras coordinar con las autoridades migratorias de México, lograron devolverla con su madre que se hallaba en ese país.

Lea también: México restringe el paso de migrantes, aunque cifras de deportaciones no muestran mayor variación

La dependencia del Sector Del Río alerta de los peligros de cruzar la frontera e internarse en las corrientes fluviales, en especial ahora que la descarga de agua de la presa Amistad ha generado un aumento en el flujo hacia Río Grande a un nivel cercano a inundación y se espera que permanezca así durante los próximos 25 días.

“Cruzar Río Grande es extremadamente peligroso, aun en las mejores condiciones”, dijo en un comunicado de prensa Raúl Ortiz, agente del Sector Del Río y quien resaltó que el actual caudal del río convierte cualquier intento de cruzarlo en una acción más peligrosa de lo habitual.

Precisamente, el jueves la Patrulla Fronteriza de la estación de Eagle Pass reportó el descubrimiento del cuerpo sin vida de un presunto inmigrante que falleció ahogado en este río.

A pesar de las advertencias y peligros, el flujo incesante de indocumentados que pretenden cruzar la frontera no cesa en Texas.

La Patrulla Fronteriza del Valle de Río Grande dio cuenta este viernes del hallazgo en diferentes operativos de unos 600 indocumentados, principalmente provenientes de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que cruzaron la frontera de manera ilegal.

Contenido relacionado

> ¿Van o no pandilleros en la reciente caravana de migrantes que partió de Honduras?

> El poema sumamente racista que causa indignación en Austria por comparar a los emigrantes con ratas

> Patriotas Constitucionales Unidos: la milicia civil armada que ha detenido a cientos de inmigrantes en la frontera entre EE. UU. y México

0