Gobierno de Guatemala hará verificación sobre informe que señala detención de migrantes hondureños

El Gobierno de Guatemala hará una verificación y análisis de los hechos para tener mayor claridad.

El 1 de octubre 2020 una caravana de migrantes hondureños ingresó a Guatemala con la intención de llegar a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El 1 de octubre 2020 una caravana de migrantes hondureños ingresó a Guatemala con la intención de llegar a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Recientemente senadores demócratas señalaron que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos fueron parte de un operativo en enero último en Guatemala, donde detuvieron a migrantes hondureños.

Ante esto, Francis Masek, secretaria de Comunicación de la Presidencia, informó que respecto al reporte presentado por un senador integrante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de EE. UU., es importante hacer énfasis en que dicho informe se centra en lo relativo a acuerdos entre instituciones estadounidenses.

Y aunque se menciona que los supuestos hechos se desarrollaron en territorio guatemalteco, el informe hace referencia a normativas internas y asuntos propios entre las instituciones y agencias del Gobierno de los EE. UU., asunto “sobre el que no nos corresponde emitir opinión”.

Afirma que el Gobierno de Guatemala iniciará un proceso de verificación y análisis de los hechos con las instituciones nacionales correspondientes, con el objetivo de tener mayor claridad de algunos detalles mencionados en dicho reporte que supuestamente ocurrieron un día después de la toma de posesión del nuevo gobierno.

Las instituciones a cargo de la verificación serán el Ministerio de Relaciones Exteriores, Gobernación, el Instituto Guatemalteco de Migración, y la Procuraduría General de la Nación.

La incursión, calificada como ilegal por los senadores, tuvo lugar el 15 de enero 2020 en el paso fronterizo entre Guatemala y Honduras conocido como El Corinto, durante la llegada de la primera caravana de migrantes.

En esa ocasión, una cantidad no establecida de hondureños fue detenida y regresada a su país.

Según un informe, personal del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) contrató en secreto, con fondos de EE. UU., autobuses y pilotos para transportar a los hondureños de regreso a su país.